fotelec1.jpg¿Nanocristal o vaqueros? Una de las imágenes corresponde a columnas de átomos en un cristal de óxido de hierro, tomada con un microscopio electrónico de transmisión de alta resolución. La otra, es una foto de unos jeans tomada con una cámara digital compacta con función macro. ¿Adivinan cuál es cuál?

 

Cambiando el enfoque

¿Quién no ha fotografiado alguna vez paisajes durante sus vacaciones? Yo suelo hacerlo, me parece una buena forma de despejar la mente. Mirando al horizonte, mis preocupaciones se me antojan menores, casi insignificantes. Sin embargo, cuando uno ha pasado varios años tomando imágenes del mundo nanoscópico, como es mi caso, empieza a pensar qué pasaría si, en lugar de tomar imágenes desde la distancia, lo hiciera desde muy, muy cerca. Fue así cómo, cámara en mano, recorrí la semana pasada la maravillosa isla de Lanzarote, tomando fotos de objetos minúsculos. La sorpresa fue mayúscula.


El placer y la curiosidad al observar

Probablemente mi afición por "lo más pequeño" venga de los años que he pasado obervando muestras con un microscopio electrónico de transmisión. Ésta es una experiencia increíble, muy bella e inspiradora, como he intentado explicar ya alguna vez. Sin embargo, quien nos lo cuenta de forma verdaderamente magistral es Víctor Puntes en su artículo Reflexiones en torno a la ciencia y el arte, inspiradas en el mundo nanoscópico.

Lo que me gustaría comunicarles hoy es, sin embargo, otra cosa: a veces no es necesario un microscopio electrónico para satisfacer esta curiosidad estética, artística, casi científica, por conocer la estructura de lo más pequeño.


¿Con fotones o electrones?

A veces, es suficiente con una cámara de menos de cien euros que cabe en la palma de su mano. La cámara necesita, eso sí, disponer de una función macro.
No les voy a relatar muchos detalles más. Este artículo es simplemente una excusa para compartir con ustedes algunas imágenes, y plantearles un ejercicio de imaginación.

Las imágenes muestran fotografás tomadas en una isla volcánica, junto con otras obtenidas en un laboratorio de microscopía electrónica. Aunque la escala de las imágenes es tremendamente diferente (del orden de entre 10.000 y 1.000.000 veces), en ocasiones lo "nano" y lo "milimétrico" son difíciles de distinguir.
Si alguno de ustedes cree dar con la respuesta (electrones o fotones), o incluso cree saber cuáles son los objetos que aparecen en las imágenes, les invito a escribirme en twitter o en facebook.

Tal vez, alguno de ustedes también me escriba para explicarme que ha hecho cosas parecidas, o que mi artículo le ha inspirado para hacerlas. No habría nada que me llenara más de satisfacción. No lo olviden, la curiosidad muchas veces necesita poco más que imaginación.

 

fotelec2.jpg¿Nanopartícula de sílica o fruto de un arbusto? Una de las partículas es una 100.000 veces más pequeña que la otra, ¿adivinan cuál?

 

fotoele3.jpg¿Nano o milimétrico? Tres de la imágenes muestran secciones del orden de unos pocos milímetros y fueron tomadas con una cámara que cuesta unos 80 euros. La cuarta imagen muestra un objeto unas 10.000 veces menor que los anteriores y fue tomada con un instrumento que cuesto cerca de 1,5 millones de euros.

 

Picture4.jpg¿Nano o milimétrico? Tres de la imágenes muestran secciones del orden de unos pocos milímetros y fueron tomadas con una cámara fotográfica con función “macro”. La cuarta imagen muestra un objeto nanoscópico y fue obtenida con un microscopio electrónico de transmisión.

Artículos relacionados

Guillermo Orts-Gil
Guillermo Orts-Gil

El científico sin fórmulas. Barcelonés de nacimiento, berlinés de adopción. Doctor en química física. Investigador en Nanotecnología de la Sociedad Max Planck. Actualmente, Guillermo es coordinador científico internacional y colaborador habitual, entre otros, de Investigación y Ciencia y de El Huffington Post. Su especialidad es el "storytelling" y prepara su primer libro, un recopilatorio de sus mejores historias de ciencia, bajo el título "El científico sin fórmulas".

Página web personal

Sobre este blog

Las nanopartículas son extremadamente pequeñas y, al mismo tiempo, extraordinariamente fascinantes, por eso las llamo: Big Nano. Desde este blog, intentaré explicar las propiedades y posibles aplicaciones de los materials nanoscópicos, por qué hay que tener paciencia con lo que se conoce como nanotecnología y muchas más cosas. ¡Espero que lo disfruten tanto como yo!

Ver todos los artículos (34)