¿Por qué divulgar en internet y usar redes sociales?

17/02/2014 0 comentarios
Menear

La importancia de generar contenidos de calidad en la red para combatir la información errónea.

Aunque ahora todo el mundo se apunta al carro de la divulgación, no siempre fue así. En nuestro departamento hemos tenido la suerte de contar con un gran divulgador en Geología, nuestro Sagan particular. Se trata de Francisco Anguita. Ahora está jubilado, pero en mi época de doctorando, pude colaborar con él en algunos proyectos. Gracias a este libro de itinerarios geológicos pensado para profanos (Los volcanes de Canarias) aprendí la diferencia entre bibliografía especializada (aquella que tiene que dar todo lujo de detalles sobre trabajos especializados) y bibliografía para profanos (la que le puede venir bien a alguien que no sepa mucho de un tema y quiera saber más).

Por suerte, ahora todo el mundo quiere divulgar. Pero con matices. Vale organizar salidas de campo, mesas redondas, debates, conferencias... pero lo del Facebook, Twitter e internet en general no, eso no merece la pena, eso es meterse en un mundillo lleno de morralla.

Sin embargo, es a lo que nuestros alumnos recurren con mayor facilidad. Podemos enfurruñarnos y negar la realidad, o adaptarnos a ella y generar nosotros contenidos de calidad para que nuestros alumnos no desaprendan con Google o la Wikipedia.

Mi preocupación comenzó precisamente por culpa de (¿gracias a?) la Wikipedia. Les pedí a los alumnos que situaran en un mapa un afloramiento mítico en la historia de la Geología: Siccar Point. Allí es donde Hutton se dio cuenta de que el tiempo geológico debió de ser muchísimo mayor de lo que mandaban los cánones de la época (mirad mi anterior entrada). El caso es que en algunos trabajos de mis alumnos venía un dato que me chocó, decían que una de las rocas que se podía ver en Siccar Point era devónica, más concretamente de hace 325 Ma.
Yo no es que me sepa la tabla cronoestratigráfica de memoria (la podéis encontrar aquí en español), pero me sonó raro, porque sí que sé que 325 Ma es Carbonífero. Así que intenté localizar el error y, buscando en Google "Siccar Point", llegué a la Wikipedia, donde dice claramente que la Old Red Sandstone (que así se llama la roca en cuestión) es devónica y tiene 325 Ma. Esto me sirvió para decirles a los alumnos que no se deben fiar de todo lo que vean en internet.

Pero también hay que tener cuidado con fuentes que pudieran parecer más rigurosas (incluida la Agencia Espacial Europea, que sigue en sus trece ignorando los principios más básicos de la Geología).

Os pongo un ejemplo que llegó a mi cuenta de Twitter la semana pasada. Una fantástica animación sobre el funcionamiento de la Tectónica de Placas que está albergada por la rama educativa de la organización TED. No sé si conocéis las Conferencias TED, pero os animo a escucharlas, algunas son realmente maravillosas e inspiradoras. Sin embargo, en este caso el vídeo que os pongo a continuación contiene un error al describir la estructura de la Tierra.

En conjunto, todo lo que se dice es básicamente correcto, pero se hacen un pequeño lío con las capas de la Tierra.

A partir del minuto 1, dice literalmente: "El movimiento ocurre en las dos capas superiores del manto, la litosfera y la astenosfera". Y un poco más adelante explica cómo la astenosfera, que es una parte del manto superior, envuelve al núcleo. Algo prodigioso eso de que un objeto macroscópico pueda estar en dos sitios a la vez (en la parte superior del manto y envolviendo al núcleo) dentro de un mismo Universo...En fin, un follón. Me pone eso alguien en un examen y solo puedo pensar que o bien no sabe escribir, o no tiene ni idea.

Os pongo esta figura que hice para el libro Geología de España de mi colega Ignacio Meléndez (y que reproduzco con permiso del editor, Rafael Rueda, muchas gracias) para que veais como es la distribución de capas realmente (la más aceptada, en cualquier caso). Abajo os remito también a algunos artículos de Investigación y Ciencia.
Estructura de la Tierra

Lo más fácil es dividir el interior de la Tierra en corteza (que efectivamente puede ser oceánica o continental, como dice el vídeo), manto (superior e inferior) y núcleo (externo e interno). Pero solemos agrupar la corteza y la parte más superior del manto en litosfera. Y además llamamos astenosfera al manto superior por debajo de la litosfera. No creo que sea tan difícil.

En cualquier caso, salvo esta pequeña puntualización, el vídeo está muy bien, es muy original y entretenido. Además, se puede usar en docencia, a ver quién caza el gazapo.