S.M. Elizabeth II fue la Reina del Reino Unido y de los países miembros de la Commonwealth, desde el 6 de febrero de 1952 hasta su reciente fallecimiento el pasado 8 de septiembre (en conjunto 32 estados soberanos durante su reinado y 15 en el momento de su muerte). La monarca estrechó la mano de 16 primeros ministros, desde Sir Winston Leonard Spencer Churchill hasta la actual Mary Elizabeth Truss. Además, fue contemporánea de siete Papas. A los 96 años --y tras siete décadas de reinado--, su fallecimiento marca, sin duda, el final de una era como uno de los personajes europeos e internacionales más relevantes, e institucionalmente más carismáticos, de los siglos XX y XXI.

Sería pretencioso por mi parte, intentar hacer aquí algún tipo de biografía o valoración sobre su figura institucional y lo que ha representado y representa en cuanto a su actividad como Reina. Como también lo sería pretender que se extrajera cualquier juicio de valor o inclinación sobre el tan manido debate entre Monarquía y República; nada más lejos de mi intención. Sí considero importante destacar que, a lo largo de toda su reinado, ha sido notoria, sobre todo, su elegante y yo diría ejemplar manera de mantener las distancias de la política e ideologías en general y ceñirse a su papel representativo como Jefa de Estado.

70 años y 214 días son todo un record y una trayectoria vital y política extraordinarias, muy difíciles de superar, que han dejado una huella indiscutible en el registro histórico reciente. Y no solo en él; su impronta ha quedado reflejada también en forma de un distinguido legado para los registros geográficos, geológicos e incluso, como expondré más adelante en relación con la Luna y con Marte. Es esta huella y son estos elementos menos conocidos los que, desde una perspectiva geológica y planetaria, quiero destacar en esta breve contribución, como modesto tributo a su figura.

Así, por subrayar algunos ejemplos relevantes, la Cordillera Queen Elizabeth es una escarpada cadena montañosa el Sistema de Montañas Transantárticas, ubicada en la región de la Dependencia de Ross en la Antártida. Fue nombrada por J. H. Miller del partido neozelandés de la Expedición Transantártica de la Commonwealth (1956–58) quien, con G. W. Marsh, exploró esta remota región y la Reina Elizabeth era la patrona de la expedición.

También reciben el nombre de Queen Elizabeth un grupo de islas del archipiélago ártico canadiense. El archipiélago recibió el nombre en honor a S.M. con motivo de su coronación como Reina de Canadá en 1953. En 2000, se estimó que las islas estaban cubiertas por unos 104 000 km² glaciares, que representan cerca del 14% de todos los glaciares y casquetes de hielo del planeta y forman parte de la denominada subplaca tectónica Queen Elizabeth, básicamente un bloque tectónico triangular de la Placa norteaméricana.

Por señalar otro ejemplo más, la Reina también da nombre también a uno de los Parques Nacionales más emblemáticos y conocidos de Uganda. El Parque Nacional Queen Elizabeth fue fundado en 1952 como Parque Nacional Kazinga y fue renombrado dos años después para conmemorar la visita de la Reina.El Parque está localizado dentro del Valle del Rift Occidental y su paisaje está jalonado por cráteres volcánicos del Pleistoceno. El nombre de la Reina también se ha asignado geográfica y geológicamente a las Cordilleras Queen Elizabeth de las Rocosas Canadienses y a geomorfologías submarinas, tales como fosa, dorsal y plataforma.

Creo que estos elementos ejemplifican bien la poco conocida impronta de la Reina Elizabeth II que ha quedado reflejada en los registros geográficos y geológicos terrestres. Pero aún hay más, con curiosos elementos que nos trasladan a la Luna e incluso Marte. En la fotografía que encabeza el presente artículo (Archivos Bettmann y Nacional Británico), la Reina aparece junto con los astronautas de la misión Apolo 11, Michael Collins, Neil Armstrong and Buzz Aldrin y esta es la Nota (British National Archives) que ella envió a la Luna, con dicha misión:

Asimismo, La NASA y otras agencias espaciales también mostraron sus condolencias por su fallecimiento. Así, la NASA indicaba en un tuit lo siguiente:

"Queen Elizabeth II's reign spanned all of spaceflight, predating both Sputnik and Explorer 1. As we join the planet in marking her passing, we are moved by the curiosity Her Royal Highness showed our explorers over the years".

Y que incluía también una foto de la Reina, similar a la anteriormente indicada, con los astronautas de la misión Apolo 11. El propio Buzz Aldrin tuiteó esta misma imagen junto con sus condolencias.

Recientemente, el 10 de septiembre de 2022, he tenido noticia, como miembro del equipo de ciencia de la misión NASA-Mars2020 (rover Perseverance), de un elemento más que plasma la huella de SM Elizabeth II, específicamente con actividades relacionadas con Marte. En relación con el fallecimiento de S.M., nos compartieron una carta de agradecimiento firmada por Matt Magee, Secretario Privado de la Reina, dirigida a la Prof. Caroline Smith (NASA), que hace extensiva a todo el equipo del Perseverance, fechada el 29 de Marzo de 2021, por las informaciones directas a S.M. y los regalos (máscaras y pins) que, con motivo de la misión, se enviaron al Castillo de Windsor.

Con este breve artículo he querido mostrar, a modo de modesto homenaje, que la impronta de S.M. La Reina Elizabeth II, como uno de los grandes personajes de los siglos XX y XXI, ha trascendido lo político e institucional y ha impregnado muchos otros aspectos, a veces poco conocidos que, en el ámbito que nos ocupa, confluyen en las geociencias y en la exploración lunar y planetaria. Estoy convencido de que, de manera similar, lo ha hecho también en muchos otros campos de la ciencia y la investigación. D.E.P.

Imagen principal: Archivos Bettmann y Nacional Británico.

Jesús Martínez Frías
Jesús Martínez Frías

Experto en Meteoritos, Geología Planetaria y Astrobiología en el IGEO (CSIC-UCM) y Profesor Honorífico (Ingeniería Aeroespacial) de la UC3M. Presidente de la Red Española de Planetología y Astrobiología. Miembro de misiones NASA y ESA e instructor de astronautas ESA-PANGAEA en el Geoparque UNESCO de Lanzarote. Preside la IAGETH; ha sido profesor en varias universidades y ha publicado 11 libros y más de 300 artículos. Miembro del Consejo Asesor de la Fundación Gadea Ciencia. Académico de la Academia de Ciencias, Ingenierías y Humanidades de Lanzarote. Cuenta con 2 premios de NASA y 5 de la ESA.

Página web personal

Sobre este blog

Si te gusta la naturaleza, el universo y la vida, aquí encontrarás información sobre planetología y astrobiología. Adéntrate en el sistema solar, la materia primigenia y los procesos geobiológicos relacionados con el origen de la Tierra y la vida, su evolución y búsqueda más allá de nuestro planeta.

Ver todos los artículos