CARMENES, el cazador de exotierras. I

26/01/2015 3 comentarios
Menear

Sobre nombres de ordenadores y descubridores de enanas de tipo M.

Cuaderno de bitácora. Fecha estelar 2015.1. Al final de la entrada anterior de este blog, que fue la primera de Exotierras, escribí que mi motto es Finding Better Worlds. Algunos de vosotros pensará que lo digo retóricamente. Pero no, para nada...

Una de las razones de que me prodigue poco por estos lares blogueros es la de dedicar la mayor parte de mi tiempo, de una manera u otra, a CARMENES, que es el nuevo cazador de exoplanetas del Observatorio de Calar Alto. En un lenguaje sencillo, CARMENES se trata de una "máquina para descubrir planetas parecidos a nuestra Tierra, alrededor de las estrellas más abundantes (y también más cercanas, pequeñas y frías)". O sea, un cazador de exotierras.

Para los astrónomos, CARMENES es un espectrógrafo ultraestable, de doble canal, alta resolución, alimentado por fibras ópticas, que se ubicará en el telescopio Zeiss de 3,5 m del Observatorio de Calar Alto, en Almería, y que cubrirá de una sola vez un amplio rango espectral que va desde los 550 nm a los 1700 nm. Cada canal observará una región espectral: en el óptico (VIS) y en el infrarrojo cercano (NIR), con un divisor de haz en los 950 nm. CARMENES está especialmente diseñado para realizar mediciones de alta precisión en velocidades radiales de las estrellas enanas simples tipo M más brillantes y recientes, en los sistemas solares vecinos, con una precisión de 1 m/s. Sin embargo, también puede ser usado para otros muchos propósitos.

Para que os hagáis una idea, aquí tenéis una foto tomada con mi móvil del tanque y el sistema de vacío del canal VIS, con Walter Seifert (nuestro segundo ingeniero de sistemas). El canal NIR es casi idéntico, excepto por un sistema de enfriado muy novedoso basado en circulación de nitrógeno gaseoso. Una vez instalemos todos los componentes a mediados de este año, CARMENES ocupará una superficie como la de un piso pequeño en el nivel justo debajo de la cúpula del telescopio Zeiss 3,5 m de Calar Alto.

Tanque y sistema de vacío del canal óptico del proyecto CARMENESActualmente, CARMENES está en la fase de ensamblado, integración y verificación (es decir, la última fase de la construcción), y algunos elementos están finalizados o incluso ya han sido enviados a Calar Alto. El primer componente principal que llegará al observatorio en abril de 2015 será el "frontal", que se ubicará en el foco Cassegrain del telescopio (el frontal contiene el espejo de alimentación, el corrector de dispersión atmosférica, el sistema de guiado, el dicroico, los inyectores de fibras...). Mientras tanto, en el observatorio, se ha reacondicionando la sala coudé en el telescopio 3.5 m y se está preparando toda la red ethernet para los ordenadores de CARMENES. La red conectará una docena de ordenadores de CARMENES con el resto de los sistemas del telescopio, controladores, unidades de distribución de tensión y el resto de dispositivos electrónicos de nuestro complicado instrumento.

Aunque yo soy astrofísico, al ser el segundo mánager de proyecto, tengo que conocer a fondo todo lo relacionado con CARMENES y lo que le rodea: la ciencia que hay detrás, el equipo de más de 120 personas, en 11 instituciones en Alemania y España, que lo está construyendo (conozco en persona, por nombre y apellido, a todos ellos y lo que hacen exactamente en el proyecto), cómo se complementan la óptica, mecánica, electrónica, informática, seguridad, obra civil y las idiosincracias de cada centro, las fuentes de financiación, los problemas y retrasos que surgen en cualquier gran proyecto como este.

Servidores del proyecto CARMENES

Hoy voy a escribir unas líneas sobre una de las muchas tareas que tengo encomendadas, que es la de coordinar las interfaces, acciones y redes de la docena de ordenadores de CARMENES (y comprarlos, en algunos casos). En realidad, no voy a decir cómo el Departamento de Computadores de Calar Alto asigna direcciones IP y conecta los ordenadores a redes y subredes de varios gigabits, o de cómo hemos escogido el sistema operativo (OpenSUSE Linux), sino de algo más artístico pero que da una idea de la complejidad del instrumento: los nombres de los ordenadores.

Hemos decidido bautizar los ordenadores con nombres de famosos astrónomos "clásicos" que han contribuido significativamente al descubrimiento de enanas de tipo espectral M, el tipo de estrellas que CARMENES vigilará más de cerca. Como resultado, usamos el nombre de luyten (W. J. Luyten)  para el ordenador que estará en la sala de control en laboratorio y se encargará del sistema de control del instrumento (ICS); gliese (W. Gliese) y jahreiss (H. Jahreiss) para el ICS Uno y el ICS Dos, respectivamente, y que estarán a su vez en el armario principal; kapteyn (J. C. Kapteyn) para el ordenador encargado del proceso de datos en la sala de control; lalande (J. J. L. de Lalande) y barnard (E. E. Barnard) para los sistemas de proceso de datos tanto en el infrarrojo cercano (NIR) como en el óptico (VIS) y que se localizarán en el armario principal; ross (F. E. Ross), en la foto superior, para la máquina principal del infrarrojo cercano (NIR) y su recambio, ubicadas ambas en el rack NIR; wolf (M. Wolf) para la computadora principal del óptico y su recambio, que irán al armario VIS; giclas (H. L. Giclas) para el sistema de adquisición y guiado, unido al frontal; y struve (O. Struve) para el panel de "interlocks". Además, usamos el nombre vb (G. A. van Biesbroeck) para el sistema de archivo de datos en el Centro de Astrobiología en Madrid, fuera de Calar Alto.

Si eres astrónomo, es muy posible que hayas oído hablar de las estrellas de Luyten (M3.5V), Barnard (M4.0V) y Kapteyn (sdM1.0), así como de Wolf 359 (M6.0V), Lalande 21185 (M2.0V), Luyten 726-8 (M5.5V SB2), Ross 154 (M3.0V), Struve 2398 A y B (M3.0V and M3.5V), Gliese & Jahreiss 1061 (M5.0V) o van Biesbroeck 10 (M8.0V), que se encuentran entre las estrellas catalogadas más cercanas al Sol.

Ordenadores del proyecto CARMENES en ubicación temporal

En dos semanas iré al Instituto de Astrofísica de Andalucía en Granada, para una reunión de gestión de CARMENES. Aprovecharé para ir el día anterior al Observatorio de Calar Alto, a hora y media en coche desde Granada, para ver cómo quedan los ordenadores en su ubicación definitiva. Como podéis ver en la foto de arriba, algunos ordenadores aún los tenemos en ubicaciones temporales.

En Granada, además de asistir a esa reunión, "dirigiré" un pequeño astroconcierto. Pero eso es otra historia...