Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 17/12/2013

Farmacología

Curado el síndrome de Down en ratones

Una terapia farmacológica ha demostrado recuperar el desarrollo del cerebro en múridos con trisomía 21.

Brain

Menear

El Prozac, un fármaco antidepresivo, ha demostrado restablecer el desarrollo cerebral en ratones afectos por el síndrome de Down. El estudio abre la posibilidad de curar dicha patología también en humanos. [Flickr / Andreas-photography]

Un fármaco antidepresivo, suministrado a roedores afectados por el síndrome de Down durante la fase prenatal, ha restablecido el desarrollo normal de su cerebro. El hallazgo, que abre una vía para el tratamiento en humanos, ha sido publicado por un grupo de científicos de la Universidad de Bolonia y de Queensland en la revista Brain.

La investigación demuestra, por primera vez, la posibilidad de corregir en el laboratorio y antes del nacimiento, los cambios cerebrales provocados por un trastorno genético que presenta una alta incidencia en la población (1 de cada 700/1000 nacimientos) y que es causado por la triplicación del cromosoma 21. Esta enfermedad puede manifestarse de varias maneras, pero la discapacidad cognitiva, presente desde las primeras etapas de vida, es común a todos los afectados. El retraso mental se atribuye a la reducción global del volumen cerebral, causado, según los últimos estudios, por un defecto en la formación de las neuronas durante el desarrollo embrionario del cerebro.

La mayoría de las terapias farmacológicas diseñadas hasta la fecha para curar las discapacidades asociadas con el síndrome de Down se aplicado a ratones adultos. Sin embargo, como la neurogénesis es un proceso principalmente prenatal, los tratamientos dirigidos a corregir dichos «defectos» deberían ser suministrados durante el embarazo.

De hecho, con la excepción de las neuronas de la región del hipocampo, que se forman principalmente después del nacimiento, la mayoría de las células cerebrales del organismo humano se generan en el feto, por lo que el período prenatal es el más crítico para el normal desarrollo del cerebro. Por esta razón, hace unos años los científicos responsables del estudio comenzaron a estudiar la reproducción de las características típicas del síndrome de Down en ratones genéticamente modificados durante el período de gestación y mediante fluoxetina, un antidepresivo ampliamente utilizado y comúnmente conocido como Prozac.

Los investigadores de la Universidad de Bolonia se plantearon así la posibilidad de intervenir en el desarrollo del cerebro antes del nacimiento. Sus resultados demuestran que es posible restaurar, en el laboratorio, las funciones cognitivas en animales afectados por el síndrome de Down mediante de una terapia farmacológica prenatal y que, además, la discapacidad asociada a este trastorno no es irreversible, tal como se pensaba hasta ahora. No obstante, tal como observa Renata Bartesaghi, directora del estudio, «solo la experimentación clínica nos dirá si es posible obtener los mismos resultados positivos en humanos».

Más información en Brain.

Fuente: Unibo

Artículos relacionados