El mensaje de las medusas

19/10/2018 1 comentario
Menear

Treinta años después de mi primera experiencia con unos de los seres vivos más antiguos, diversos y fascinantes del planeta, vuelvo a ellos para intentar descifrar el mensaje que nos están enviando. Una historia sobre medusas, el cambio climático y la salud de nuestros mares.

Medusas en el acuario en Berlín. Foto: @GuilleOrtsGil

Tenía unos diez años cuando volé por primera vez. Un avión de hélices nos llevó a mi familia y a mí desde Barcelona hasta una pequeña isla del Mediterráneo. Una vez allí, quise explorar el mundo bajo el agua cuando, de repente, un intenso dolor me obligó a regresar a la playa. Entonces me di cuenta de que mis pies estaban hinchados y rojos. Ese día recibí el primer mensaje de las medusas, y empecé a interesarme por ellas.

Casi treinta años después de esa primera experiencia, visito hoy uno de los pocos lugares del mundo en que se cría, en agua de mar artificial, muchas especies diferentes de estos animales. Hipnotizado por la maravillosa danza de las medusas en el Aquarium de Berlín, de repente recuerdo la historia de mi infancia y decido volver a mirar hacia Menorca en busca de respuestas.

Según un estudio realizado por científicos de la Universidad de Connecticut en Estados Unidos, se estiman que una de cada seis especies del mundo podría enfrentar la extinción a fines de este siglo, debido al cambio climático. Desde pingüinos en la Antártida hasta mariposas en España, pasando por roedores y corales en la Gran Barrera, varios estudios muestran que estas especies ya están desapareciendo. Curiosamente, las medusas no parecen estar entre las especies en peligro, sino todo lo contrario.

Según el Observatorio de Medio Ambiente de Menorca, el número de ataques de medusas contra nadadores ha aumentado constantemente desde 2002. Durante la última década, se han recibido infinidad de informes sobre playas invadidas por medusas en todo el mundo, que también causan graves problemas a las centrales eléctricas. Pero, ¿significa esto que los océanos se están superpoblando de medusas? Según Marina Sanz-Martín, del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados en España, se ha observado un aumento en la población mundial de medusas, pero no tenemos suficientes estudios para asegurar un crecimiento masivo de estos seres. En cualquier caso, parece que lo que pone en riesgo muchas especies animales(acidificación de los océanos, el aumento de la temperatura del agua y la contaminación), parece no ser un problema para las medusas.

Vídeo 'La danza de las medusas', autor: @GuilleOrtsGil

Ahora, la pregunta que algunos científicos están tratando de responder es la siguiente: a pesar del peligro potencial para los nadadores y las plantas de energía, ¿qué podemos aprender de las medusas? El primer desafío al tratar de aclarar esta cuestión es el hecho de que la comunidad de investigadores en este campo es bastante pequeña. "Ha sido muy, muy difícil convencer a los científicos del mar de que las medusas son importantes", dice Jennifer Purcell, investigadora del Centro Marino de la Universidad Western Washington en Anacortes. Según Purcell, quien ha estado estudiando las medusas en los últimos cuarenta años, solo unos pocos grupos de investigación se han interesado por las medusas, por ejemplo, debido a su extraordinaria transparencia (están hechas en un 95% de agua), o a su estraodinaria capacidad de curar heridas. Esto está cambiando, en primer lugar, porque Purcell y sus colegas han demostrado que las medusas también son una parte importante de la cadena alimentaria marina. Eso significa que un aumento en la población de medusas podría estar dañando algunas especies acuáticas, pero también ser beneficioso para otros. Por ejemplo, albatros, pingüinos rey y pingüinos de penacho amarillo, todos ellos comen medusas.

Afortunadamente, en los últimos años, más investigadores han comenzado a considerar a las medusas como un interesante objeto de estudio, especialmente en la investigación del cambio climático. Entonces, ¿qué han descubierto los investigadores sobre la relación entre las medusas y el cambio climático?

En primer lugar, las medusas nos muestran que el cambio climático está afectando a nuestros océanos. A medida que los humanos emiten más gases de efecto invernadero (dióxido de carbono en particular) a la atmósfera, la química de los océanos cambia. Sin embargo, las medusas pueden sobrevivir y, a menudo, multiplicarse rápidamente en un mar más cálido, más ácido y menos oxigenado. Por lo tanto, el aumento en la población de medusas nos dice que el cambio climático es real.

jellyfisf by GuilleOrtsGil_vf2.png

En segundo lugar, las medusas se han utilizado para demostrar que el efecto combinado del cambio climático y otro factor es más potente que la suma de los efectos individuales. Como ejemplo: en 2017 un equipo internacional de investigadores demostró que tanto los cambios en la química como la introducción de depredadores afectaron a las poblaciones de un zooplancton llamadas calanoides, más que las acciones individuales. En otras palabras, para evaluar el impacto del cambio climático en las especies acuáticas, las especies circundantes también deben tomarse en consideración.

En tercer lugar, las medusas nos recuerdan las consecuencias de la explotación masiva de los recursos y la contaminación. Cuando la industria pesquera ha eliminado más del 90% de los grandes peces de los mares, ha agotado a los depredadores de medusas y sus competidores. El vacío ecológico dejado por la pesca desenfrenada ha permitido a las medusas expandir su influencia en los ecosistemas marinos. Al mismo tiempo, los peces absorben contaminantes plásticos en el agua de mar, lo que afecta su vigilancia. En otras palabras, la industria del plástico que crea billones de toneladas de contaminación de carbono cada año afecta el clima, de manera directa e indirecta. Y esto beneficia a las medusas.

Cuarto: la naturaleza ya no puede regular los problemas que hemos estado generando desde la revolución industrial. Si bien los océanos han absorbido el 25% del dióxido de carbono producido por los humanos durante los últimos 200 años, actuando así como un amortiguador para el cambio climático, es posible que esto ya no funcione. Un estudio, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), revela que las bacterias son capaces de absorber los productos químicos emitidos por la mayoría de los peces cuando mueren, también el carbono. Sin embargo, las bacterias no pueden hacer lo mismo con las medusas. La consecuencia: las bacterias no pueden absorber bien el exceso de carbono y lo exhalan como dióxido de carbono. Esto significa que se libera más gas en la atmósfera.

Resumiendo, la importancia de las medusas en el cambio climático podría ser mucho más alta de lo que pensamos. La existencia y proliferación de estos animales nos está enviando señales de advertencia que debemos escuchar. Esto nos lleva a una última pregunta: sabemos que las medusas pueden adaptarse a las nuevas condiciones pero,¿podremos nosotros también?.