¡Viva la neurociencia!

19/10/2012 1 comentario
Menear

El problema cerebro-mente agoniza, ¡viva la neurociencia! «La neurociencia no es una moda. Estamos ante una revolución, ante una manera nueva de concebir al ser humano y de ver la psicopatología». Así de contundente y convencido se mostró ayer, jueves 18 de octubre, el neuropsicólogo clinico y premio Nacional de Neurociencia, Javier Tirapu, durante la conferencia Neurociencia y Neuropsicología: el problema cerebro-mente que impartió en la sede del Colegio Oficial de Psicólogos de Cataluña en Barcelona.

Tirapu advirtió al público asistente, en su gran mayoría profesionales de la psicología: «Si los psicólogos quieren subirse al carro de las ciencias deben conocer la máquina sobre la que actúan; explicar a los pacientes qué les pasa en el cerebro, cómo los síntomas son engaños de un sistema cerebral ancestral.» Aun así, constató: «La neuropsicología no es la verdad absoluta. Debe llegar con humildad y no ser excluyente de otras teorías».

Falsas dicotomías

A lo largo de su discurso, Tirapu fue desarmando una serie de dicotomías en relación al ser humano. Según afirmó, la dicotomía mente y cerebro es falsa. «La mente no existe, sino que existen los procesos mentales, es decir, el producto de las regiones cerebrales funcionando». Como el propio conferenciante expuso a modo de símil: los procesos mentales son para el cerebro lo que la digestión es para el sistema digestivo.

Otras de las contraposiciones obsoletas a las que se refirió fueron el problema genes-ambiente —«De genes y ambiente se ha pasado a una idea nueva, la de genes por ambiente. Los genes se activan y desactivan en función de las experiencias a las que los sometemos»—, el problema entre orgánico y funcional, y la razón frente a la emoción. A este respecto señaló: «La separación cognición-emoción es falsa. El verdadero cerebro es razonador y emocional

Con todo, el neurocientífico presentó una nueva invitada a la "fiesta" del cerebro: la cognición social. «Se debe enseñar a los humanos a no ser tú, sino a ser nosotros. El ser humano es un ser social. Cuanto mejor nos conocemos a nosotros mismos, mejor conocemos a los demás, y cuanto más escuchamos a los demás, más nos conocemos a nosotros mismos.»

¿Resultado de todo ello? La definición integradora de Tirapu sobre el cerebro: El cerebro es un órgano biológico, que recibe información consciente e inconsciente del medio interno (cuerpo) y externo (ambiente), los integra entre sí y los une con mis experiencia subjetivas generando un patrón cognitivo y emocional (proceso mental) para emitir una respuesta y que en la actualidad puede ser observado con técnicas científicas.

En pocas palabras: un sistema complejo.

DSC01550 ok.jpg

Javier Tirapu en un momento de la conferencia.