Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

  • 22/09/2017 - GENÉTICA

    Origen evolutivo del plegamiento del ADN

    El modo en que el ADN de las arqueas se compacta tiene muchos puntos en común con el de los eucariotas.

  • 21/09/2017 - Evolución humana

    ¿Cuántos neandertales había?

    La arqueología y la genética han dado respuestas muy diferentes a esa pregunta. Un nuevo estudio las reconcilia y descubre la historia de aquella antigua gente, en la que rozaron alguna vez, mucho antes de la definitiva, la extinción.

  • 20/09/2017 - BIOLOGÍA REPRODUCTIVA

    Macrófagos testiculares, guardianes de la fertilidad masculina

    Responsables de eliminar los patógenos de nuestro organismo, estas células moderan también la respuesta inmunitaria para evitar la destrucción de los espermatozoides.

  • 19/09/2017 - Zoología

    ¿Ha extinguido Irma especies?

    Junto  a las pérdidas humanas y económicas, el huracán Irma ha tenido también graves consecuencias para la naturaleza.

  • 18/09/2017 - Materiales cuánticos

    Calor topológico

    Un trabajo analiza por primera vez el comportamiento de los aislantes topológicos en presencia de focos térmicos. Sorprendentemente, la aparición de un flujo de calor no parece arruinar la robustez de estos materiales.

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Septiembre 2017Nº 492
Apuntes

Evolución humana

Gratuito

El primer Homo sapiens

Nuevos fósiles hallados en Marruecos obligan a replantear la historia de los humanos anatómicamente modernos.

Menear

En 1961, durante unos trabajos de minería para extraer barita en las montañas de Jebel Irhoud, a unos 100 kilómetros al oeste de Marrakech, se halló un cráneo humano fósil. En una excavación posterior se descubrieron más huesos de otros individuos, además de restos de animales y herramientas de piedra. En un principio se pensó que correspondían a neandertales de hace 40.000 años, pero más tarde se determinó que en realidad pertenecían a Homo sapiens de unos 160.000 de años de antigüedad. Sin embargo, los fósiles resultaban enigmáticos porque en algunos aspectos parecían más primitivos que los más antiguos conocidos de H. sapiens.

Ahora, nuevos hallazgos ayudan a reinterpretar los restos de Jebel Irhoud. Un equipo liderado por Jean-Jacques Hublin, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig, ha recuperado más fósiles humanos y herramientas líticas, y ha obtenido otros datos que indican que el yacimiento es mucho más antiguo que la fecha que se le atribuyó. El equipo publicó los resultados en Nature en junio. Si los fósiles pertenecen a H. sapiens, tal y como concluyen los investigadores, el origen de nuestra especie sería 100.000 años más antiguo y cambiaría algunas de las hipótesis sobre dónde y cómo evolucionó nuestro linaje. No obstante, otros científicos no están de acuerdo sobre el significado de los nuevos hallazgos. Lejos de solucionar el rompecabezas de nuestros orígenes, los descubrimientos de Jebel Irhoud son una prueba más de que la evolución de nuestra especie fue un proceso muy complejo.

Durante mucho tiempo los expertos han convenido en que el origen de H. sapiens se sitúa en África. Hasta la fecha, los restos más antiguos aceptados como representantes de nuestra especie corresponden a los fósiles del yacimiento de Omo Kibish, con 195.000 años de antigüedad, y los de Herto, de 160.000 años, ambos en Etiopía. Sin embargo, los estudios de ADN y algunos fósiles enigmáticos sugerían que nuestra especie podría tener raíces más profundas.

En las excavaciones recientes, Hublin y su equipo descubrieron restos de otros individuos en una parte del yacimiento de Jebel Irhoud que los mineros habían dejado intacta. Los hallazgos incluyen fragmentos de cráneo y una mandíbula, así como numerosas herramientas de piedra y los restos de los animales cazados por los humanos. Además, mediante diferentes métodos de datación determinaron que la capa que contiene los fósiles y artefactos tiene entre 350.000 y 280.000 años de antigüedad.

Los investigadores descubrieron que el tamaño y la forma de la cara, de la mandíbula y de los dientes de Jebel Irhoud eran más próximos a los de H. sapiens y más alejados de los neandertales y otros humanos arcaicos. Sin embargo, la forma del cráneo es alargada como en los humanos arcaicos, y no redondeada como en los actuales. Estas variaciones se asocian a diferencias en la organización de nuestro cerebro. En una rueda de prensa, Hublin afirmó que su equipo había llegado a la conclusión de que los fósiles de Jebel Irhoud representan «el origen de nuestra especie, los H. sapiens más antiguos hallados en África o en cualquier otro lugar». En su artículo, él y sus colaboradores señalan que los restos revelan que esta población carecía de algunas de nuestras características distintivas, pero que su anatomía podría haber evolucionado gradualmente para convertirse en la nuestra.

Hublin destacó que de sus hallazgos no se desprende que Marruecos sea el lugar de origen de los humanos modernos, sino que indican, junto con otros descubrimientos, que la aparición de H. sapiens fue un hecho panafricano. Hace 300.000 años, los primeros H. sapiens se habían extendido por todo el continente. A esta dispersión contribuyó el hecho de que África era muy diferente por entonces, puesto que el Sáhara estaba cubierto de vegetación y no era la barrera desértica de hoy en día.

Pero no todos los científicos aceptan la premisa de que los fósiles de Jebel Irhoud pertenecen a H. sapiens. El paleoantropólogo John Hawks, de la Universidad de Wisconsin-Madison, apunta que Hublin y su equipo no los han comparado con los hallados en España, de 800.000 años de antigüedad, atribuidos a la especie Homo antecessor: «Quizá la población de Jebel Irhoud estaba evolucionando hacia los humanos modernos, pero cabe la posibilidad de que hubiera retenido la morfología de la cara de una población de H. antecesor, que pudo haber sido el último antepasado común entre los neandertales y los humanos arcaicos de África».

Para la paleoantropóloga Marta Mirazón Lahr, de la Universidad de Cambridge, los nuevos fósiles plantean preguntas importantes sobre las características que definen nuestra especie. «¿Es la forma globular del cráneo, con las implicaciones que tiene en la reorganización del cerebro, lo que permite asignar un fósil a H. sapiens? Si es así, la población de Irhoud serían primos cercanos nuestros», pero no pertenecerían a nuestra especie. Por el contrario, si una cara pequeña y la forma de la mandíbula constituyen rasgos clave, entonces los individuos de Jebel Irhoud pueden ser considerados nuestros antepasados directos, lo que, según Mirazón Lahr, hace cambiar el foco de atención de los que estudian los orígenes humanos desde el África subsahariana hasta el Mediterráneo.

En cualquier caso, estos descubrimientos también alimentan el debate sobre quién realizó los utensilios de un período cultural de África denominado Paleolítico medio, hace entre unos 300.000 y 40.000 años. Si hace 300.000 años H. sapiens ya estaba presente, él mismo pudo haber sido su autor. Pero existen otros candidatos, ya que en aquella época vivían otras especies humanas, como Homo heidelbergensis y Homo naledi.

Para el arqueólogo Christian Tryon, de la Universidad Harvard, Jebel Irhoud hace que la imagen se vuelva mucho más compleja. El nuevo indicio significa que a los científicos que estudian los orígenes de nuestra propia especie todavía les queda trabajo por hacer. A veces las cosas más cercanas son también las más enigmáticas.

Más información: «Descubiertos en Marruecos los fósiles más antiguos de la especie humana» (Noticia web)

Puede conseguir el artículo en:

Revistas relacionadas

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.