Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Mente y Cerebro
  • Mayo/Junio 2011Nº 48

Redes sociales

Comunidades virtuales

Facebook, Myspace, Twitter, Tuenti y otras redes sociales en Internet han evolucionado en pocos años hacia un fenómeno global. ¿Cómo influyen este tipo de relaciones en la psique de los usuarios?
Menear
A Javier (nombre ficticio) le gusta explicar a todo el mundo, en todo momento y con todo detalle sus quehaceres. Su página en Facebook expone sin cesar entradas como «He terminado mi capuchino; ahora voy a salir a pasear con Pluto un rato»; «He perdido la receta de mi deliciosa tarta de chocolate... vaya desastre... glups». A la sazón de otros millones de miembros de las redes sociales en Internet, Javier está convencido de que sus amigos de la Red quieren saber a cada instante acerca de su vida, por ello procura mantenerlos informados cada 30 o 60 minutos.
A simple vista, el comportamiento de Javier y demás usuarios de las redes sociales puede resultar una banalidad; sin embargo, todos ellos participan en el mayor ensayo de interacción social jamás realizado. Si bien Internet ha ofrecido desde sus inicios un ámbito flexible para congregar mentalidades afines, la aparición de las redes sociales contribuye a poner orden en el caos.
En un trabajo inicial publicado en 2007, los expertos en medios sociales Danah Boyd, de Microsoft Research New England en Cambridge (Massachusetts), y Nicole B. Ellison, de la Universidad estatal de Michigan, atribuyen una triple función a los sitios web de redes sociales: deben proporcionar un foro en el que los usuarios construyan un perfil público o semipúblico; deben crear una lista de otros usuarios con los que mantener una conexión; deben permitir la visión y movimiento por la propia lista de conexiones, así como de otros usuarios.

Puede conseguir el artículo en:

Artículo individual

Artículos relacionados

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.