La Revista Española de Física (publicación de la Real Sociedad Española de Física con la que yo colaboro como miembro de su Consejo Editorial) se ha hecho eco de una publicación reciente en la revista Nature Communications: "Observers of quantum systems cannot agree to disagree" ("Los observadores de sistemas cuánticos no pueden estar de acuerdo en no estar de acuerdo". "Agree to disagree" es una frase hecha en inglés que se suele usar para zanjar educadamente discusiones sin dar la razón a ninguna de las partes) realizado por un equipo interdisciplinar formado por Patricia Contreras Tejada (Instituto de Ciencias Matemáticas-CSIC), Giannicola Scarpa (Universidad Politécnica de Madrid), Aleksander M. Kubicki (Universidad Complutense de Madrid), Adam Brandenburger (Universidad de Nueva York) y Pierfrancesco La Mura (HHL Leipzig Graduate School of Management).

La idea del artículo era comprobar si la teoría cuántica puede cumplir el "teorema del acuerdo". Según la reseña de la Revista Española de Física: 

"El famoso teorema del acuerdo se debe a Robert Aumann, Premio Nobel de Economía en 2005. El teorema manifiesta la importancia de la "certeza común". Algo es certeza común para dos agentes cuando es cierto para ambos, además es cierto para ambos que es cierto para ambos, es cierto para ambos que es cierto para ambos que es cierto para ambos, y así sucesivamente.

En el teorema, dos agentes racionales parten de las mismas creencias, después, cada agente adquiere información privada y, en base a ella, asigna una probabilidad a un evento. El teorema expone que, si las probabilidades son certeza común, entonces son iguales.
"Es un resultado central en la economía y la teoría de la decisión, ya que permite resolver los desacuerdos," asegura el Dr. Scarpa. Aunque dos agentes comiencen asignando probabilidades diferentes a un evento, pueden compartirlas para que sean certeza común y, así, ponerse de acuerdo. En la vida real, a veces las circunstancias impiden que se cumpla este teorema, pero este resultado dota de coherencia interna a cualquier sistema racional.
Sin embargo, al considerar sistemas cuánticos la situación podría ser otra: incluso partiendo de la misma información y teniendo certeza común, quizá pudiera mantenerse el desacuerdo. En un futuro no muy lejano, trabajar con sistemas cuánticos compartidos quizá sea habitual. Si la teoría cuántica no cumpliera el teorema del acuerdo, ¿cómo podríamos llegar a un consenso?"

Así que, ya nos podemos imaginar el resultado ¿no? Al fin y al cabo, ¿no es la física cuántica esa antifísica, esa no-física, llena de cosas "misteriosísimas", "fascinantísimas" e "inexplicabilísimas"? ¿No es imposible entender nada, porque nada es intuitivo, y ya decía Feynman que? ¿No hay que cambiar todos los paradigmas y pensar "fuera de la caja", y otras frases de las de los sobres de azúcar que te dan con el café? ¿Y además no decía ya Einstein que? ¿Y no es cierto que los hechos dependen del observador, y no hay realidad objetiva, y no sé qué de Wigner? ¡Y el gato, ah, el gato!

Pues parece que no:

 " "Afortunadamente, el nuevo trabajo demuestra matemáticamente que el teorema sí se cumple", confirma la Dra. Contreras Tejada. Con la misma información y teniendo certeza común, sigue siendo posible llegar a un acuerdo, incluso razonando sobre objetos cuánticos."

 

¿Qué cosa más rara, no?  Con lo divertido que era pensar que la teoría cuántica era incoherente y se había "roto" con un experimento "multigato", aunque luego se demostrara que lo único incoherente era ese artículo (cuestiones de interpretación, imagino). Jo, qué pereza, a ver si al final vamos a tener que intentar hacer un esfuerzo por entender lo que dice en realidad la teoría cuántica... ¡Bah, no creo! Mejor seguimos con la tabarra de siempre: ya decía Einstein que. Y lo del gato, ¿eh? que a nadie se le olvide lo del gato.

 

 

Como casi todas las "frases de Einstein", Einstein nunca dijo esto. 

Carlos Sabín
Carlos Sabín

Físico teórico. Investigador "Ramón y Cajal" en el Departamento de Física Teórica de la UAM. Autor de "Verdades y mentiras de la física cuántica".

Página web personal

Sobre este blog

Cuantizando todo, hasta el último fotón. Tecnologías cuánticas y mucho más.

Ver todos los artículos