Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 18/01/2016

Astronomía

La supernova más luminosa jamás observada asombra a los expertos

Ningún modelo consigue explicar el origen de una descomunal explosión estelar.

Nature News

Menear

Cataclismo cósmico sin precedentes: Recreación artística de la supernova superluminosa ASASSN-15lh tal y como podría haberse visto desde un exoplaneta hospedado en la misma galaxia y situado a unos 10.000 años luz de la explosión. [Jin Ma/Planetario de Pekín/Instituto Kavli de Astronomía y Astrofísica de la Universidad de Pekín.]

También te puede interesar

Estrellas y galaxias Estrellas y galaxias Ene/Mar 2007 Nº 47

Colisiones estelares, cúmulos estelares jóvenes, nebulosas planetarias, erupciones de rayos gamma, supernovas, enanas marrones, magnetoestrellas, agujeros negros, evolución de la Vía Láctea, choques entre galaxias... Descubre las claves de estos y muchos otros fenómenos del cosmos en este monográfico.

Más información

Siete meses después de su descubrimiento, la supernova más violenta observada hasta la fecha sigue planteando todo tipo de rompecabezas a los astrónomos. Avistada en junio de 2015 y caracterizada por una emisión pico equivalente a 570.000 millones de soles (al menos el doble que las mayores supernovas avistadas hasta ahora), la explosión pertenece a la clase de «supernovas superluminosas»: estallidos estelares 100 veces más luminosos y 1000 veces menos frecuentes que los correspondientes a las supernovas ordinarias. En los últimos años, se han descubierto varias explosiones de este tipo gracias a un número cada vez mayor de sondeos automatizados que muestrean grandes porciones de cielo en busca de eventos estelares transitorios.

Los detalles de la descomunal explosión, bautizada ASASSN-15lh, aparecieron publicados el pasado 15 de enero en la revista Science. «[El hallazgo] desafía todas nuestras teorías sobre los mecanismos de explosión y las fuentes energéticas de las supernovas superluminosas», asegura Subo Dong, investigador del Instituto Kavli de Astronomía y Astrofísica de la Universidad de Pekín, cuyo equipo descubrió el objeto.

Tal y como señalaba Dong en la versión del artículo publicada el pasado mes de julio en el repositorio arXiv, el estallido pertenece a la clase de supernovas superluminosas pobres en hidrógeno. Se cree que tales cataclismos son provocados por un magnetar: el núcleo compacto, en rápida rotación y muy magnetizado que sobrevive cuando una supernova expulsa al espacio las capas exteriores de la estrella. El potente campo magnético del magnetar genera entonces un viento estelar que calienta el gas procedente de la supernova.

Sin embargo, la temperatura y luminosidad de ASASSN-15lh revisten tal magnitud que, para explicar su origen en términos de un magnetar, este tendría que haber estado rotando a la máxima velocidad posible y haber convertido su energía de rotación en calor con una eficiencia del 100 por cien, aclara Dong. Tales condiciones resultan tan extremas que hacen muy implausible la hipótesis del magnetar.

Además, las supernovas pobres en hidrógeno suelen originarse en galaxias enanas, mientras que ASASSN-15lh parece haber explotado en el centro de una galaxia de gran tamaño, más luminosa que la Vía Láctea. Con todo, el equipo de Dong admite que no puede excluir por completo la posibilidad de que el objeto haya estallado en una galaxia enana que, vista desde la Tierra, se encuentre alineada con otra de mayor tamaño.

Por último, existe la remota posibilidad de que ASASSN-15lh no sea una supernova. Según Edo Berger, experto de Harvard que no participó en la investigación, podría tratarse de las emisiones procedentes de una estrella desgarrada por el tirón gravitatorio de un agujero negro supermasivo. Ahora, el equipo de Dong planea usar el telescopio espacial Hubble para investigar con mayor detalle la galaxia donde se produjo la explosión.

Más información en Science. Una versión gratuita del artículo técnico se encuentra disponible en el repositorio arXiv.

—Ron Cowen / Nature News

Artículos relacionados

Revistas relacionadas

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.