La heredabilidad de la inteligencia

25/11/2018 0 comentarios
Menear

d41586-018-06956-3_16181910.jpg

Según un estudio publicado en la revista Molecular Psychiatry, aproxidamadamente la mitad de las diferencias en inteligencia entre individuos pueden ser debidas a factores genéticos. En concreto, a la suma de numerosos efectos de pequeño tamaño provocada de cientos, o incluso miles, de genes.

Durante mucho tiempo se ha debatido acerca del tema de la heredabilidad de la inteligencia. Estudios con gemelos sugirieron que el 60-80 por ciento de la inteligencia proviene de los genes, pero aún así, estos estudios nunca han logrado resolver con claridad la controversia entre "naturaleza o educación" –nature vs nurture-.

Este trabajo es la primera demostración científica fehaciente de que parte de nuestra inteligencia proviene de instrucciones escritas en el DNA. Para ello los autores del estudio analizaron alrededor de 500.000 polimorfismos de un único núcleotido (SNPs) –variaciones presentes en el DNA que afectan a una única base- repartidos por todo el genoma, en unos 3.500 adultos de entre 18 y 90 años procedentes del Reino Unido y Noruega. A cada uno de los sujetos se le aplicó un test de inteligencia para definir cuantitativamente su Cociente intelectual (CI).

Los resultados obtenidos mostraron que no existía ningún gen en concreto que explicase unas habilidades cognitivas elevadas. Dada la complejidad de la característica a estudio –la inteligencia-, que esta resida en un único gen es altamente improbable. Lo que realizaron los investigadores fue utilizar los 500.000 SNPs analizados para determinar como eran de similares los participantes en el estudio entre sí. Lo que encontraron fue que los participantes que habían conseguido puntuaciones más altas en los test de inteligencia eran genéticamente más similares entre sí que con aquellos que habían obtenido puntuaciones más bajas; y que la mitad de la variación en las puntuaciones en los test de inteligencia entre los individuos podían ser atribuida a la variación genética.

Los resultados sugieren que la inteligencia humana es altamente poligénica, con cientos o incluso miles de genes que pueden contribuir a las variaciones observadas en los niveles de inteligencia en la población. Para conseguir identificar loci individuales, los futuros estudios necesitarán tamaños muestrales superiores a los 3.500 individuos utilizados aquí, analizar muchos más SNPs para conseguir abarcar la totalidad del genoma con más fiabilidad –teniendo en cuenta los datos de Desequilibrio de Ligamiento- y utilizar más poblaciones –no sólo Reino Unido y Noruega-.

Referencias
Davies, G., et. al, "Genome-wide association studies establish that human intelligence is highly heritable and polygenic," Molecular Psychiatry, doi: 10.1038/mp.2011.85, 2011.