Exterminio biológico

13/07/2017 1 comentario
Menear

Cuando escuchamos la palabra "extinción" pensamos en dos cosas: todas aquellas creaturas que ya han desaparecido, como por ejemplo, los dinosaurios, o en todas aquellas que están en riesgo de extinguirse.
Han ocurrido ya 5 olas de extinción masiva. Lo que difícilmente podríamos imaginar es que actualmente estamos viviendo la sexta.

Este evento, la sexta extinción masiva de la Tierra, que está ocurriendo justo frente a nuestros ojos, es aún más severo de lo que temíamos. No sólo abarca a los animales que reconocemos frecuentemente como amenazados, sino a todos aquellos cullas poblaciones, de especies raras y comunes, ya han desaparecido por miles de millones.

Tomada de: Ceballos G. et al. 2017. PNAS

Antes de que una especie se extinga, deben de hacerlo muchas poblaciones locales y sus miles o millones de ejemplares...

Paul Ehrlich, Rodolfo Dirzo y yo, publicamos recientemente el artículo Biological annihilation via the ongoing sixth mass extinction signaled by vertebrate population losses and declines en él determinamos que las poblaciones de animales de todo el planeta están disminuyendo tán rápido que no hay otra forma de llamarlo más que exterminio biológico.

En este artículo, publicado en el último número de Proceedings of the National Academy of Sciences analizamos 27,600 especies de vertebrados: mamíferos, aves, reptiles y anfibios. También realizamos un análisis detallado de 177 especies de mamíferos, en el que encontramos que todas ellas al menos perdieron el 30% de su área de distribución entre 1900 y 2015. Además, al menos el 40% de estas especies experimentaron severos declives poblacionales. 

El 30% de las especies que están perdiendo poblaciones son consideradas comunes. Van de más a menos comunes hasta que se convierten en especies muy raras, con ruta hacia la extinción...

Otro punto importante que resaltamos en el artículo es sobre aquellas especies que no son tan conocidas, principalmente por estar restringidas a áreas pequeñas.

Las pérdidas son irreversibles y tienen profundos efectos...

Cuando publicamos nuestra anterior investigación sobre la sexa extinción hubo algunos que dijeron que el ritmo de desaparición de especies no era masivo. Una tasa media de extinción de dos especies al año pudiera parecer mínimo, sin embargo  esta cifra es hasta 100 veces superior a la tasa normal de extinción de especies. 

Especies que estaban seguras hace 10 o 20 años, como los leones y las jirafas, ahora están en peligro...

Para ejemplificar la ruta haca la extinción podemos pensar en el león (Panthera leo), quien hace unos siglos era dueño y señor de amplias regiones del sur de Europa, Oriente Medio, el sur de Asia y todo el continente africano. Hoy cuenta con una exigua población en una reserva de la India y apenas 7.000 ejemplares en áreas muy dispersas al sur del Sahara. La pérdida de ejemplares ha sido brutalmente rápida: desde 1993, tan sólo en 25 años, su población se ha reducido en un 43%. 

Cuando se pierden suficientes individuos, se pierde también la estructura y función que estos jugaban en el ecosistema...

Los resultados de nuestro artículo, además de poner en evidencia la crisis ambiental que representa, amenaza la supervivencia de la civilización humana. Concluimos que las causas de este evento de extinción son derivados directamente de las actividades humanas, consideramos que se mencionan poco la sobrepoblación y contínuo crecimiento poblacional, así como el consumo excesivo. La manera de actuar ante esto yace ante nosotros: tenemos 20 o 30 años para actuar de manera efectiva: es nuestra integridad la que está en juego  

La extinción se ha complicado tanto que no sería ético no utilizar un lenguaje fuerte...

 

Consulta el artículo aquí.

Tomada de: Ceballos G. et al. 2017. PNAS