Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 09/03/2016

Medicina

Usan células madre de la piel para destruir tumores cerebrales

Comprueban en ratones la posibilidad de impedir la progresión de un glioblastoma mediante células adultas reprogramadas.

Nature Communications

Menear

En la reciente investigación se han utilizado células madre (verde) diseñadas a partir de células de la piel de ratones para eliminar restos de glioblastoma (rosa), los cuales se extendían por el cerebro del animal. [Facultad de farmacia Eshelman, Universidad de Carolina del Norte]

También te puede interesar

El glioblastoma (tumor cerebral que se origina en la glía) resulta difícil de tratar y, en la mayoría de casos, mortal. Entre otros motivos, muchos fármacos no pueden atravesar la barrera hematoencefálica (barrera que protege al cerebro de patógenos de la sangre) y las células tumorales son muy resistentes a los tratamientos actuales. Además, por lo general, algunas de estas permanecen en lo profundo del cerebro, de modo que se pueden formar nuevos tumores.

Un equipo dirigido por Shawn Hingtgen, de la Universidad del Norte de Carolina en Chapel Hill, ha hallado en ratones la posibilidad de utilizar células madre de la piel para acabar de manera definitiva con los restos del glioblastoma.

 Destruir el tumor cerebral

Los científicos extrajeron fibroblastos (células responsables de la producción de colágeno y del tejido conectivo) de la piel de los animales y los transformaron en células madre neuronales, a las que además modificaron de tal forma que lograban vivir más y producían una proteína capaz de matar a las células cancerosas.

Una vez introducidas en el cerebro de los ratones, las células empezaron a «cazar» los restos del glioblastoma para destruirlos. Según los autores, la esperanza de vida de los múridos se dobló; en algunos casos incluso se triplicó. 

Como siguiente paso, los investigadores esperan averiguar si células de la piel humana se pueden transformar para que eliminen los tumores que se originan en el cerebro. Las células madre neuronales podrían contribuir al tratamiento de los tumores cerebrales, concluyen los autores.

Más información en Nature Communications

Fuentes: Daniela Zeibig en Spektrum.de / Universidad de Carolina del Norte

Artículos relacionados

Revistas relacionadas