Feynman era un tipo realmente listo, extremadamente ingenioso y bastante simpático. Alguien podría añadir que guapo y carismático. Hasta aquí la hagiografía de uno de los santos del culto de la Ciencia Verdadera de Todos los Númenos. Pero pasemos a cosas más importantes, más allá de los archisabidos cuentecillos sobre sus grandes aportaciones a la física y sus controlados escarceos con las drogas. Lo cierto es que Feynman era alguien especial, pero por otros motivos: era defectuoso; no lo digo por su CI de 125 (bueno, pero nada especial entre tantos genios), sino más bien porque sufría lo que se denomina 'sinestesia'. La sinestesia es un proceso cognitivo que sufre un pequeño porcentaje de la población mediante el cual la persona experimenta simultáneamente sensaciones procedentes de dos sentidos (que pueden variar) cuando recibe estimulación alguno de ellos. De esta manera, una información sonora puede adquirir significados cromáticos (alguien que ve el color azul cuando oye un Fa4), o una información visual como leer un libro le permite ver resaltadas ciertas palabras en colores distintos. De hecho, Feynman sufría la sinestesia grafema-color, que provoca que la persona que la tiene percibe colores en letras o números que no están en realidad en diferentes colores. Lo de 'defectuoso' lo defiendo desde la perspectiva de la campana de Gauss sobre la distribución dentro del espectro cognitivo humano, que le situaría en el extremo de los disfuncionales o alejados de la normalidad que todos compartimos. Al mismo tiempo, este error de su sistema cognitivo le era de gran utilidad. Era alguien que automáticamente podía ver diferencias entre largas y penosas ristras de datos. Veamos un ejemplo, la tarea de Stroop:

tarea de stroop

A la izquierda tenemos la visión clásica de un libro de matemáticas, mientras que un sinestésico del tipo de Feynman podía ver algo semejante a la figura de la derecha. Para un físico teórico, esta habilidad representa una gran ventaja, la misma que el oído absoluto para un músico (fueron sinestetas cromático-musicales Leonard Bernstein, Duke Ellington, Jean sibelius, Olivier Messiaen, Nikolai Rimsky-Korsakov, Franz Liszt o György Ligeti).

Por otro lado, Feynman creó un nuevo modo de hacer física: sus diagramas. En 1948 creó un sistema pictórico para representar expresiones matemáticas que describieran el comportamiento de partículas subatómicas. Un ejemplo:

diagramas de feynman

Ello permitió una aproximación más amigable al estudio de la física de partículas al tiempo que permitió el avance en diversos ámbitos de la física, las matemáticas y la estadística aplicada a estos fenómenos.

Y aquí está mi reflexión sobre la especificidad de Feynman: veía de forma diferente que los demás, si bien sabía al mismo tiempo crear técnicas para visualizar y analizar los datos de formas diferentes. En suma, era un oportunista háptico a la par que individuo creativo. Su naturaleza era en su globalidad curiosa, abierta a nuevos enfoques al tiempo que capaz de quedar subyugado durante largos períodos por el mismo problema... lo que le supuso el divorcio de su segunda esposa, harta de los devaneos continuados de su marido con el cálculo al despertar, sentado en el comedor, conduciendo e incluso en la cama. Uno puede entender esta reacción: uno no se casa para ver al otro pensar, sino para pensar de forma conjunta o, por lo menos, compartir a ratos el sustrato corporal con el que la persona pensante mantiene su cerebro.

Esto es lo que hace del ser humano tan especial, la capacidad simbólica procesada bajo una estructura biológica similar pero al mismo tiempo tan diversamente instanciada por los millones de humanos que pueden ejercitar y alimentar correctamente sus cuerpos y mentes, creando sus propios caminos simbólicos y estrategias semánticas. Admiremos la diferencia y apoyemos la posibilidad de ejercerla. Por cierto, lean una biografía de Feynman, es un ejercicio muy saludable.

Jordi Vallverdú
Jordi Vallverdú

Profesor del Departamento de Filosofía de la Universitat Autònoma de Barcelona.

Especialista en Filosofía de la Ciencia y de la Computación, Sistemas cognitivos y Emociones.

Publicaciones: 

https://www.researchgate.net/profile/Jordi_Vallverdu

https://uab.academia.edu/JordiVallverdu

Sobre este blog

La ciencia no tiene secretos, somos nosotros los que no entendemos la realidad. Lo demás son confusiones interesadas o pocas ganas de saber. Este filósofo de la ciencia y la computación te llevará a lugares absurdos, fascinantes, hilarantes y tal vez descorazonadores de nuestro mundo actual, salpicado de máquinas y números. No apto para personas demasiado seguras de sí mismas o apegadas a algun "-ismo" mágico.

Ver todos los artículos