Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Septiembre 2014Nº 456
Ciencia y gastronomía

Gastronomía

Medusas en el plato

Una nueva propuesta para la futura alimentación en Europa.

Menear

Las medusas pertenecen al conjunto de organismos que los biólogos marinos denominan zooplancton gelatinoso. Constan de un cuerpo transparente y de consistencia blanda, perfectamente descrita en su nombre en inglés: jellyfish («pez de gelatina»).

En el último decenio, estos animales han ganado protagonismo debido a su proliferación [véase «¿Por qué proliferan las medusas?», por Luis Cardona; Investigación y Ciencia, junio de 2014]. La aparición, en la portada de la revista Time del 4 de noviembre de 2009, del artículo «Invasion: Jellyfish swarm the Mediterranean», donde se incidía en la cuestión, extendió la problemática a los medios de comunicación de todo el mundo. A partir de entonces, se desarrollaron páginas web y aplicaciones de móvil para tener información sobre la presencia de medusas en el Mediterráneo. La aplicación Meteo Meduse, creada en 2011 y a través de la cual se accedía a conocer la presencia de medusas en las costas italianas, se descargó más de 26.000 veces.

En octubre de 2010 se celebró en Estambul un seminario sobre proliferaciones algales y de medusas en el Mediterráneo y el mar Negro, organizado por la Comisión General de Pesca del Mediterráneo. Allí se encendieron todas las alarmas y se encargó la elaboración de un informe. El documento, Review of jellyfish blooms in the Mediterranean and Black Sea, fue realizado por el profesor de zoología y biología marina de la Universidad del Salento Ferdinando Boero y bajo el amparo de la FAO; salió a la luz en 2013. En él, además de describir las especies de medusas y sus hábitats, se analizan los riesgos de su proliferación. En la pesca, entorpecen las labores y reducen la presencia de otras especies de consumo. En el ámbito sanitario, las picaduras afectan a miles de personas cada año.

Puede conseguir el artículo en:

Artículo individual

Artículos relacionados

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.