2012, Año de la Neurociencia

19/12/2011 1 comentario
Menear

El Instituto de Estudios Catalanes (IEC) ofreció la semana pasada un pequeño y suculento aperitivo para abrir boca de cara a la VIII Conferencia Bienal de la Federación Europea de Sociedades de Neurociencia (FENS) que se celebrará del 14 al 18 de julio de 2012 en Barcelona, la cual se enmarcará a su vez dentro del Año de las Neurociencias; un año cargado de actividades para profesionales, estudiantes y no expertos.

Mara Dierssen, neurobióloga, investigadora jefe del Grupo del Centro de Investigación Genómica (GCR), y una de las responsables de que el evento acontezca en Barcelona, desgranó en la jornada del IEC las múltiples actividades que se llevarán a cabo: desde trainings y becas para jóvenes talentos, pasando por charlas y conferencias para todos los públicos e impartidas por neurocientíficos de primera línea (“A los que se les entiende todo”, apuntó Dierssen) hasta exposiciones, actividades en colegios y centros cívicos, workshops, incluso una feria de trabajo. ¿El objetivo? Hay más de uno: aumentar la visibilidad de la neurociencia entre la población –“Que las personas de a pie sepan que existe la neurociencia, ofrecerles formación”, señaló Dierssen-, propiciar y aumentar el networking entre los científicos, y atraer a jóvenes talentos de otros países.

 “La elección de Barcelona para el Congreso refleja el aumento de solidez científica en España a lo largo de estos años”, afirmó la neurobióloga. Muestra de ello es que en los últimos 20 años han ido en crescendo los artículos publicados por neurocientíficos españoles. Asimismo ha crecido el número de equipos de investigación en neurociencias. Según Josep Saura, investigador de la Universidad de Barcelona y artífice del mapa de la investigación sobre neurociencias en Cataluña, entre 1998 y 2008 surgieron en dicha comunidad autónoma unos 95 equipos de investigación. Mas la neurociencia sufre un problema en España: la repercusión en los medios de comunicación. “Queremos que el Año de la Neurociencia sirva para dar visibilidad a la neurociencia, mostrar su innovación y que podemos competir con otros países sin complejos”, señaló Dierssen.  También la poralidad de los equipos científicos dificultan la visibilidad y unión en pro de un reconocimiento social y una consolidada repercusión: “Faltan centros para hacer clústers en neurociencia”.

Además de Mara Dierssen y Josep Saura, como conferenciantes de la jornada "En 2012, ¿de qué hablaremos? De neurociencias", se encontraba Carme Junqué, catedrática de neuropsicología de la facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona (UB),  Lourdes Fañanás, catedrática del Departamento de Psiquiatría y Psicobiología Clínica de la UB, y Núria Sebastián, del Center for Brain and Cognition de la Universidad Pompeu Fabra.

Cuestiones candentes

Ante la pregunta de una persona del público al elenco de científicos sentados a la mesa sobre las cuatro cuestiones más candentes a las que les gustaría encontrar respuesta en el Año de la Neurociencia, las preguntas-respuesta fueron las siguientes:

1. ¿Cómo y dónde se guarda la información en el cerebro? (Mara Dierssen)
2. ¿Se podrá conectar algo al cerebro para ayudarlo a funcionar?
 (Josep Saura)
3.
¿Por qué en la enfermedad mental el sujeto se encuentra absolutamente vencido en algunos momentos, durante una temporada recupera su yo, y vuelve a recaer? (Lourdes Fañanás)
4.
¿Cuál es el grado de manipulación ambiental en el funcionamiento cerebral? (Núria Sebastián)

 Sin duda, todo un reto para 2012. Un año lleno de neurociencia.