¿Qué es la complejidad?

03/10/2013 7 comentarios
Menear

¿Qué tienen en común la biósfera, las ciudades, las células, los ecosistemas, Internet, la economía, el lenguaje, el cerebro y las sociedades?


Una parvada de aves: miles de individuos se coordinan sin necesidad de un líder que les diga qué hacer, formando patrones espectaculares. Hasta hace poco, no se había estudiado el comportamiento de parvadas, cardúmenes, manadas o multitudes científicamente. No se tenían las herramientas. Desde la popularización de las computadoras (ordenadores) en los 1980's, podemos estudiar miles de variables, lo cual es imposible con papel y lápiz. De maner similar al microscopio y al telescopio, la computadora ha sido una herramienta que nos permite explorar un nuevo mundo: el de la complejidad.

Usualmente, la palabra "complejo" se usa como sinónimo de "complicado". Es cierto que sin una ayuda computacional, es difícil comprender los sistemas complejos. Sin embargo, en décadas recientes se han distinguido estos dos conceptos, ya que empezamos a entender reglas sencillas que pueden generar complejidad. Podemos decir que algo complejo es difícil de separar. Tiene su raíz en el latín plexus, que quiere decir entretejido. Por ejemplo, no es posible estudiar una parvada de aves enfocándose en una sola ave, ya que su comportamiento depende de las interacciones con sus vecinos. No podemos separarla para comprenderla, ya que las interacciones determinan su velocidad y dirección. Necesitamos estudiar a los individuos y sus relaciones para poder describir a la parvada.

¿Qué otros sistemas complejos podemos identificar? Una sociedad, por ejemplo, tiene propiedades (costumbres, lenguaje, moda, valores) que son un producto de la interacción no sólo entre individuos, sino también de la interacción entre individuos y sociedad (a distintas escalas). Una célula está formada por moléculas. Decimos que la célula está viva, pero las moléculas no. ¿De dónde salió la vida? No podremos comprenderlo si estudiamos a las moléculas o a las células de manera aislada. Propiedades fundamentales de la vida se encuentran en las interacciones entre moléculas. De manera similar, un cerebro puede exhibir propiedades mentales sólo al considerar interacciones entre sus elementos (neuronas) y con su entorno.

Las propiedades que se encuentran en una descripción de un fenómeno pero no en otra se pueden llamar emergentes. La vida emerge de las interacciones de las moléculas, la mente emerge de las interacciones de las neuronas y las costumbres emergen de las interacciones de los individuos. No hay nada mágico en las propiedades emergentes si consideramos a las interacciones. Otro ejemplo: una barra de oro tiene propiedades emergentes, tales como color, conductividad y maleabilidad, las cuales no se encuentran ni se pueden deducir de las propiedades de un átomo de oro.

En este blog nos dedicaremos a explorar cómo el estudio científico de la complejidad nos abre nuevas ofrece nuevas perspectivas sobre nuestro mundo. Descubramos juntos.