Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Mayo 2017Nº 488
Apuntes

Medicina

Gratuito

Manos de repuesto

Las extremidades afectadas por lesiones nerviosas pueden sustituirse ahora por otras biónicas.

Menear

Según un estudio de 2008, cerca de 1,6 millones de estadounidenses han sufrido la amputación de una extremidad, cifra que podría llegar a doblarse con creces en 2050. Las prótesis modernas permiten reemplazar las extremidades perdidas a causa de traumatismos o enfermedad. Pero las personas que pierden la funcionalidad de un brazo o de una pierna que por lo demás son sanos gozan de menos opciones. Un equipo de cirujanos de Viena ha diseñado reconstrucciones biónicas de las manos para 16 personas que carecían del control y la sensibilidad manual a causa de lesiones nerviosas. El quid de la cuestión estriba en que el paciente ha de renunciar a su mano si quiere recibir la prótesis.

A fin de detallar las opciones y sopesar todas las ventajas e inconvenientes, la cirujana Laura Hruby y sus colaboradores de la Universidad de Medicina de la capital austríaca publicaron un protocolo para seleccionar a los primeros pacientes que podían beneficiarse de la operación y guiarles en todo el proceso.

El equipo vienés escogió personas con lesiones en el plexo braquial, el haz de nervios que controla la musculatura de los hombros, brazos y manos. «La reconstrucción biónica de la mano en los afectados por lesiones del plexo en que ha fracasado la reconstrucción primaria y secundaria aporta un rayo de esperanza para aquellos que han vivido con una mano inútil durante años o décadas», asegura Hruby. El ingenio mejoró la destreza manual más de lo que sería posible con una operación quirúrgica, según la investigación, que vio la luz el pasado enero en Journal of Neurosurgery. Asimismo, mitiga el fuerte dolor espontáneo que a veces afecta a las extremidades con lesiones nerviosas.

Etapas de la reconstrucción
1. La mano biónica se monta junto a la original en un soporte sujeto al brazo y se conecta a unos electrodos que enlazan con los nervios funcionales del antebrazo a través de la piel. En esta fase, el paciente adquiere pericia en el control de la prótesis.

2. La mano natural se amputa.

3. Una vez recuperado de la intervención quirúrgica, se procede a trasladar la mano biónica de su posición provisional al muñón de la muñeca.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.