En el Instituto Leonardo da Vinci

En esta edición del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia me he unido a la iniciativa #100tífiques de la Fundació Catalana per la Recerca i la Innovació i del Barcelona Institute of Technology para acercar el mundo de la ciencia las niñas. Un colectivo de más de 400 investigadoras y tecnólogas hemos dado charlas en escuelas repartidas por Cataluña para enseñar qué es el mundo de la ciencia, e intentar romper estereotipos muy arraigados en nuestra sociedad. Casi la totalidad de las charlas fueron virtuales. Tuve la suerte de poder dar la charla de forma presencial ante un grupo de niñas de entre 12 a 13 años en el Instituto Leonardo da Vinci de Sant Cugat del Vallès, pues las instalaciones del centro permitían mantener las medidas de seguridad en estos tiempos de pandemia. Una iniciativa pensada para que las niñas vean que somos muchas las que nos dedicamos con devoción y pasión a hacer ciencia, enseñarles en qué consiste el mundo de la investigación, y acercarnos un poco a su realidad.

Aunque en este blog he dedicado varios posts a tratar la situación que han vivido las mujeres científicas en el pasado o presente, cada vez me preocupa más el futuro. La evolución de nuestra sociedad hace que cada vez más nuestro futuro esté marcado por la tecnología y la ciencia. Si las mujeres no entran a formarse en estas disciplinas quedará relegadas a la precariedad en un mercado laboral que en el futuro se parecerá muy poco al actual. Un problema que ya es actual es que muchos algoritmos de inteligencia artificial o de robótica están ideados por hombres, que en general no tienen en cuenta las preferencias femeninas. Esto irá a peor en las décadas venideras si las mujeres no entran en este sector tecnológico.

Desafortunadamente muchas niñas a edades muy tempranas se autoexcluyen como capacitadas para dedicarse a profesiones científicas o tecnólogas. Las causas son múltiples, pero los estereotipos culturales tienen mucho que ver aquí. Los esfuerzos que hemos realizado muchas compañeras en días como hoy son para dar a entender a las niñas que la ciencia no tiene género, que la hacen personas, mujeres o hombres, y que la innovación científica gana con la diversidad. Por un mejor futuro, espero que el mensaje vaya calando.

 

Cristina Manuel Hidalgo
Cristina Manuel Hidalgo

Investigadora científica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Instituto de Ciencias del Espacio (ICE-IEEC).

Página web personal

Sobre este blog

La física nos ayuda a comprender el universo que nos rodea: desde los constituyentes más ínfimos de la materia, hasta todo el cosmos que nos envuelve.

Ver todos los artículos