Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 03/02/2016

Fisiología

Más ejercicio no supone menos calorías

Aumentar la cantidad de ejercicio físico no comporta necesariamente una pérdida de peso, indican los investigadores.

Current Biology

Menear

El reciente estudio cuestiona que exista una relación recíproca entre la energía que ingerimos y la que gastamos. Practicar más ejercicio durante el día no supone necesariamente perder más kilos. [iStock/ pixedeluxe]

No por dedicar más tiempo al deporte se consigue perder más peso, al menos a largo término. Un reciente estudio sugiere que nuestro cuerpo se adapta al gasto de energía a partir de cierta cantidad de ejercicio. Es decir, el consumo de calorías se estabiliza. O dicho de manera sencilla: doblar la cantidad de ejercicio físico no supone consumir el doble de calorías.

Un equipo de la Universidad de la Ciudad de Nueva York, liderado por Herman Pontzer, analizó los hábitos de alimentación y ejercicio físico de más de 300 hombres y mujeres durante una semana. Aunque registraron una relación entre la actividad física y el gasto calórico al principio del estudio, el consumo de energía se estabilizaba a lo largo del tiempo. En un trabajo anterior, publicado en PLoS ONE, los investigadores hallaron los mismos resultados en miembros de la población hadza, grupo étnico cazador recolector del norte de Tanzania: presentaban una saturación en el consumo de energía. Si bien podría pensarse que los hadzas deberían requerir cantidades energéticas más altas para cumplir con sus tareas cotidianas que las personas que viven en sociedades modernas más sedentarias, no es así. Según los autores, el gasto diario de energía humana constituye un rasgo fisiológico que ha evolucioinado, en gran medida, independientemente de las diferencias culturales.

Saturación del consumo energético

Al parecer, el gasto total de energía aumenta con el ejercicio físico en los niveles de actividad bajos pero se estabiliza en los grados de ejercicio más altos, ya que el cuerpo se adapta para mantener el consumo de energía total dentro de un margen estrecho. Dicho de otro modo, el cuerpo de las personas que realizan un ejercicio físico elevado consume una cantidad de calorías similar a la de los individuos que desarrollan una actividad más moderada. Los científicos sospechan que el cuerpo se adapta y trata de mantener la demanda de alimentos en un determinado rango; incluso si el esfuerzo físico es alto. Ello lo consigue a través de un gasto energético eficiente.

Con todo, el estudio no cuestiona que la actividad física sea saludable. Pontzer insiste: «El movimiento es muy importante para la salud». En cambio, sí descarta la hipótesis de que más actividad física alta conlleve un consumo de calorías superior. 

Más información en Current Biology

Fuente: Janosh Deeg / Spektrum.de

Artículos relacionados

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.