Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

  • 22/09/2017 - GENÉTICA

    Origen evolutivo del plegamiento del ADN

    El modo en que el ADN de las arqueas se compacta tiene muchos puntos en común con el de los eucariotas.

  • 21/09/2017 - Evolución humana

    ¿Cuántos neandertales había?

    La arqueología y la genética han dado respuestas muy diferentes a esa pregunta. Un nuevo estudio las reconcilia y descubre la historia de aquella antigua gente, en la que rozaron alguna vez, mucho antes de la definitiva, la extinción.

  • 20/09/2017 - BIOLOGÍA REPRODUCTIVA

    Macrófagos testiculares, guardianes de la fertilidad masculina

    Responsables de eliminar los patógenos de nuestro organismo, estas células moderan también la respuesta inmunitaria para evitar la destrucción de los espermatozoides.

  • 19/09/2017 - Zoología

    ¿Ha extinguido Irma especies?

    Junto  a las pérdidas humanas y económicas, el huracán Irma ha tenido también graves consecuencias para la naturaleza.

  • 18/09/2017 - Materiales cuánticos

    Calor topológico

    Un trabajo analiza por primera vez el comportamiento de los aislantes topológicos en presencia de focos térmicos. Sorprendentemente, la aparición de un flujo de calor no parece arruinar la robustez de estos materiales.

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 25/05/2017

OPTOGENÉTICA

Bacterias diseñadas para producir fotografías vivas en color

El bacilo Escherichia coli modificado genéticamente es capaz de detectar la luz roja, verde y azul y producir imágenes de lo que «ve».

Nature Chemical Biology

Menear

Fotografía viva realizada por bacterias Escherichia coli diseñadas para expresar los pigmentos en respuesta a la luz roja, verde o azul. [J. Fernandez-Rodriguez et al./Nature Chemical Biology]

Para mostrar el potencial de la biología sintética, los investigadores han diseñado un tipo primitivo de visión en color para bacterias y han logrado que estas reproduzcan imágenes.

Las bacterias Escherichia coli modificadas genéticamente son sensibles a la luz roja, verde y azul, y responden a ella produciendo un pigmento del color correspondiente. La proyección de luz en una placa de Petri con las bacterias las lleva a crear «fotografías» en color, eso sí, con un tiempo de exposición de 18 horas.

Las bacterias modificadas son más bien un juguete, pero servirán de trampolín para realizar trabajos de programación biológica más complejos, explica Christopher Voigt, el investigador que ha liderado el estudio en el Instituto de Tecnología de Massachusetts y que tiene las imágenes del experimento colgadas en la pared de su oficina. El trabajo se ha publicado en la revista Nature Chemical Biology.

En 2005, un equipo dirigido por Voigt diseñó E. coli para que respondieran a la luz y produjeran un pigmento negro, creando imágenes en blanco y negro. Ese estudio requirió la inserción de cuatro genes en las bacterias, entre ellos uno de una cianobacteria que codifica una proteína sensible a la luz y otro que produce una proteína que ennegrece una sustancia química.

En las bacterias sensibles a la luz roja, verde y azul se han utilizado 18 genes, incluidos tres que codifican proteínas sensibles a la luz. «En términos de complejidad, el presente estudio va mucho más allá que el del sistema original en blanco y negro», explica Pamela Silver, investigadora de la Escuela de Medicina de Harvard en Boston.

Fotografías vivas producidas por las bacterias <em>Escherichia coli</em> modificadas genéticamente [J. Fernandez-Rodriguez et al./Nature Chemical Biology]

El objetivo final, según Voigt, es encontrar maneras de activar y desactivar muchos tipos de genes en bacterias usando destellos de luz de diferentes colores. Los investigadores podrían entonces, por ejemplo, hacer que las bacterias produjeran moléculas complejas bajo demanda utilizando luz para detener y comenzar reacciones.

Puede que, a gran escala, sea más fácil y más barato estimular los microbios con luz que sumergiéndolos en determinados productos químicos, explica Voigt, quien ya tiene un nombre popular para sus sistemas sensibles a la luz: bacterias disco.

Más información en Nature Chemical Biology

Fuente: Adam Levy / Nature News

Artículos relacionados

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.