Entre los días 8 y 16 de marzo de 2011, gracias a los intensos esfuerzos de todo el personal de ALBA, se culminó el largo proceso de lograr que un haz de electrones a una energía de 3 GeV recorrieran el anillo de 268 metros del anillo emitiendo la esperada luz que se recogió en la línea de luz de diagnóstico de la instalación, con lo que se culminaba la primera fase de disponer de una fuente de luz de sincrotrón en nuestro país. Atrás quedaba la puesta a punto del acelerador lineal de 100 MeV y del sincrotrón propulsor que llevaban los electrones hasta la energía nominal de 3 GeV.

En la última fase se tenía que desviar el haz de electrones, ya acelerados hasta una energía de 3 GeV, mediante un imán pulsante hacia el primer electroimán del anillo. Pero el haz no pasaba de allí. La causa era un error en la instalación de los imanes cuadrupolares. Detectado el problema, en unas pocas horas, el progresivo cambio de la polaridad de todos los cuadrupolos permitía ver como los electrones iban progresando a lo largo del anillo. Una vez logrado almacenar el haz durante una hora, se fueron añadiendo más electrones a los ya circulantes hasta alcanzar una corriente de 10 miliamperios y poder observar la luz de sincrotrón producida. A las 15:45 horas del 16 de marzo de 2011 un grupo de científicos y técnicos del Sincrotrón ALBA brindaban con cava.

El funcionamiento del acelerador ya permitió, unos meses más tarde, enviar la luz a unas cuantas de las estaciones experimentales, paso previo a que, tras un intenso periodo de puesta a punto de las mismas, en 2012 se pudiera recibir a los primeros usuarios.

Actualmente en ALBA funcionan regularmente más de siete mil equipos, conectados por centenares de kilómetros de cable durante unas 6000 horas al año con una fiabilidad superior al 97 %. Las siete líneas de luz, con diez estaciones experimentales, más una que entrará en funcionamiento esté año y dos más en construcción, ya reciben anualmente unos 1000 investigadores cada año.

 

Ramón Pascual de Sans
Ramón Pascual de Sans

Profesor emérito de física teórica de la Universidad Autónoma de Barcelona, presidente honorario de la fuente de luz de sincrotrón ALBA y miembro de la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona.

Sobre este blog

«Al contrario de los tertulianos, me abstendré de comentar aquello de lo que no sé lo suficiente.»

Ver todos los artículos (35)