La educación es uno de los recursos intelectuales, sociales y materiales más importantes de las sociedades modernas. El nivel educativo es la puerta de aceso a la ocupación, a los ingresos y, como consecuencia, a la posición social de los individuos. Además, la educación y los aspectos antes mencionados derivados de ella, se asocian a salud y mortaliadd. A su vez, el sistema educativo es la institución que mejor reproduce la estratificación social, excepto en aquellos países (la mayoría de ellos nórdicos) en los que más de un 90% de las escuelas son públicas.
El por qué un individuo concreto adquiere mayor o menor nivel educativo es un objeto de debate, enfrentando aquellos que defienden que todo depende de las capacidades y aptitudes de las personas, y aquellos que defienden que existen factores individuales pero también sociales, culturales y económicos. El eterno debate entre naturaleza o crianza pero llevado al terreno educativo, que al final será determinante para el logro profesional y la posición social del individuo en la sociedad.
La comprensión de cómo los factores genéticos y ambientales subyacen a las diferencias individuales en el nivel educativo que se adquiere a lo largo de la vida no tienen solo implicaciones científicas y académicas, sino que es importante también a nivel sociológico. Conoceer estos factores podrá ayudar a diseñar mejores planes educativos para conseguir mejores sociedades.
Existen varios estudios que abordan el tema de la genética de la inteligencia, encontrando que los factores genéticos y ambientales compartidos por los gemelos explican aproximadamente partes iguales (alrededor del 40%) de las diferencias interindividuales en el nivel educativo. La variación en inteligencia explicada por el ambiente es mayor en la infancia que en la edad adulta, y la posición socioeconómica de los padres se asocia al éxito académico independientemente de la capacidad cognitica de cada individuo, es decir, que aunque no seas muy listo, si vas a una escuela elitista y además vives en una familia de altos ingresos, tu éxito académico -y como consecuencia, profesional- será mayor.
Para mayor complejidad del asunto, el peso de los factores genéticos o ambientales depende de la sociedad que estemos estudiando. Así, en sociedades más clasistas, más desiguales y más elitistas, el papel de la genética es ínfimo y pesa mucho más el factor ambiental (que en ocasiones marca incluso el simple acceso a la escuela). Por otro lado, en sociedades más meritocráticas, más abiertas, más igualitarias y con mayor justicia social y acceso a la educación de todos los individuos independientemente de su estrato social, los factores genéticos tienen mucho más peso, es decir, que si todos tenemos las mismas condicones educativas de partida, es la genética la que marca la diferencia. Para ilustrarlo de manera olímpica, si en una carrera de 100 metros lisos, yo salgo desde el metro 90 y Usain Bolt sale desde el metro 0, yo ganaré la carrera; si los dos salimos desde el metro 0, la carrera la ganará el mejor, que por supuesto, no soy yo.

En Noruega, donde el 99% de las escuals son públicas, un estudio en gemelos puso de manifiesto que el papel de los factores genéticos en la educación aumentó después de la Segunda Guerra Mundial cuando se reformó el sistema educativo, y un estudio en España mostró resultados similares sobre el efecto creciente de los factores genéticos en la educación después de una reforma educativa que promueve la igualdad en oportunidades educativas para todos.
En un nuevo estudio realizado recientemente se analizó el peso de los factores genéticos en una base de datos internacional de gemelos, puntuando a los países según el tipo de sistema educativo que poseían, es decir, si este permitía el acceso a un sistema educativo de calidad a todas las clases sociales (mayoría de países europeos), o si era un sistema educativo más elitista (EEUU o Australia). Además, estudiaron los factores genéticos o ambientales en las mujeres, ya que el acceso a la educación de estas estuvo restringido durante hasta el SXX.
Los resultados mostraron que los factores genéticos son importantes para el logro educativo independientemente de la sociedad, pero varía entre grupos socioeconómicos: los genes explican menos diferencias individuales en el logro educativo en familias económicamente desfavorecidas que en familias más ricas, lo que indica que los primeros carecen de medios para facilitar la expresión de su potencial genético porque la estructura social con desigualdad de oportunidades se lo impide. Lo cual es una tremenda injusticia social además de afectar al progreso de la sociedad humana en general ya que se pierden un gran número de cerebros genéticamente bien dotados en detrimento de otros que no lo están tanto, pero que pueden acceder a una buena educación elitista.

Además, se ha visto que la heredabilidad de los logros educativos de las mujeres era cercana a cero alrededor en 1900, en consonancia con la escasez de oportunidades que tenían las mujeres para cultivar sus talentos a través de la educación, pero aumentó drásticamente (aproximadamente un 60%) hacia el final del siglo, cuando el acceso de las mujeres a la educación se normalizó. Es fácil deducir que un resultado similar se obtendría al estudiar determinadas etnias cuyo acceso a la educación estuvo vetado en muchos países durante mucho tiempo.

Todos estos resultados tomados en conjunto indican que a más igualdad social, mayor expresión del potencial genético individual.

REFERENCIAS

- Silventoinen, K., Jelenkovic, A., Sund, R. et al. Genetic and environmental variation in educational attainment: an individual-based analysis of 28 twin cohorts. Sci Rep 10, 12681 (2020). https://doi.org/10.1038/s41598-020-69526-
- Turkheimer E, Haley A, Waldron M, D'Onofrio B, Gottesman II. Socioeconomic status modifies heritability of IQ in young children. Psychol Sci. 2003 Nov;14(6):623-8. doi: 10.1046/j.0956-7976.2003.psci_1475.x. PMID: 14629696.
- Ishida, I., Müller, W. & Ridge, J. M. Class origin, class destination, and education: a cross-national study of ten nations. Am. J. Sociol. 101, 145–193 (1995).
- Mackenbach, J. P. et al. Socioeconomic inequalities in health in 22 European countries. N. Engl. J. Med. 358, 2468–2481 (2008).
- Hout, M. & DiPrete, T. A. What we have learned: RC28's contributions to knowledge about social stratification. Res. Soc. Stratif. Mobility 24, 1–20 (2006).
- Branigan, A. R., McCallum, K. J. & Freese, J. Variation in the heritability of educational attainment: an international meta-analysis. Soc. Forces 92, 109–140 (2013).
- de Zeeuw, E. L., de Geus, E. J. C. & Boomsma, D. I. Meta-analysis of twin studies highlights the importance of genetic variation in primary school educational achievement. Trends Neurosci. Educ. 4, 69–76 (2015).
- Heath, A. C. et al. Education policy and the heritability of educational attainment. Nature 314, 734–736 (1985).
- Colodro-Conde, L., Rijsdijk, F., Tornero-Gómez, M. J., Sánchez-Romera, J. F. & Ordoñana, J. R. Equality in educational policy and the heritability of educational attainment. PLoS ONE 10, e0143796 (2015).
- Heath, A. C. et al. Education policy and the heritability of educational attainment. Nature 314, 734–736 (1985).
Julio Rodríguez
Julio Rodríguez

Científico, biólogo, doctor en medicina molecular, psicólogo, escritor y divulgador. Diagnóstico genético en Fundación Pública Galega de Medicina Xenómica (FPGMX)

Trabajé investigando la genética de trastornos psiquiátricos en la Fundación Instituto de Investigación Sanitaria (FIDIS) y la Universidad de Santiago de Compostela (USC). También un tiempo en la Universidad de Oxford y en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de Madrid. (Perfil científico)

Divulgo ciencia en @radioclasica @rne @RadioGalega y @radiocarbasSER

He publicado dos libros: Prevenir el narcisismo y Lo que dice la ciencia sobre educación y crianza son mis libros de divulgación.

Facebook "La bitácora del Beagle"

Instagram

Telegram @JulioRodriguez80

 

Sobre este blog

Debemos dejar sitio para la duda o no habrá progreso ni aprendizaje.
—Richard Feynman

Ver todos los artículos