Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Especial
  • Febrero 2017Nº 27

Biología del desarrollo

Del canto de los pájaros a la neurogénesis

El estudio de los centros cerebrales de control del canto de los canarios revela que, en el adulto, nacen células nerviosas que substituyen a otras lesionadas. ¿Encierra esta neurogénesis la clave de la autorreparación del cerebro humano?

Menear

Si compartiéramos una de las convicciones de la neurobiología más firmemente asentadas durante mucho tiempo, todas las neuronas del cerebro de los vertebrados se formarían en fases precoces del desarrollo; las células nerviosas se irían estableciendo en el decurso del desarrollo cerebral. Creíase que los vertebrados adultos habían de arreglárselas con un número fijo de neuronas. Se suponía, en consecuencia, que las neuronas perdidas por enfermedad o lesión no se substituían; el aprendizaje no implicaba la incorporación de células nuevas en los circuitos nerviosos que controlan el comportamiento, sino que procedía modificando las conexiones entre un número limitado de neuronas.

Joseph Altman, de la Universidad de Purdue, se opuso ya a ese criterio desde comienzos de los años sesenta. Fundándose en experimentos que había llevado a cabo con gatos y ratas, sostenía que sus resultados mostraban que algunos tipos de neuronas seguían formándose en ciertas partes del cerebro animal, aun cuando éste hubiera llegado ya al estado adulto. Pero los resultados de Altman no eran terminantes y la neurogénesis del cerebro de mamífero adulto no recibe todavía la aceptación general. (Llámase neurogénesis al proceso de formación de neuronas.)

Han aparecido nuevas pruebas que corroboran la realidad de la neurogénesis en otra clase de vertebrados. El descubrimiento se produjo en un campo insólito: al estudiar el aprendizaje del canto por las aves. Las investigaciones acometidas por el autor y varios colegas suyos muestran no sólo el nacimiento continuo de células cerebrales de las aves, una vez alcanzada la madurez, sino también que, en algunos casos, las nuevas neuronas substituyen a otras preexistentes. Si bien ignoramos la función exacta que desempeñan esas nuevas neuronas, sospechamos que se dedican a adquirir nuevas infoqnaciones. El aprendizaje de las canciones, en los pájaros jóvenes y en los adultos, podría depender, pues, de la disponibilidad de neuronas jóvenes con las que crear circuitos nuevos. Estos hallazgos plantean nuevas cuestiones sobre la estabilidad general de los circuitos nerviosos del cerebro. Pero el aspecto más sugestivo de esos resultados estriba en que podrían desembocar, andando el tiempo, en la identificación de factores que estimularan la autorreparación del cerebro humano mediante la substitución de neuronas dañadas por otras nuevas.

Puede conseguir el artículo en:

Artículo individual

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.