Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 04/02/2016

SUEÑO

Dormir hasta tarde el fin de semana

Si bien dormir largo y tendido resulta beneficioso para la salud, las grandes variaciones en la duración del sueño diario alteran nuestro metabolismo.

Diabetes Care

Menear

[Nécropotame /Wikimedia Commons]

También te puede interesar

El sueño El sueño Ene/Abr 2014 Nº 7

Funciones, mecanismos neuronales y trastornos del dormir

Más información

Al igual que casi un tercio de los adultos, tal vez usted duerma menos de seis horas por noche durante la semana. O quizás encadene varias noches de sueño escaso y cuando llega el viernes se siente agotado. Numerosos estudios demuestran que la falta crónica de sueño es perjudicial para la salud, ya que aumenta el riesgo de diabetes y sobrepeso. ¿Deberíamos, entonces, ponernos al día y quedarnos en la cama hasta el mediodía los fines de semana?

Un trabajo reciente de la Universidad de Chicago indica que quedarse en la cama tiene un efecto restaurador. En su estudio, los participantes encadenaron cuatro noches de cuatro horas y media de sueño, y después una de doce horas y otra de diez. La falta de sueño alteró primero el metabolismo de la glucosa, pero todo regresó a la normalidad después de las noches reparadoras. Dormir más tiempo los fines de semana podría entonces prevenir los trastornos metabólicos, lo que limitaría el riesgo de diabetes.

Sin embargo, los expertos advierten sobre el riesgo de las grandes variaciones en la duración del sueño, sobre todo si implican un cambio del ciclo natural del día y la noche. Algunos de nuestros procesos biológicos se rigen por ciclos de veinticuatro horas, los llamados ritmos circadianos, los cuales están sincronizados por la alternancia de luz y oscuridad. Varios estudios epidemiológicos demuestran que una diferencia excesiva entre el atardecer y la hora de acostarse perturba el metabolismo y aumenta el riesgo de obesidad y enfermedades cardiovasculares.
Si la falta de sueño nos lleva a una fatiga extrema, sin duda dormir largo y tendido un día o dos tiene un efecto beneficioso. Pero claramente no resulta ideal y nada sustituye el sueño regular y suficiente, según los investigadores.

Más información en Diabetes Care

Fuente: Pour la Science

 

Artículos relacionados

Revistas relacionadas

BOLETÍNSé el primero en recibir los nuevos contenidos de las revistas Investigación y Ciencia (mensual) y TEMAS (trimestral). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍNSé el primero en recibir los nuevos contenidos de las revistas Investigación y Ciencia (mensual) y TEMAS (trimestral). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción.