Aunque el lema de este blog es mi manifestación de que «Al contrario de los tertulianos, me abstendré de comentar aquello de lo que no sé lo suficiente» y de que, obviamente, no soy un experto en temas meteorológicos ni climáticos, me gustaría dar a conocer la nota que los meteorólogos del Observatorio Fabra, de la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona, han elaborado a final del año 2015.

"La Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona informa que 2015 ha sido el año menos lluvioso desde que, en septiembre de 1913, comenzaron las observaciones meteorológicas con continuidad en el Observatorio Fabra de Barcelona, perteneciente a la citada institución científica. Desde entonces el observatorio barcelonés, situado a 410 m de altitud, en la montaña del Tibidabo, dispone de observaciones meteorológicas de alta calidad, sistemáticas y sin vacíos, que suministran valores climáticos. En concreto, la serie pluviométrica anual de 102 años, de 1914 a 2015, da un promedio de lluvia de 617,6 mm. El total registrado en 2015, de tan solo 345,8 mm, es el más bajo de toda la historia del Observatorio, representando solo poco más de la mitad del promedio anual (56%). Este récord secular queda claramente destacado respecto al hasta ahora año más seco, 1937, que rebasó ligeramente los 400 mm (401,8), 56 mm por encima del total del año pasado. Aunque no puede relacionarse el nuevo récord de precipitación con el cambio climático, los modelos climáticos anuncian una cierta tendencia a la disminución de la lluvia en gran parte de la Península Ibérica a lo largo del presente siglo".

Imagen nocturna del Observatorio Fabra
El lector puede encontrar más información en las páginas web del Observatorio:
http://www.fabra.cat/meteo/dades/dades.html.

En ella, se puede comprobar que el marcado descenso en la pluviometría de este año no modifica, de momento y de forma significativa, el promedio de lluvias de los más de cien años de observación, al contrario que las temperaturas, cuyas medias anuales han aumentado desde los últimos 30 o 40 años. Aunque los datos se han tomado con continuidad y siempre desde el mismo punto, las temperaturas pueden estar influidas por los cambios locales de la próxima ciudad de Barcelona: calefacciones, automóviles, etc.

El lector interesado en más información sobre la historia y la pluviometría del Observatorio Fabra puede consultar la obra coordinada por el académico Javier Martín Vide, publicada en ocasión de la celebración de los 250 años de la Academia, La Reial Acadèmia de Ciències i Arts de Barcelona i el seu Observatori Fabra, precursors de l'observació meteorològica moderna: les sèries pluviomètriques centenàries.

Ramón Pascual de Sans
Ramón Pascual de Sans

Profesor emérito de física teórica de la Universidad Autónoma de Barcelona, presidente honorario de la fuente de luz de sincrotrón ALBA y miembro de la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona.

Sobre este blog

«Al contrario de los tertulianos, me abstendré de comentar aquello de lo que no sé lo suficiente.»

Ver todos los artículos (34)