Qué es eso de la materia blanda

17/06/2008 4 comentarios
Menear

            Ya que este blog se llama así, supongo que lo más considerado será comenzar detallando lo que es la materia blanda. Voy a coger carrerilla desde lejos. Hay quien dice que en el siglo XX la física avanzó sustancialmente en tres frentes: lo grande, lo pequeño y lo complejo. La astrofísica se alzó como ciencia, y en el otro extremo, la mecánica cuántica propuso una tesis coherente sobre la constitución de la materia y los átomos. El progreso en ambos puntos fue espectacular; no es extraño que la revista Time escogiera a Einstein como personaje del siglo.

            Pero ¿queda todo resuelto con eso? Dicho de otra manera, conociendo con precisión cómo funciona el mundo atómico, ¿es posible deducir todo lo demás? Sin ser más explícito, se puede decir que queda un espacio amplio para la indeterminación, la impredecibilidad, el caos: muchos sistemas se vuelven complejos. El concepto del caos ya ha entrado en la cultura popular (¿recuerdan “Parque Jurásico”?); en un concurso sobre las expresiones más características del siglo XX quedó muy arriba “el efecto mariposa”.

            Ahí se sitúa la materia blanda. Nos puede valer la definición de Wikipedia: subdisciplina incluida en la física de la materia condensada que se ocupa de sistemas fácilmente deformables mediante esfuerzos o fluctuaciones térmicas. (Otro día tengo que hablar de Wikipedia). Desde el punto de vista formal, se emplean técnicas y procedimientos de mecánica estadística, sistemas complejos, termodinámica, y otros campos afines. Desde el punto de vista material, se consideran materia blanda: los líquidos, especialmente los líquidos complejos (por ejemplo, viscoelásticos, soluciones, etc.); gran parte de la materia viva; los medios compuestos de un gran número de partículas que muestran comportamientos colectivos (como los medios granulares); y toda una serie de sustancias que sería difícil clasificar estrictamente como sólidos, líquidos o gases. La espuma puede ser un caso: dependiendo de las condiciones se puede comportar como uno u otro. Técnicamente, volvemos a la definición propuesta: sistemas fácilmente deformables con esfuerzos o fluctuaciones térmicas. A estas escalas la cuántica es irrelevante, por lo que se habla a veces de estructuras mesoscópicas, opuestas tanto a lo microscópico como a lo macroscópico.

            No sé si el término “materia blanda” lo propuso Pierre-Gilles de Gennes, pero el hecho es que muchos lo consideran el iniciador de este campo. Hace poco se celebró en el Collège de France un congreso conmemorativo que reunió a unos 200 científicos procedentes de todo el mundo. Las conferencias versaron sobre algunas áreas en las que investigó de Gennes: medios granulares, polímeros, superconductividad (eso quizá no sea materia blanda), biofísica, líquidos e interfases, cristales líquidos, capilaridad ... Hay incluso una revista llamada Soft Matter, que dice estar en la intersección de la física, la química y la biología. A mí me gusta de este tema que es sorprendente y divertido. Los experimentos se pueden tocar con la mano, se suelen realizar sin necesidad de instrumentos complicados. Con todo, aparecen cuestiones intrigantes, conceptos nuevos y enigmas inesperados. Algo iré contando aquí.

            Y un apunte para acabar. ¿No parecen blandas, figuradamente, en el sentido expuesto, muchas empresas humanas? Fácilmente deformables. Débiles. Dúctiles. Ya hay investigadores que se dedican a estudiar el comportamiento social en el contexto de la materia blanda. Incluso se habla ahora de econofísica, lo que quiera que sea. Excusa que me va a servir para tratar de casi cualquier cosa relacionada con la ciencia que me resulte preocupante ...