Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Julio 2004Nº 334

Telecomunicaciones

La reestructuración del GPS

El sistema de localización global ya presta servicio a más de 30 millones de usuarios, sean excursionistas o pilotos que deben aterrizar con visibilidad nula.

Menear

Las prestaciones del Sistema de Localización Global, universalmente conocido por su sigla en inglés, GPS, van a mejorar de aquí a 10 años. El nuevo GPS no sólo contará con una seguridad y una fiabilidad mucho mayores que las posibles hoy en día, sino que localizará con mucha mayor precisión; su margen de error será de un metro. La mejora se funda en una serie de perfeccionamientos del sistema: la emisión de más y más potentes señales desde los satélites, la supervisión del funcionamiento, el cálculo de los errores máximos, la instalación de antenas inteligentes que seleccionan las direcciones de emisión o recepción de las señales, la integración del sistema en las redes de televisión y de telefonía móvil.

El sistema GPS de nueva generación permitirá un extenso repertorio de nuevas aplicaciones. Para la geolocalización, la cobertura abarcará desde las rutas de senderismo y las vías marítimas hasta los interiores y otras zonas con mala recepción, bajo unas ramas por ejemplo. Es probable que las empresas dedicadas al transporte, sea terrestre, marítimo o aéreo, la distribución de energía, las telecomunicaciones, la construcción, la minería, la topografía o la agricultura se beneficien con la ampliación de los servicios. Otro tanto les ocurrirá a las ciencias geográficas y geofísicas. No obstante, el mayor provecho será para el ejército, como pretendían los constructores del sistema original. Merced a la mayor fiabilidad del GPS reforzado, un avión podrá aterrizar con visibilidad nula, o un aparato militar posarse sin peligro en la cubierta de un portaaviones que se bambolea en la oscuridad. En años venideros, quizá hasta garantice la seguridad de quienes viajen por carreteras automatizadas.

Puede conseguir el artículo en:

Artículo individual

Artículos relacionados

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.