Acabo de terminar de leer Impossible Engineering, de Chandra Mukerji, que trata sobre la construcción del Canal du Midi. Gracias a una vasta investigación documental, la autora nos cuenta esta historia como nunca antes. 

Pierre Paul Riquet, un entusiasta colector de impuestos, imaginaba beneficiar su región. Jean Baptiste Colbert, el ministro del Rey consiguió que lo apoyaran porque imaginaba los beneficios para el reino. Mientras tanto, Luis XIV soñaba con mostrar al mundo entero que Francia era la Nueva Roma, el imperio que dominaría toda la región.

Los ingenieros de entonces no sabían nada de hidráulica, pero los campesinos (especialmente aquellos de los Pirineos) conservaban un conocimiento empírico de estas técnicas desde los tiempos del Imperio Romano. De modo que Riquet los dirigió en la construcción colectiva de la tecnología necesaria para sortear los mil y un problemas que iban surgiendo.

Les pongo mis ejemplos favoritos de las soluciones que fueron encontrando a lo largo de la construcción del canal.

Esclusas con paredes curvas para soportar la presión.

Túnel de Malpas que atraviesa la montaña para no darle la vuelta.

Ocho esclusas escalonadas para bajar una gran pendiente.

Viajar por este canal es uno de mis grandes sueños. Ahora que sé cómo se hizo, ¡tengo aún más ganas de conocerlo!

El Canal du Midi retratado por Matisse

Artículos relacionados

Susana Biro
Susana Biro

Historiadora y divulgadora Dirección General de Divulgación de la Ciencia en la Universidad Nacional Autónoma de México.

Sobre este blog

Una mirada al pasado para pensar la ciencia de otro modo.

Ver todos los artículos (21)