Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

  • 22/09/2017 - GENÉTICA

    Origen evolutivo del plegamiento del ADN

    El modo en que el ADN de las arqueas se compacta tiene muchos puntos en común con el de los eucariotas.

  • 21/09/2017 - Evolución humana

    ¿Cuántos neandertales había?

    La arqueología y la genética han dado respuestas muy diferentes a esa pregunta. Un nuevo estudio las reconcilia y descubre la historia de aquella antigua gente, en la que rozaron alguna vez, mucho antes de la definitiva, la extinción.

  • 20/09/2017 - BIOLOGÍA REPRODUCTIVA

    Macrófagos testiculares, guardianes de la fertilidad masculina

    Responsables de eliminar los patógenos de nuestro organismo, estas células moderan también la respuesta inmunitaria para evitar la destrucción de los espermatozoides.

  • 19/09/2017 - Zoología

    ¿Ha extinguido Irma especies?

    Junto  a las pérdidas humanas y económicas, el huracán Irma ha tenido también graves consecuencias para la naturaleza.

  • 18/09/2017 - Materiales cuánticos

    Calor topológico

    Un trabajo analiza por primera vez el comportamiento de los aislantes topológicos en presencia de focos térmicos. Sorprendentemente, la aparición de un flujo de calor no parece arruinar la robustez de estos materiales.

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Septiembre 2004Nº 336

Epidemiología

Detección de la enfermedad de las vacas locas

Nuevas pruebas permiten una pronta identificación de la presencia de priones patógenos, los agentes responsables de la enfermedad. Varios compuestos ofrecen la esperanza de un tratamiento.

Menear

En diciembre de 2003 se detectó, en una explotación ganadera de Mabton, Washington, el primer caso estadounidense de encefalopatía espongiforme bovina (EEB). La noticia desencadenó una tormenta informativa entre científicos, políticos, ganaderos y medios de comunicación. Sin embargo, no sorprendió a ninguno de los que estudiamos ésta y otras afecciones neurodegenerativas letales. Desde el momento en que, hace bastantes años, descubrimos la extraña naturaleza del prion —el agente patógeno— supimos que el control de estas enfermedades, así como de la seguridad alimentaria, entrañaría numerosas dificultades.

A medida que ahondamos en las particularidades de los priones —su período de incubación, por ejemplo, que puede abarcar años, decenios incluso— diseñamos estrategias para prevenir mejor las epidemias. Entre los instrumentos ideados destacan los tests de alta sensibilidad, algunos ya disponibles y otros todavía en desarrollo, que detectan los priones en los propios individuos asintomáticos. (En la actualidad, la EEB se diagnostica sólo tras la muerte del animal, haya sido ésta natural o debida a su sacrificio.) Se ha avanzado también en el tratamiento de una afección humana causada por priones que, por ahora, resulta siempre letal: la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (ECJ).

Puede conseguir el artículo en:

Artículo individual

Artículos relacionados

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.