Nitrosaminas y Mercadona

25/08/2012 1 comentario
Menear

Han instalado un punto de venta de Mercadona cerca de casa, en el barrio de la Sagrera de Barcelona, y los supers e hipers del entorno ya lo han notado. Pero la noticia de las últimas semanas ha sido el hecho que Mercadona ha retirado de la venta 11 productos cosméticos y los ha substituido por productos de la misma denominación pero de una composición diferente. La palabra clave: las nitrosaminas.

Las nitrosaminas son sustancias químicas muy conocidas, de composición química genérica R1-N(R2)-N=O, donde R1 y R2 son cadenas de hidrocarburo más o menos largas. Se encuentran de forma habitual en menor o mayor cantidad en muchos alimentos, como la cerveza, el pescado, o en derivados de carne o el queso que han usado nitritos como conservante. También se encuentran en el humo de tabaco, y en los productos de látex o caucho, como los globos o los preservativos. 

Algunos estudios han informado de que la mayor parte de las sustancias de la familia de las nitrosaminas pueden ser carcinógenos, en condiciones de laboratorio (ratas). No hay, que yo sepa, evidencias de que generen cáncer en humanos, pero hay estudios que evidencian una asociación positiva -todavía no una causalidad- con determinados cánceres, como el cáncer de esófago.

Las nitrosaminas se forman cuando reacciona un nitrito (NO2-) con alguna amina secundaria NH2-CH(NH2)-R en medio ácido, como en el estómago. Por ello la normativa europea limita el uso de los nitritos como aditivos  alimentarios: son el E249 nitrito de potasio, y el E250 nitrito de sodio. Por otro lado, son aditivos conservantes muy útiles como sales de curado de los embutidos y salazones, como las longanizas y los jamones, porque previenen la formación de la toxina botulínica, y mejoran el sabor y el color de los productos cárnicos.

Pues bien, resulta que unos cosméticos que Mercadona vendía, de las marcas Deliplus y Solcare, y fabricados por la empresa RNB, contenían simultáneamente, entre otros muchos ingredientes, trietanolamina y bronopol . La trietanolamina es una sustancia muy conocida usada como agente alcalinizante para aumentar el pH, y el bronopol es un conservante  también muy conocido y usado, que químicamente es el 2-bromo-2-nitropropano-1,3-diol. Es un agente antimicrobiano conocido desde hace cincuenta años, muy eficaz, y de gran uso en todo tipo de productos, y también en cosméticos.

Desde siempre se conoce que el bronopol en condiciones muy alcalinas y a alta temperatura puede formar nitrosaminas. En las condiciones en que se encontraban en los cosméticos de Mercadona, no se han formado nitrosaminas, como la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha aceptado. A pesar de ello, ha instado a Mercadona a que deje de vender estos productos y que los sustituya por otros que no tengan a la vez los dos compuestos. Mercadona así lo ha hecho.

La empresa proveedora RNB ha emitido un escueto comunicado donde destaca que la AEMPS reconoce que los productos fabricados eran seguros y que no representaban ningún riesgo para el usuario. En la web de la AEMPS no hay ninguna nota ni comunicado sobre esta cuestión, pero una asociación de consumidores ha publicado una certificación de AEMPS. No fue hasta el 16 de agosto que la empresa Mercadona ha emitido un breve comunicado en su web.

La lista de productos substituidos es la siguiente: 

Solcare loción after sun hidratante
Solcare loción after sun luminosidad
Solcare gel after sun áloe vera
Deliplus nutritiva corporal con aceite de oliva
Deliplus crema de manos nutritiva
Deliplus hidratante corporal con áloe, efecto luminosidad, reafirmante
Deliplus nutritiva corporal con almendras
Deliplus hidratante corporal pieles atópicas


En la primera foto se puede ver la etiqueta de uno de los nuevos productos, el Deliplus hidratante corporal pieles atópicas. La etiqueta es totalmente correcta, con los datos requeridos: fabricante, envasado, forma de aplicación, composición (en inglés, como dice la normativa), principios activos... De la composición se puede ver que han suprimido la trietanolamina, substituida por otro álcali, el hidróxido de sodio, y mantienen el conservante bronopol, con la denominación química completa.  Las otras dos fotos corresponden a cosméticos no retirados, de los que en uno hay bronopol -con la denominación química extendida- y en el otro hay trietanolamina.


 
                                                   

                                  

La empresa Mercadona tiene –o tenía- muy buena imagen entre los usuarios, y especialmente por los productos cosméticos y de detergencia. Me consta la seriedad de las empresas fabricantes proveedoras de Mercadona, y tengo toda la confianza en lo que se ha comunicado desde RNB y AEMPS.

Nos encontramos en uno de aquellos casos en que todo el mundo reconoce que no hay ningún riesgo y que no habría que haber hecho nada, pero en aplicación del principio de precaución se toman medidas innecesarias. Una contradicción de nuestro sistema de seguridad a ultranza. 

Y, para acabar, algunas preguntas:  ¿Cómo es que, en la fecha de aparición de la noticia, ya se habían sustituido los productos por otros, dado que no se fabrican de un día por el otro? ¿Cómo es que la carta de AEMPS tiene fecha de 7 de agosto pero los productos ya se habían substituido? ¿Por qué ha aparecido la noticia ahora? ¿De dónde ha salido la noticia? ¿Hay alguna guerra comercial que no sabemos?