Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

  • 25/04/2017 - Paleontología

    ¿Qué eran los fósiles de Flores?

    Según los análisis del esqueleto, el misterioso hobbit de la isla de Flores es «con una probabilidad del 99 por ciento un estrecho pariente del Homo habilis». Puede que cause muchos dolores de cabeza.

  • 24/04/2017 - ONDAS GRAVITACIONALES

    ¿Tienen «pelo» los agujeros negros?

    Un estudio establece cómo usar la generación actual de detectores de ondas gravitacionales para poner a prueba un resultado clave de la relatividad general.

  • 23/04/2017 - Astronomía

    Atlas y Pan

    Estas dos lunas de Saturno son dos de los objetos menos comunes del sistema solar. Giran alrededor de Saturno dentro de su sistema de anillos.

  • 21/04/2017 - FISIOLOGÍA ANIMAL

    Sobrevivir sin oxígeno

    Las ratas topo desnudas metabolizan la fructosa, como hacen las plantas, y resisten así varias horas en condiciones de hipoxia.

  • 20/04/2017 - NEUROLOGÍA

    La reprogramación genética permite recobrar la movilidad a ratones con párkinson

    Un experimento con ratones ha demostrado que es posible reprogramar los astrocitos, un tipo de células cerebrales que sustentan a las neuronas y eliminan sustancias tóxicas, para convertirlos en neuronas productoras de dopamina.

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Especial
  • Diciembre 2016Nº 25

Terapia

Salir de un mundo a medias

Tras una apoplejía, muchos pacientes dejan de percibir el lado izquierdo de su entorno y cuerpo. Dos novedosas terapias pueden ayudar a superar el problema.

Menear

El matrimonio Martín recuerda esa noche como si fuese hoy. Andrés, un policía de 52 años, se despertó con una extraña y agobiante sensación: su brazo y pierna izquierdos estaban acorchados, inertes. Trató de ponerse en pie, pero las extremidades de ese lado del cuerpo no le obedecieron y cayó al suelo como un muñeco. El ruido desveló a Lisa, su esposa, quien se encontró a Andrés sentado en el suelo y golpeando el piso con la mano derecha; con voz aturullada decía que quería despertarla. Ya en el hospital, los médicos determinaron la ruptura de un vaso sanguíneo en el hemisferio derecho del cerebro del policía. Lo operaron de urgencias.

Lisa recuerda las primeras semanas y los primeros meses en la clínica de rehabilitación. «Al principio, mi marido no podía caminar. Iba en silla de ruedas a todas partes porque tenía el lado izquierdo paralizado. Y no miraba hacia la izquierda. Ignoraba a todo aquel que se le acercara por ese lado, solo comía los alimentos que se encontraban en la mitad derecha del plato y reaccionaba a los ruidos que procedían de la izquierda girándose en dirección contraria. No percibía en absoluto ni el brazo ni la pierna de la izquierda, por lo que se le enganchaban a menudo en los radios de la silla de ruedas.»

La negligencia hemiespacial se presenta con frecuencia tras un infarto de la arteria cerebral media en el hemisferio derecho del cerebro. Dicha arteria irriga grandes regiones de la corteza cerebral, entre ellas las áreas laterales de los lóbulos frontales, temporales y parietales, así como distintas estructuras subcorticales, el tálamo y la ínsula entre ellas. Las hemorragias en el tálamo o en los ganglios basales del lado derecho también pueden causar este síndrome. En raras ocasiones sucede por daños en el hemisferio izquierdo.

Percepción unilateral

Las personas con negligencia hemiespacial no reparan en la mitad corporal ni espacial contralaterales a la lesión. Al inicio, suelen orientar su postura y mirada hacia la derecha. Con frecuencia, este trastorno repercute en varios sentidos sensoriales (vista, oído y tacto) y en la motricidad de los afectados. Sin embargo, no presentan problemas en los ojos, los oídos o las manos: la alteración afecta sobre todo a la representación de su cuerpo y del espacio. Ven bien, pero no perciben los estímulos del lado izquierdo de su campo visual; su oído se encuentra intacto, pero no reaccionan de forma apropiada a los ruidos que proceden de ese lado. Los médicos describen estos casos también como negligencia sensitiva (visual o acústica, en función del cuadro clínico). El 90 por ciento de los pacientes con negligencia visual presenta asimismo problemas auditivos, táctiles y una percepción corporal defectuosa.

Puede conseguir el artículo en:

Artículo individual

Artículos relacionados

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.