Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 22/03/2016

ASTROFÍSICA

Una inusual aglomeración de estrellas gigantes sorprende a los astrónomos

El hallazgo de numerosas estrellas muy masivas en la nebulosa de la Tarántula plantea varias preguntas sobre el proceso de formación de estos objetos.

MNRAS

Menear

Criadero de mostruos: Esta imagen obtenida por el telescopio espacial Hubble muestra la región central de la nebulosa de la Tarántula, en la Gran Nube de Magallanes. La nebulosa alberga en su interior un joven cúmulo estelar en el que se encuentran algunas de las estrellas de mayor masa observadas hasta ahora en el universo. [NASA, ESA, P. Crowther/Universidad de Sheffield.]

También te puede interesar

Hubble Hubble

El telescopio espacial Hubble se considera uno de los mejores instrumentos astronómicos de todos los tiempos. Sus resultados han acuñado, en un sentido literal, la imagen que el público tiene del cosmos y, gracias a él, el universo ha dejado de ser ese lugar tan alejado de nuestra cotidianidad. Este monográfico (en PDF) recorre los logros astronómicos de una misión espacial cuyo fin se deslumbra todavía muy lejano y que continúa acercando, a través de sus imágenes, la belleza y los misterios del cosmos a la sociedad.

Más información

La estrella más masiva observada hasta la fecha en el universo se encuentra en la nebulosa de la Tarántula, una región de formación estelar situada en la Gran Nube de Magallanes, a unos 165.000 años luz de la Tierra. Llamada R136a1, se sabe que su masa supera con creces las 250 masas solares. Ahora, una colaboración internacional de astrónomos ha descubierto que este coloso se encuentra mucho más acompañado de lo que se pensaba. Gracias a una serie de observaciones en el ultravioleta efectuadas con el telescopio espacial Hubble, un estudio ha revelado que R136, el cúmulo estelar al que pertenece R136a1, alberga decenas de estrellas de más de 50 masas solares y nueve con una masa superior a 100 veces la del Sol. Semejante acumulación de estrellas de masa extrema plantea varios interrogantes sobre el proceso de formación de estos astros.

La existencia de estrellas mucho mayores que el Sol supone una curiosa paradoja en astrofísica: en principio, tales astros no deberían formarse. Toda estrella nace a partir del colapso de una nube inicial de gas y polvo. Pero, en el caso de una nube con una gran masa inicial, los modelos de evolución estelar indican que la ignición del hidrógeno en el centro de la nube debería comenzar mucho antes de que a la protoestrella le haya dado tiempo a acumular todo el material circundante. Como consecuencia, la radiación y los vientos estelares generados por la combustión prematura del núcleo deberían dispersar el el gas y el polvo restantes de la nube, por lo que, al menos en principio, el astro no podría continuar acumulando masa.

Con el paso de los años se han propuesto varios mecanismos para explicar la formación de estos colosos. Uno de ellos postula que las estrellas gigantes podrían nacer a partir de la fusión de otras estrellas menores en sistemas binarios. Sin embargo, el nuevo trabajo pone en duda esta hipótesis, ya que la frecuencia con que se producen estos procesos de fusión estelar no parece bastar para explicar la inusual acumulación de estrellas de masa extrema observada en R136.

El estudio, liderado por el astrónomo de la Universidad de Sheffield Paul A. Crowther y publicado Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, es el primero de una serie de artículos en el que los autores intentarán analizar las propiedades del cúmulo estelar R136. Las estrellas mucho más masivas que el Sol resultan muy difíciles de estudiar, ya que escasean en el firmamento, se forman muy rápido y mueren muy jóvenes, lo que complica dar con ellas y examinar sus propiedades. En este sentido, los astrónomos esperan que la elaboración de un censo detallado de los integrantes de este cúmulo estelar de la nebulosa de la Tarántula, único en sus características, les ayude a entender algo mejor cómo se forman las mayores estrellas del universo.

Más información en MNRAS y en la página web del telescopio espacial Hubble. Una versión del artículo técnico se encuentra disponible en el repositorio arXiv.

—IyC

Artículos relacionados

Revistas relacionadas

BOLETÍNSé el primero en recibir los nuevos contenidos de las revistas Investigación y Ciencia (mensual) y TEMAS (trimestral). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍNSé el primero en recibir los nuevos contenidos de las revistas Investigación y Ciencia (mensual) y TEMAS (trimestral). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción.