Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

  • 22/09/2017 - GENÉTICA

    Origen evolutivo del plegamiento del ADN

    El modo en que el ADN de las arqueas se compacta tiene muchos puntos en común con el de los eucariotas.

  • 21/09/2017 - Evolución humana

    ¿Cuántos neandertales había?

    La arqueología y la genética han dado respuestas muy diferentes a esa pregunta. Un nuevo estudio las reconcilia y descubre la historia de aquella antigua gente, en la que rozaron alguna vez, mucho antes de la definitiva, la extinción.

  • 20/09/2017 - BIOLOGÍA REPRODUCTIVA

    Macrófagos testiculares, guardianes de la fertilidad masculina

    Responsables de eliminar los patógenos de nuestro organismo, estas células moderan también la respuesta inmunitaria para evitar la destrucción de los espermatozoides.

  • 19/09/2017 - Zoología

    ¿Ha extinguido Irma especies?

    Junto  a las pérdidas humanas y económicas, el huracán Irma ha tenido también graves consecuencias para la naturaleza.

  • 18/09/2017 - Materiales cuánticos

    Calor topológico

    Un trabajo analiza por primera vez el comportamiento de los aislantes topológicos en presencia de focos térmicos. Sorprendentemente, la aparición de un flujo de calor no parece arruinar la robustez de estos materiales.

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Febrero 1991Nº 173

Política internacional

Guerra nuclear fortuita

La modificación de los arsenales de las superpotencias y la de los procedimientos de manejo podría reducir el riesgo de un apocalipsis atómico desencadenado por azar.

Menear

Si en los próximos diez o veinte años estallara una guerra nuclear, sería probablemente por puro accidente. La amenaza de que alguien lance el primero un ataque calculado y a sangre fría parece desaparecer del horizonte, pero bajo la superficie en calma de la diplomacia constructiva entre quienes fueron los antagonistas nucleares tradicionales acecha el peligro de un empleo impremeditado del armamento nuclear. Una utilización fortuita, no autorizada o involuntaria de estas armas se ha convertido en la senda más plausible hacia una guerra nuclear.

Las dos superpotencias, así como Francia, Gran Bretaña y China (miembros añejos del club nuclear), constituyen gérmenes potenciales de un disparo accidental de misiles. La aparición de nuevas potencias nucleares —pensemos en la India, Pakistán e Israel, algunas equipadas con misiles balísticos— confiere carácter de urgencia a la cuestión de las salvaguardas nucleares dentro de los asuntos prioritarios de la seguridad internacional.

Puede conseguir el artículo en:

Artículo individual

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.