Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Junio 2014Nº 453

Biología marina

¿Por qué proliferan las medusas?

Si bien el declive de sus depredadores puede contribuir a tal crecimiento, la variabilidad climática ejercería una influencia mucho mayor.

Menear

Por desagradable que resulte nadar entre ellas, y por dolorosas que puedan ser sus picaduras, las medusas son un componente más del océano. En realidad, forman parte de la fauna marina desde el Precámbrico, hace unos 600 millones de años. Se encuentran en todos los océanos y algunas especies han colonizado también las aguas dulces. Pero, debido a la dificultad que entraña su estudio, hasta hace poco apenas habían despertado el interés de los biólogos marinos. Tal situación ha cambiado en las últimas décadas, al extenderse la idea de que las medusas y otros organismos del plancton gelatinoso están proliferando y aumentando su presencia en diferentes océanos. El fenómeno origina inquietud debido a las repercusiones negativas que conlleva para el turismo y la pesca.

Una de las causas que se ha presentado repetidamente para explicar las proliferaciones de medusas ha sido la sobrepesca. La captura de sus depredadores naturales, entre ellos la tortuga boba (Caretta caretta) y el pez luna (Mola mola), y la consiguiente disminución de las poblaciones de estos, habría reducido la presión que ejercen sobre el zooplancton gelatinoso. Un estudio detallado sobre la composición de la dieta de los posibles depredadores ha revelado que las medusas son consumidas por más organismos de lo que se pensaba. Pero, a pesar de que influyen sobre su abundancia, no se ha demostrado que su sobrepesca sea la responsable de las proliferaciones. La información disponible sugiere, en cambio, que al menos en el Mediterráneo, los factores climáticos ejercerían un papel mucho más determinante.

A pesar de la ubicuidad de las medusas, hasta hace tres décadas la ecología marina las ignoraba. No solo a ellas, sino también a otros miembros del zooplancton gelatinoso, como los ctenóforos y las salpas. Todos estos organismos ocupaban un lugar destacado en los cursos de zoología básica; pero luego, al considerar el funcionamiento de los ecosistemas marinos, desaparecían del horizonte. La simetría radial de las medusas y las relaciones filogenéticas de las salpas fascinaban a los zoólogos. No obstante, apenas despertaban interés entre los ecólogos dedicados a estudiar el plancton, obsesionados, en cambio, por los copépodos y las diatomeas.

Puede conseguir el artículo en:

Artículo individual

Artículos relacionados

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.