Plutón: un mundo exótico en los confines de nuestro sistema planetario

25/07/2015 0 comentarios
Menear

Nuevas imágenes de la sonda New Horizons (NASA) nos revelan que Plutón posee una actividad geológica como sólo se ha visto en la Tierra o Marte. La interacción del hielo con enormes cordilleras dan lugar a impresionantes estructuras que recuerdan los glaciares terrestres.

Nuevas imágenes de la sonda New Horizons (NASA) no dejan lugar a la duda: Plutón es también un cuerpo geológicamente activo, con características superficiales como solamente la Tierra o Marte suelen mostrar. Los primeros detalles de superficie, mostrando enormes placas de hielo hicieron ya que un servidor se decantase por sugerir que tanto Plutón como su luna Caronte fueron mundos oceánicos (véase Fig. 1). Las nuevas imágenes parecen indicar que todavía posee enormes masas líquidas, aunque cubiertas de hielo.

Fig. 1

Fig. 1. Cuatro imágenes de la Cámara Long Range Reconnaissance Imager (LORRI) a bordo de la sonda New Horizons (NASA) han sido combinadas con imágenes en color del instrumento Ralph para crear esta impresionante imagen en color potenciado del Plutón. Las imágenes fueron tomadas desde unos 450.000 km y muestran detalles mínimos de unos 2 km (NASA/JHUAPL/SwRI).

Pero Plutón es un mundo exótico dado que su temperatura promedio en la superficie ronda los -230 º C. El agua que puede albergar su superficie en esas circunstancias está, obviamente, congelada. Sin embargo, otros hielos poseen puntos de congelación extremos que pueden estar en fase líquida en las condiciones que alberga Plutón. La extraordinariamente sensible cámara LORRI (Long Range Reconnaissance Imager) de New Horizons (NASA) es capaz de obtener imágenes digitales pancromáticas de gran resolución espacial. Con ellas se nos revelan detalles inimaginables antes de la visita de esta sonda de la NASA.

Lo que posiblemente supere las mejores expectativas es encontrar que una parte de su superficie flota sobre un exótico mar situado bajo su superficie helada. Eso es justo lo que se ha encontrado en una región denominada Sputnik Planum (Fig. 2). En el límite con el terreno plagado de cráteres, por tanto mucho más antiguo, se suceden formas que sólo habíamos visto en la Tierra.

Fig. 2

Fig. 2. En la región norte de Sputnik Planum, la fascinante llanura helada de Plutón, aparecen formas iluminadas y oscuras que sugieren que el hielo superficial se encuentra flotando sobre obstáculos y depresiones, a similitud de los glaciares en la Tierra. Flujos de nitrógeno molecular adentrándose en la zona craterizada son perfectamente visibles. (NASA/JHUAPL/SwRI).

UNA SORPRENDENTE APARIENCIA GLACIAR

Era difícil de imaginar que Plutón nos mostraría una apariencia glaciar. El espectrómetro Ralph ha revelado que esa enorme llanura helada llamada informalmente Sputnik Planum está compuesta por nitrógeno molecular, monóxido de carbono y metano que están claramente flotando en un océano cuya composición mixta está por determinarse. Vista desde el espacio, su apariencia glaciar, muestra zonas erosionadas de diferente grosor e incluso parcialmente líquidas. Tales detalles no dejan lugar a la duda: Plutón es un cuerpo planetario espectacular. Llamamos así a los objetos cuyo diámetro es superior a los 1.000 km y poseen clara evidencia de diferenciación química en su interior (Fig. 3)

Así pues Plutón, siendo mucho más rico proporcionalmente en volátiles que la Tierra, debe poseer una estructura interna fascinante. ¿Conserva suficiente energía geotérmica para mantener esa actividad que observamos?

Fig. 3

Fig. 3. Esta imagen muestra la región sur de la inmensa llanura helada Sputnik e ilustra su enorme complejidad. Las formas poligonales de las llanuras, sus dos cordilleras montañosas y una region Antigua plagada de cráteres de impacto ha sido invadida por depósitos de hielo mucho más reciente. El mayor crater de la imagen mide cerca de 50 km (NASA/JHUAPL/SwRI)

UNA DESPEDIDA QUE TAMBIÉN ASEGURA NUESTRO RETORNO

La trayectoria de New Horizons tras el sobrevuelo de Plutón ya fue escogida con una geometría tal que permitiese su observación en conjunción con el Sol. De ese modo, cualquier posible actividad geológica o la presencia de nubes podría ser revelada, como así ha sido. En su alejamiento hacia las profundidades del cinturón de Kuiper las cámaras han revelado que Plutón posee unas densas nieblas en su atmósfera inferior que son producidas por hidrocarburos como etileno y acetileno. La caída de esos compuestos orgánicos a la superficie hace que en ella sean irradiados y conformen las denominadas tolinas.

 Fig. 4

Figura 4. Las capas de niebla sobre la superficie de Plutón se extienden hasta alturas de unos 130 km (NASA/JHUAPL/SwRI).

El término tolinas, acuñado por Carl Sagan en 1979, se aplica para describir sustancias químicas complejas y diversas que son ricas en nitrógeno. Su complejidad se produce al ser bombardeadas con radiación UV o electrones sustancias orgánicas más sencillas. Esto nos indica que la atmósfera de Plutón es rica en nitrógeno y de nuevo sugiere que debe haber un mecanismo de eyección de las cantidades requeridas, quizás criovulcanismo. El más claro precedente de esa fascinante química de las tolinas es el satélite Titán que está también dotado con una atmósfera también dominada por el nitrógeno. Titán es el mayor satélite del planeta anillado: Saturno.

Así pues, tenemos en Plutón un verdadero embrión, un exótico superviviente de la creación de los planetas, rico en hielos y materia orgánica. Este aletargado mundo, sumido en un crudísimo invierno, se ha convertido de repente en un destino fascinante para futuras misiones astrobiológicas. ¿Qué maravillas puede llegar a albergar en sus hielos e interior?