#ComunicaCiencia: una herramienta de todos para comunicar en redes

30/04/2018 3 comentarios
Menear

En pocas semanas, la nueva etiqueta #ComunicaCiencia ha conseguido aglutinar a cientos de comunicadores pero, todavía más importante, hacer llegar la ciencia a cientos de miles de usuarios de las redes. Hoy os contamos su historia y os animamos a utilizar #ComunicaCiencia.

 

Cartel ComunicaCiencia_comun.jpg 

Mapa de actividad del hashtag #ComunicaCiencia unas semanas después de su lanzamiento (más oscuro significa mayor actividad). Un análisis más detallado se puede consultar aquí.
 

Hace unas semanas se lanzó el hashtag #ComunicaCiencia, una etiqueta para las redes que quiere servir como altavoz y antena de la comunicación en español de la ciencia. En este artículo os cuento la historia de esta etiqueta, sus prometedoras primeras semanas de vida, y los retos que nos quedan por conseguir. Empecemos por el principio:

Para muchos de nosotros, la ciencia es la suma de muchas historias, el resultado inevitable del trabajo en equipo. Por tanto, las historias de ciencia, aquellas que nacen y se cuecen alrededor de lo que algunos llaman conocimiento científico, tienen innumerables protagonistas, actores secundarios y, no menos importante, una buena variedad de públicos. Es por eso que a veces me gusta insistir en lo siguiente: las historias que no se cuentan son historias que nunca han sucedido, también en ciencia. Esa es la razón de que la comunicación de la ciencia en su sentido más amplio (desde el astronauta hablando de la utilidad de los programas espaciales, pasando por un artículo periodístico sobre un avance científico, hasta la visita a un médico para entender la eficacia y seguridad de las vacunas) resulte de vital importancia.

Sin embargo, la comunicación moderna de la ciencia (un conjunto de acciones inevitablemente multidireccionales, y no puramente informativas) presenta algunos requisitos. Entre ellos, la utilización de un lenguaje común (llámese en este caso una lengua hablada, escrita u oída) y de unos canales de comunicación (donde las redes sociales y los medios digitales están ganando una preponderancia significativa).

En este contexto, cualquier análisis probablemente lleve a la misma conclusión: la comunicación de la ciencia, tanto dentro de los sectores académicos, como en el periodismo, la divulgación científica y la comunicación institucional, tiene un idioma predominante: el inglés. Por supuesto, esto tiene algunas ventajas, pero también, muchos inconvenientes. Entre ellos, el más importante está centrado en el receptor de la información científica: ¿qué sucede con todas aquellas personas que no dominan suficientemente el inglés?

 data usuarioa.jpg

Izquierda: actividad de #ComunicaCiencia en las últimas semanas. Derecha: algunos de los más de 300 usuarios que han utilizado, o mencionado, esta etiqueta en las redes.
 

Otra reflexión que considero también interesante: ¿existe un vínculo de confianza comparable, cuando una persona se comunica o recibe información en un idioma que no es la materno, o cuando esto sí sucede?

Para tratar de responder a la primera pregunta: según el eurobarómetro, solamente el 38 % de los europeos consideran que pueden hablar suficientemente el inglés (con fuertes desviaciones entre países). Por lo que respeta a Latinoamérica, el promedio podría llegar hasta el 50 %, según el English Proficiency Index.

Por lo tanto, respondiendo a la primera pregunta: no parece descarado pensar que como mínimo la mitad de la población de las comunidades mencionadas anteriormente, queden automáticamente excluidas de poder comprender no solamente artículos científicos en inglés, sino también todas las comunicaciones que se realizan en este idioma. En relación a la segunda pregunta: es posible que la otra porción de ciudadanos que sí dominan suficientemente el inglés, reciban y respondan a la información que les llega en un idioma que no es el nativo, de forma distinta a como lo harían si la comunicación tuviera lugar en su idioma. Entre otras razones porque, como ya he comentado alguna vez, la comunicación es una acto que tiene que ver, no solamente con la razón, sino también con otros factores, como los valores y la emoción.

Si ponemos ahora el factor idiomático en el contexto de la comunicación en español de la ciencia en redes, podemos señalar dos datos: según cifras de 2015, en el mundo hay unos 572 millones de personas que hablan español, y esta cifra podría aumentar hasta 754 millones a mediados de siglo. En paralelo, las redes sociales están aumentando increíblemente su influencia como fuente de información y difusión de la ciencia.

Sin embargo, mientras que los comunicadores y los receptores de la ciencia expresada en inglés hace años que disponen de la etiqueta #SciComm, los hispanohablantes no disponíamos hasta ahora de una etiqueta similar para la comunicación científica en redes.

 

Cartel ComunicaCiencia_comun3.jpg

Izquierda: la actividad mayoritaria del hashtag se concentra en las redes sociales twitter e instagram. Derecha: En unas pocas semanas, la etiqueta #ComunicaCiencia ha conseguido situarse al nivel de la etiqueta alemana #WissKomm, en lo que se refiere al número de usuarios, menciones y alcance. Sin embargo, todavía está un order de magnitud por debajo de la versión anglosajona #SciComm.

 

Es por ello que hace unas semanas se lanzó la iniciativa #ComunicaCiencia, un proyecto de todos aquellos que quieran contribuir y disfrutar de él, de la ciencia. Esta etiqueta no solamente puede ayudar a los comunicadores a estar en red, también podría contribuir a alcanzar más trending topics con temática científica y, sobre todo, facilitar a las audiencias llegar hasta nuestros contenidos. Y no menos importante, fomentaría la interacción entre nosotros, los comunicadores, y nuestras audiencias.

Muchos de nosotros estamos utilizando ya #ComunicaCiencia en las redes. ¿Quién nos acompaña?

Notas:

  • Si queréis leer la historia de cómo surgió la idea, lo podéis leer en el blog de la Asociación Española de Comunicación Científica (AECC).
  • Algunas estadísticas sobre los prometedores primeros pasos de #ComunicaCiencia en las redes aquí.
  • También podéis podéis escuchar un podcast con Luis Quevedo sobre #ComunicaCiencia

Seguir a Guillermo Orts-Gil:

follow twitter gog.png follow fb gog.png