El tercero y último de los juegos científicos de los Reyes de este año ha sido una baraja de cartas sobre la Tabla Periódica de los elementos. La «Periodic Table Playing cards», en la 4ª edición de 2010. Es un juego clásico, nada de materiales nuevos ni fenómenos curiosos. Se trata de una baraja con 108 cartas. Las 104 primeras corresponden cada una a un elemento químico. Hay tres cartas que incluyen cuatro elementos cada una (105 dubnio a 108 hassio, 109 meitnerio a 112 copernicio, y 113 ununtrio a 116 ununhexio), y una carta con dos elementos: 117 ununseptio y 118 ununoctio. De cada elemento se dan diferentes características típicas de las tablas periódicas clásicas: número y masa atómica, nombre –en inglés, francés y castellano–, puntos de fusión y ebullición normales, grupo y periodo, y alguna de las aplicaciones del elemento o de sus principales compuestos. El color del fondo es representativo del tipo de elemento de que se trata: gases nobles, metales alcalinos, de transición, etc.


Por cierto, es la primera vez que veo publicado el nombre del elemento 112, copernicio (símbolo Cn) en honor a Copérnico. Los descubridores (el GSI de Darmstadt, especialistas en nuevos elementos, y Sigurd Hofmann como director, a quien no se tiene que confundir con Roald Hoffmann, Nobel de química de 1981) habían propuesto diferentes nombres: copernio, kopernio, y finalmente ha triunfado copernicio, porque en inglés es el nombre que hace mejor la terminación –ium, normalizada para todos los nuevos elementos. El símbolo ha sido también un punto de confrontación. Se había propuesto inicialmente Cp, pero se desestimó porque Cp había sido durando mucho tiempo el símbolo del elemento casiopeo, el elemento nº 71 que recibió posteriormente el nombre de lutecio, y en algunas tablas periódicas se puede leer todavía. Finalmente se optó por Cn.

 

El juego de cartas es clásico. Se puede jugar como con una baraja americana, porque cada carta, además del elemento, tiene un número y un palo clásicos (corazones, picas, diamantes y tréboles) , con sus comodines. También hay las instrucciones para dos juegos más. «The learning game» es un juego educativo basado en saberse de memoria el símbolo, el nombre y alguna de las propiedades de los elementos. Gana quien más sabe. Y «The matching game» es un juego similar al de las familias, que consiste en ir completando periodos o grupos de la tabla, y gana quién más conjuntos consigue.

 


 

Me he entretenido en construir una tabla periódica clásica con las cartas, y acaba saliendo una pieza de 105 por 82 cm, que se reproduce en la foto adjunta. Haciéndolo, me he sentido como se debía sentir Mendeléyev cuando construía sus primeros listados, tal como lo reproduce el mural del patio interior de los nuevos edificios de Física y Química de la Universidad de Barcelona. El mural, obra de Vicente Ivorra (2006), dibuja en silueta diferentes científicos clásicos, y aparece Mendeléyev jugando al solitario con cartas correspondientes a los elementos químicos. El artista se permite el anacronismo de hacer que el científico estructure el formato semilargo de la tabla periódica, formato que no se diseñó hasta unos cuantos años después.

 

Más información: www.syntheme.com

 

 

 
4-1-2012. En respuesta al comentario de un amable lector, adjunto una nueva foto en que se aprecian mejor los contenidos de las cartas. He tomado tres al azar.


 

Claudi Mans Teixidó
Claudi Mans Teixidó

Catedrático emérito de Ingeniería Química por la Universidad de Barcelona. Autor de los libros de divulgación científica: La truita cremada (2005, Ed. Col·legi de Químics de Catalunya, catalán) y Tortilla quemada (2005, Ed. Col·legi de Químics de Catalunya). Els secrets de les etiquetes (2007, Ed. Mina, catalán) y Los secretos de las etiquetas (2007, Ed. Ariel). La vaca esfèrica (2008, Rubes editorial, catalán). Sferificaciones y macarrones (2010, Ed. Ariel), La química de cada dia (2016, Publicacions de la Universitat de Barcelona, catalán) y La Química en la cocina: una inmersión rápida (2018, Tibidabo Ediciones).

Director científico del Comité Español de la Detergencia, Tensioactivos y Afines (CED). Vocal de la junta de la Associació Catalana de Ciències de l'Alimentació (ACCA) y del Colegio-Agrupación de Químicos de Catalunya.

Página web personal

Sobre este blog

La naturaleza del ser humano es su artificialidad: la voluntad de adaptar el medio a sus necesidades. De ahí la tecnología y las ciencias aplicadas. Hablaremos de eso, especialmente de nuestra vida cotidiana. Y también de arte científico, de lenguaje científico-cotidiano... Nos lo pasaremos bien.

Ver todos los artículos (163)