Somos la generación del espacio. Tenemos la fortuna de estar viviendo una época en la que el ser humano ha conseguido salir de la Tierra. Un hito socio-cultural que, como he comentado en más de una ocasión, pasará a formar parte de los libros de historia. Antes, durante todo el periplo evolutivo del ser humano solo podíamos desplazarnos y explorar otras islas, otros continentes, otros territorios, pero siempre limitados al contexto geobiológico de nuestro planeta. Casi sin darnos cuenta, estamos siendo testigos de un momento clave en la historia de la humanidad y también de la vida en su conjunto en la “conquista” de nuevos entornos vitales.

La denominada Era espacial se inició con el desarrollo a partir de un ingente conjunto de aspectos científicos y tecnológicos que culminaron el 4 de octubre de 1957, con el lanzamiento del Sputnik I por la antigua URSS, el primer satélite artificial de la historia. Sin embargo, desde el punto de vista de la exploración humana, la primera nave espacial del mundo con un hombre a bordo, la Vostok 3KA-3, más conocida como Vostok 1, se puso en órbita el 12 de abril de 1961. El cosmonauta ruso, Yuri Alekséievich Gagarin,  se convirtió en el primer ser humano en viajar al espacio. Y, en este contexto, el 25 de marzo de 2011, la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Resolución 65/271: "declara el 12 de abril Día Internacional de los Vuelos Espaciales Tripulados, en el que se conmemorará cada año a nivel internacional el principio de la era espacial para la humanidad, reafirmando que la ciencia y la tecnología espaciales contribuyen de manera importante a alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible, a aumentar el bienestar de los Estados y los pueblos, y a asegurar que se vea cumplida su aspiración de reservar el espacio ultraterrestre para fines pacíficos".

Desde esta perspectiva de la exploración humana, el aterrizaje del Apolo XI en la Luna fue un hecho excepcional con el que la humanidad puso por primera vez el pie en otro cuerpo planetario. Si la salida al espacio de Gagarin marcó el momento fundamental en nuestra salida al espacio, Neil A. Armstrong, Michael Collins y Edwin E. Aldrin, piloto del módulo lunar marcaron también un hito con su llegada a la Luna. Tras el Apolo XI, otras cinco misiones Apolo también llevaron astronautas que aterrizaron en nuestro satélite, la última en diciembre de 1972. A fecha de hoy, en el planeta existen más de 7.840 millones de personas, pero solo 12 hombres han caminado sobre la Luna en toda la historia.

Sin embargo, existe un tercer hito en la exploración humana del espacio. Y precisamente esta semana se cumplen 20 años de su consecución. El 2 de noviembre de 2000 llegaban a la Estación Espacial Internacional, el estadounidense Bill Sherperd y los rusos Serguéi Krikalev y Yuri Gidzenko, los tres tripulantes de la primera misión. Desde esa fecha, la ISS ha sido visitada por más de 200 personas de 19 países y ha sido también el destino de los primeros “turistas espaciales”. Con la ISS, se podría decir que el espacio ya ha empezado a ser un tema de casi toda la humanidad, pues es el resultado de la cooperación internacional entre las agencias espaciales de Estados Unidos, Rusia, Japón, Canadá y 11 países miembros de la Agencia Espacial Europea: Alemania, Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Italia, Holanda, Noruega, Reino Unido, Suecia y Suiza. Los despegues con rumbo a la ISS se han convertido en algo casi habitual. Han llegado allí un total de más de 67 vehículos rusos, 34 transbordadores estadounidenses, así como un vehículo automatizado europeo y otro japonés. Hasta el momento, se han llevado a cabo más de 150 paseos espaciales y se han realizado más de 3000 investigaciones de expertos de 108 países sobre distintas temáticas: Medicina, Medioambiente, Materiales, Astrobiología, etc. El primer experimento pasivo emplazado a bordo de la ISS fue el Protein Crystal Growth-Enhanced Gaseous Nitrogen (PCG-EGN) Dewar, liderado por Alexander McPherson de la Universidad of California.

Es importante considerar que aunque la ISS fue concebida originalmente como un laboratorio, observatorio e instalación para proporcionar transporte, mantenimiento y una base para posibles futuros viajes a la Luna, Marte y asteroides, esto cambió hace justamente 10 años. En 2010, la política espacial de EEUU confirió a la ISS un papel diferente teniendo también en cuenta aspectos comerciales, diplomáticos y educativos, lo que ha llevado a diferentes acuerdos y convenios ampliando el abanico de actividades y obligando a revisitar las legislaciones (un proceso que aún no ha concluido). Los usos de la ISS son tan diversos y multidisciplinares que, en 2008, el diseñador de videojuegos y empresario Richard Garriott, emplazó un geocache a bordo de la ISS durante su vuelo, actualmente el único geocache no terrestre.

Gracias a la ISS existe presencia humana permanente en el espacio. La Expedición 64 es la actual misión de larga duración a la ISS. Como curiosidad, decir que el uno de los miembros de esta última expedición, el comandante y cosmonauta Sergey Kud-Sverchkov, ha sido también uno de los astronautas que estuvo en la tercera edición del curso ESA-PANGAEA en Lanzarote, en el que participo como uno de los instructores. Sin duda, todo un honor para mí.

Es decir, ya son dos decenios en los que el ser humano ha vivido, trabajado y desarrollado sus actividades fuera de la Tierra. Un hecho que confirma, sin duda, que somos la generación del espacio. La vida ha ido ocupando nuevos entornos, de los mares y los océanos a la tierra y de la tierra a la atmósfera y después al espacio. La aventura de la conquista de este nuevo contexto vital ha comenzado y está ya en pleno desarrollo ¿Cuál será el próximo paso de la vida?

Jesús Martínez Frías
Jesús Martínez Frías

Investigador Científico del IGEO (CSIC-UCM). Jefe del Grupo de Investigación del CSIC de Meteoritos y Geociencias Planetarias. Fundador y Director de la Red Española de Planetología y Astrobiología. Miembro de las misiones NASA-MSL (rover Curiosity), ESA-ExoMars y NASA-Mars2020 e instructor de astronautas en el Curso ESA-PANGAEA en el Geoparque UNESCO de Lanzarote. Preside la IAGETH; ha sido profesor en varias universidades y ha publicado 10 libros y más de 200 artículos. Cuenta con dos premios de NASA y 5 de la ESA.

Página web personal

Sobre este blog

Si te gusta la naturaleza, el universo y la vida, aquí encontrarás información sobre planetología y astrobiología. Adéntrate en el sistema solar, la materia primigenia y los procesos geobiológicos relacionados con el origen de la Tierra y la vida, su evolución y búsqueda más allá de nuestro planeta.

Ver todos los artículos