La fuente europea de radiación de sincrotrón, ESRF, de European Synchotron Radiation Facility, es una colaboración europea para disponer de una herramienta para el progreso de la ciencia y la tecnología relacionadas con los rayos X que se constituyó en 1984. El ESRF fue establecido por un acuerdo de once países europeos, entre los que, afortunadamente, desde el principio ya estuvo España. Algunos de los países firmantes ya disponían de fuentes propias como Alemania, Francia o el Reino Unido y buscaban tener acceso a rayos X más duros. Otros, como España, no pensaban en ese momento en tener una fuente de luz de sincrotrón propia, pero sí que querían participar en el proyecto. Se trataba de construir una fuente de tercera generación basada en un anillo de almacenamiento de 900 metros de circunferencia y una energía de 6 GeV, con unas prestaciones mucho mejores que las de las fuentes existentes en ese momento en cualquier parte del mundo.

BrochureComo suele pasar con todos los grandes proyectos, su realización fue lenta. Después de varios estudios previos en 1987 se publicó el llamado "Libro Rojo", el diseño detallado del proyecto, y el año siguiente los ministros de los once países constituyeron la entidad, no como una entidad internacional como el CERN a cuya imagen se generó, sino como una sociedad francesa y se aprobaron sus estatutos. El proyecto se puso en marcha y en 1992 se empezaron a producir rayos X, de manera que la instalación empezó a ser operativa y se hizo la ceremonia inaugural en 1994 con 15 líneas de luz en funcionamiento.

Si se compara el período entre la constitución el año 1984 y la fase operacional diez años más tarde, se comprueba que la fuente de luz de sincrotrón ALBA, aprobada el año 2003 y abierta a usuarios el año 2012, no fue algo fuera de lo normal. No trato aquí de la génesis de ALBA que se ha publicado recientemente (Ramon Pascual, "La Historia del Sincrotrón ALBA", Publicaciones de la Universidad Autónoma de Barcelona, 2018).

El ESRF ha sido un éxito desde cualquier punto de vista que se considere. Por ello en 2009 se planteó una primera fase de renovación que se concretó en 2015 en lo que será el ESRF-EBS, de Extremely Brilliant Source, con la sustitución del anillo de almacenamiento por uno nuevo de mucho mejores prestaciones. Esto ha obligado a detener la producción de fotones el día 8 de diciembre de 2018 durante un período de más de un año.

El hecho de que un país del tamaño de España participara en el ESRF y no tuviera una fuente de luz de sincrotrón propia no dejaba de ser una anomalía. Durante el período transcurrido hasta que ALBA se puso en funcionamiento, las necesidades de los usuarios españoles se cubrieron, adicionalmente al tiempo competitivo a que daba derecho el hecho de ser país miembro del ESRF y la utilización de otras fuentes extranjeras, con la construcción y utilización de dos líneas propias en la fuente europea, lo que se conoce como Partner Beam Line, PBL. Una financiada por España, la BM25, la Spline, con dos ramas, la A y la B, y otra fruto de una colaboración entre el Ministerio Español y la Generalitat de Cataluña, la BM16.

Cuando ALBA entró en funcionamiento en 2012 dejaba de tener demasiado sentido tener dos PBL españolas. Además de su coste y de otras desventajas que repercutían en el acceso al tiempo competitivo, casi todos los experimentos que se podían hacer en las líneas propias se podrían hacer en ALBA o bien en las otras líneas del ESRF en régimen competitivo. Es por eso que ya hace tiempo se rescindió el contrato de la BM16, pero no el de la BM25. Se ha tenido que esperar a la mencionada parada del ESRF y el obligado traslado de la BM25, para plantear de nuevo la decisión de suspender su actividad. De hecho, y a pesar de que será necesaria una importante reinversión, sólo se ha decidido cerrar una de las partes de BM25, la A, mientras que parece que la BM25 B se mantendrá. Pero las decisiones, incluso en ciencia, no siempre son racionales.

Ramón Pascual de Sans
Ramón Pascual de Sans

Profesor emérito de física teórica de la Universidad Autónoma de Barcelona, presidente honorario de la fuente de luz de sincrotrón ALBA y miembro de la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona.

Sobre este blog

«Al contrario de los tertulianos, me abstendré de comentar aquello de lo que no sé lo suficiente.»

Ver todos los artículos (34)