El asombroso mundo de lo invisible

15/04/2014

Comienza un nuevo proyecto divulgativo: El rincón de Pasteur. Aquí contaremos noticias, historias y descubrimientos sobre virus, bacterias, levaduras y otros microbios. Hablaremos de ciencia y microbiología, y de cómo este apasionante mundo invisible tiene una enorme influencia en nuestra vida cotidiana, en nuestra salud y en la salud del planeta.

En esta inauguración comenzamos con un vídeo TEDx: toda la microbiología ¡en menos de 13 minutos 51 segundos! Y te doy doce razones por las que los microbios son tan importantes.

1. Nos han precedido y nos sobrevivirán
La gran explosión (Big-Bang) sucedió hace unos 14.000 millones de años y nuestro planeta se formó hace 4500 millones. Las primeras formas de vida sobre la Tierra, los microbios, aparecieron hace unos 3800 millones de años y han sido sus únicos pobladores durante más de 3000 millones. Gracias a las cianobacterias apareció el oxígeno sobra la superficie terrestre, que tuvo una enorme influencia en el curso de la evolución y permitió el desarrollo de la vida sobre la Tierra. Sin oxígeno, sin microbios, nosotros no estaríamos aquí.

2. Nos ayudan a entender cómo podría ser la vida en otros planetas
Casi en cualquier sitio del planeta podemos encontrar algún microbio capaz de sobrevivir. Conocer cómo algunos microbios son capaces de multiplicarse en ambientes extremos nos puede dar una pista de cómo podría ser la vida en otros planetas. Picrophilus oshimae es un acidófilo extremo capaz de crecer a un pH menor de 1; Methanopyrus kandleri se ha aislado del entorno de chimeneas hidrotermales a más de 2000 metros de profundidad y su temperatura óptima de crecimiento es cercana a 100 ºC; Psychromonas ingrahamii se aisló del mar helado de Alaska y crece a -12 ºC, la temperatura de crecimiento más baja de un ser vivo; Halobacterium salinarum necesita concentraciones de sal saturantes por encima de 4,0 M, ocho veces más que el agua del mar; Deinococcus radiodurans es capaz de resistir dosis de radiación de hasta 15.000 Gy (tan solo 10 Gy pueden ser suficientes para matar a un ser humano).

3. Sin bacterias no sería posible la vida en la Tierra
Los ecosistemas están influenciados y controlados por las actividades microbianas. Quizás hayas oído alguna vez que algunas plantas son capaces de utilizar el nitrógeno atmosférico, pero en realidad las plantas no fijan el nitrógeno, lo hacen unas bacterias asociadas con ellas, como Rhizobium en las leguminosas. Son las bacterias las que metabolizan los elementos clave y realizan los ciclos geoquímicos de los nutrientes: los ciclos del carbono, del nitrógeno, del fósforo, etc.

4. Sin levadura la vida sería más dura
Sin las levadura Saccharomyces nada sería igual: no habría pan, ni cerveza, ni vino. Los microorganismos tienen funciones relevantes en la industria alimentaria y en muchos casos los alimentos dependen de transformaciones microbianas: quesos, yogures, embutidos,... dependen de los microbios.

5. Son la base de la biotecnología, producen energía y limpian nuestros desechos

La modificación genética de los microorganismos y sus aplicaciones biotecnológicas nos permiten producir sustancias que de otro modo seriamos incapaces. Algunos productos de la microbiología industrial son los antibióticos, vitaminas y aminoácidos, hormonas, productos terapéuticos y medicamentos, enzimas para procesos industriales, vacunas,... Pero además, podemos emplear microbios como vectores para modificar genéticamente otros seres vivos. El gas metano es resultado de la actividad microbiana. Los microorganismos fotosintéticos puede utilizar la energía luminosa para producir biomasa, y otros producen biocombustible (etanol) durante la fermentación microbiana. Algunos son capaces de degradar materiales tóxicos. La biorremediación microbiana consiste en emplear microorganismos para la eliminación y degradación de vertidos de petróleo, disolventes, pesticidas y otros productos tóxicos que algunos microbios los pueden degradar.

6. ¡Somos bacterias!
Casi un kilo de tu propio peso son bacterias. En tu cuerpo tienes 10 veces más bacterias que células propias, más de 10.000 especies bacterianas distintas. La bacteria más abundante de todas en nuestro cuerpo es Streptococcus. La mayor diversidad de bacterias la tienes en el intestino y en la boca. Existen cada vez más pruebas de la relación entre tus bacterias y tu estado de salud, entre la microbiota y varias enfermedades. Tu salud depende de tus bacterias.

7. Son la principal causa de muerte en muchos países
Siete de cada diez muertes en los países en vías de desarrollo son debidas a enfermedades infecciosas causadas por microbios. Dos de cada tres niños en el mundo mueren de enfermedades infecciosas. Los microbios que más matan son los que producen infecciones respiratorias (cerca de 3,5 millones) y diarreas (2,5 millones), seguido del VIH-SIDA (1,8 millones), tuberculosis (1,4 millones), malaria (1,2 millones) y sarampión (1 millón). El 70 % de las muertes por infecciones ocurre en países en vías de desarrollo. La buena noticia es que dos terceras partes de esas muertes serían fácilmente evitables.

8. Muchas enfermedades infecciosas se están volviendo intratables
La resistencia a los antimicrobianos se ha convertido en un grave problema en el tratamiento de enfermedades infecciosas. Existe el riesgo de que muchas enfermedades infecciosas se vuelvan intratables y de retroceder a la humanidad a la época anterior al descubrimiento de los antibióticos. Cada año se producen unos 440.000 casos nuevos de tuberculosis multirresistente; un porcentaje elevado de las infecciones contraídas en los hospitales son causadas por bacterias muy resistentes a los antibióticos, como Staphylococcus aureus; la resistencia a los antipalúdicos es generalizada en la mayoría de los países donde el paludismo es endémico; las infecciones por gonorrea intratables aumentan cada año,... Son las enfermedades re-emergentes.

9. Nuevos virus de la gripe
En 1918 una epidemia de gripe causó más muertes en 25 semanas que el sida en 25 años. Mató a más personas en un año que la peste en la Edad Media en todo un siglo. Se calcula que entre 20 y 50 millones de personas murieron por la pandemia de gripe entre 1918 y 1919, muchas más muertes que en toda la Primera Guerra Mundial. Esta epidemia de gripe se diseminó más rápido que cualquier otra plaga. En solo tres meses se extendió por todo el planeta. Este virus de la gripe fue 25 veces más mortal que otros virus de la gripe anteriores. En 1997, un nuevo virus de la gripe aviar el H5N1 causó una alerta mundial. Desde entonces ha habido cerca de 700 casos confirmados, de los cuales más de 350 han fallecido por causa de este virus. A principio de 2013 se ha notificado el aislamiento en humanos de otra nueva cepa de virus de la gripe, la H7N9. ¿Pueden estos nuevo virus de la gripe volver a causar una pandemia?

10. El virus VIH es la causa del sida
Desde que se descubrió en 1981, ha habido unos 60 millones de personas infectadas por el VIH, de las cuales 25 millones han muerto por su causa. Actualmente se calcula que hay unos 33 millones de personas que conviven con el virus y cerca de 2 millones de muertes al año por el VIH. Lo más dramático de esta enfermedad es que más del 90 % de los casos de sida ocurren en países en vías de desarrollo, principalmente la zona del África subsahariana y Asia oriental. Se calcula que solo en África puede haber 11 millones de niños huérfanos de padre y madre por el sida. ¿Seremos capaces de acabar algún día con el sida?

11. Los microbios también causan cáncer
Unos dos millones de los casos de cáncer diagnosticados en el 2008 son atribuidos a virus y bacterias. Se calcula que el 15 % de los cánceres está causado por un virus. La mayoría de estos casos de cáncer están relacionados con la bacteria Helicobacter pylori (cáncer de estómago), los virus de la hepatitis B y C (cáncer de hígado), el virus del papiloma humano (cáncer de cérvix de útero), o los oncovirus (leucemias).

12. Las buenas noticias: las vacunas funcionan
Gracias a la investigación científica, hoy en día los antibióticos y antivirales nos ayudan a controlar muchas enfermedades infecciosas. La polio, la difteria, la rubeola, el tétanos, la parotiditis, la varicela, la rabia: enfermedades cuya incidencia se ha reducido más de un 90 % gracias a la vacunación. Las vacunas salvan millones de vidas, es la mejor y a veces la única forma de luchar contra muchos microbios.

De todo esto y mucho más hablamos en El rincón de Pasteur. ¡Bienvenidos!