Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Febrero 2016Nº 473

Paleontología

¿Qué causó la extinción de los dinosaurios?

El impacto del asteroide resultó mortífero, sobre todo por el momento en que se produjo.

Menear

La Iglesia del Salvador sobre la sangre derramada, en San Petersburgo, parece un lugar salido de un cuento de hadas. Situada al borde de un canal helado, está coronada por un bosque de cúpulas que apuntan hacia el cielo, y un mosaico de colores pastel cubre cada centímetro de su interior. Aunque no es el tipo de lugar que suele atraer a los paleontólogos, había ido a esa ciudad para estudiar un nuevo dinosaurio y decidí desviarme de mi camino. La visita era personal. La iglesia fue construida en el lugar donde el zar Alejandro II fue asesinado por los revolucionarios en 1881, lo que puso en marcha una serie de sucesos que, en última instancia, llevaron hasta mí. La muerte del zar marcó el comienzo de un frenesí de persecuciones contra los judíos. Algunos de los que vivían en la periferia del imperio ruso se asustaron, entre ellos una familia de Lituania, que envió a su hijo menor a Estados Unidos para ponerlo a salvo. Ese hombre era mi bisabuelo. Si no fuera por esa serie de coincidencias que tuvieron lugar hace más de cien años en San Petersburgo, hoy no me hallaría aquí.

Todas las familias pueden contar historias similares a esa, con extraños giros del destino en un pasado distante sin los cuales el presente sería muy diferente. La evolución funciona también de esta manera. La historia de la vida es un relato lleno de contingencias y se halla sujeta a cambios en cualquier momento. De hecho, eso es precisamente lo que ocurrió hace 66 millones de años, al final del período Cretácico. Durante 150 millones de años los dinosaurios habían dominado el planeta, llegando a adquirir tamaños colosales y a prosperar en casi todos los ecosistemas terrestres imaginables. Pero entonces algo cambió y Tyrannosaurus, Triceratops y sus semejantes desaparecieron.

La extinción de los dinosaurios, uno de los mayores enigmas científicos, consiguió que de adolescente me apasionase por la ciencia. Durante la última década he recuperado fósiles de dinosaurios en numerosas partes del mundo y no he dejado de plantearme la siguiente pregunta: ¿cómo es posible que desapareciesen unas criaturas tan poderosas? Una teoría muy extendida, propuesta en los años ochenta del siglo XX, atribuye la culpa a un asteroide. Pero algunos escépticos se han preguntado si otros factores habrían contribuido a la extinción. A medida que descubrimos nuevos dinosaurios y ganamos conocimiento sobre la evolución de este grupo, cada vez nos hallamos más cerca de una respuesta definitiva.

Hace poco organicé una gran reunión internacional de paleontólogos para analizar lo que hoy sabemos sobre la causa de la extinción de los dinosaurios. Utilizamos toda la información actualizada sobre la diversidad de estos reptiles para verificar las tendencias evolutivas a través del tiempo; revisamos las dataciones más recientes del momento de la extinción y examinamos con una perspectiva amplia los cambios ambientales que se produjeron en la época en que los dinosaurios perecieron. Para nuestra sorpresa, el equipo, compuesto por una docena de expertos en dinosaurios con diversas opiniones y propensos al debate, llegó a un acuerdo: tal y como sostiene la teoría más conocida, la extinción fue brusca y estuvo causada principalmente por la caída de un asteroide. Sin embargo, tal visión era incompleta. El impacto del asteroide coincidió, además, con un momento poco propicio para los dinosaurios, cuando sus ecosistemas se hallaban en una situación muy vulnerable debido a los cambios ambientales que se habían producido con anterioridad. Ello confiere un giro nuevo e inesperado a la noción anterior, lo cual tiene una gran relevancia para el mundo moderno y para nuestra propia historia evolutiva.

Puede conseguir el artículo en:

Artículo individual

Artículos relacionados

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.