Mujeres e Ingeniería

25/01/2017 6 comentarios
Menear

Una exposición coorganizada por la Facultat de Ciències i Tecnologia (UST) de la Universitat de Vic-Universitat Central de Catalunya, conjuntamente con la Universitat Politècnica de Catalunya, la Societat Catalana de Tecnologia y la empresa Hewlett-Packard quiere incentivar las vocaciones tecnológicas femeninas.

Hace pocas semanas se inauguró en la UVic una exposición que pone de manifiesto la dificultad que a lo largo de la historia, y también en la actualidad, ha encontrado la promoción del talento femenino en el ámbito tecnológico. La muestra lleva por título "El Ingenio (in)visible. Mujeres y tecnología: pasado, presente y futuro".

La exposición consta de cinco paneles que recogen casos y testimonios de mujeres ingenieras desde principios del siglo XX y hasta la actualidad, a través de imágenes, declaraciones escritas y vídeos accesibles con códigos QR.

Históricamente ha habido siempre una (relevante) menor presencia de mujeres en estudios de ámbito tecnológico. En los años 70 el porcentaje de mujeres ingenieras (datos en Catalunya) no superaba el 2 % de los licenciados. Este hecho cambió un poco en la década de los 80, donde hubo un punto de inflexión y en Catalunya se pasó de este 2 % a un valor cercano al 30 %, aunque sin superarse esta barrera. 

En mis clases en diferentes titulaciones de ingeniería doy fe de estas estadísticas, que además varían en función de si la titulación se considera más o menos "masculina". En el Grado de Ingeniería Mecatrónica tengo clases con un porcentaje de chicas inferior al 30 % mientras que en el Grado de Ingeniería Biomédica este porcentaje es superior al 30 % y en Biotecnología es superior al 50 %. 

Mientras en la actualidad todos los estudios universitarios han alcanzado porcentajes paritarios entre hombres y mujeres, éstas siguen siendo minoría en todas las titulaciones tecnológicas. Por eso, como comentó Laura Dempere, Decana de la UST, "la muestra tiene como objetivo incentivar las vocaciones científico-tecnológicas en mujeres y generar conciencia sobre el impacto tan profundo que tienen los estereotipos de género sobre la carrera profesional que se elige".

Ingenieras del pasado, del presente y del futuro

Algunas de las mujeres que aparecen en la exposición son Pilar Careaga, primera mujer titulada en Ingeniería, o Isabel Portugal Trabal, primera doctora en Ingeniería Industrial en España. También se encuentran mujeres como Hedy Lamarr, inventora de un sistema de comunicaciones inalámbricas precursor del wifi, el Bluetooth y el actual GPS; Stephanie Kwolek, inventora de la fibra Kevlar, un componente esencial para los chalecos antibalas, o Josephine Cochranem, inventora del primer lavavajillas, entre muchas otras. La exposición se cierra con el testimonio de ingenieras catalanas en activo, que aportan su testimonio en temas como la igualdad en el mundo laboral o la conciliación de vida profesional y familiar.

La muestra nace con la voluntad de ser un proyecto en constante evolución, por lo que se irá completando y transformando a lo largo del tiempo. Además de pasar por el resto de las instituciones coorganizadoras, a partir de 2017 se pondrá una copia electrónica de la muestra a disposición de todo tipo de entidades, organismos y centros formativos interesados ​​en exponerla, para que puedan contribuir a su crecimiento generando nuevo material en el mismo formato de la exposición original y con la única condición de que se incluyan los cinco paneles iniciales y que el nuevo material sea también de uso público.

Ojalá estas iniciativas permitan romper estereoptipos muy presentes en nuestra sociedad que, de forma invisible pero constante, bombardean los cerebros de posibles ingenieras muy y sobradamente capaces para revolucionar nuestro mundo.