Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

  • Mente y Cerebro
  • Enero/Febrero 2008Nº 28

Anatomía

Circunvoluciones cerebrales

La corteza cerebral ocupa la mitad aproximada del volumen del cerebro. En ella tienen su sede nuestras funciones superiores, incluida la capacidad de leer y entender lo que a continuación exponemos.
Sobre la corteza cerebral, en latín cortex cerebri o simplemente cortex, se han escrito bibliotecas enteras. A la postre, todos esos libros son expresión de la propia corteza. En nuestra producción mental se reflejan las actividades cerebrales como sustrato de la conciencia. Surge así el gran dilema: nuestra conciencia intenta entenderse a sí misma estudiando el órgano que la produce.
Resulta inmediato percatarse de la dificultad de la tarea, si no de su imposibilidad. Difícil o imposible, siempre ha fascinado a mentes inquietas. Pero cuando un anatomista se acerca a un órgano no se preocupa de sus posibles funciones, ni siquiera de formular hipótesis. Se limita a observar, describir y desmenuzar. A los fisiólogos, epistemólogos y filósofos les gusta, en cambio, reelaborarlo todo para conjuntarlo después.
La corteza cubre el cerebro con un manto gris de neuronas. Pese a su grosor de apenas medio centímetro, es mucho mayor de lo que parece. Representa aproximadamente la mitad de todo nuestro encéfalo.

Puede conseguir el artículo en:

Artículo individual

Formato PDF:2,00 €