La vida después de la menopausia no tiene sentido desde el punto de vista evolutivo. Si ya no eres fértil, no tiene sentido vivir -puesto que el único objetivo de la vida, desde el punto de vista biológico, es la reproducción. Vivir más allá de la reproducción sería un coste para la población fértil -hay más individuos para competir por espacio y alimentos- que nunca ocurre en la naturaleza.

Una explicación elegante, parsimoniosa y con sentido evolutivo es que la longevidad postmenopáusica surgió en nuestro linaje evolutivo porque aportaba ventaja reproductiva para las hijas de estas hembras longevas. Es la llamada "hipótesis de la abuela". Esta teoría defiende que la longevidad postmenopausica de las hembras permite el cuidado de los nietos, lo que mejora la calidad de vida de sus hijas y aumenta la posibilidad de que estas tengan nuevos descendientes.

Pues bien, esto que hasta ahora era solo una hipótesis, ha sido probado experimentalemnte Kristen Hawkes del departamento de Antropología de la Universidad de Utah, desarrollando un modelo matemático de una población de simios. Los resultados encontrados mostraron que, en efecto, el cuidado de la descendencia por parte de las abuelas disminuía el intervalo en el que las hembras tenían su segundo hijo y aumentaba la esperanza de vida de este y del primero (Fig1).

Figura 1. Comparación del output reproductivo de las hembras del modelo con cuidado de las abuelas (with), y sin cuidado de las abuelas (without).

Pero además se encontró que se producía un aumento general de la esperanza de vida en la población desde un rango que oscilaba en torno a los 35 años -que es normal para un simio- a una edad de 60 -que es una edad más propia de un ser humano (Figura 2). Este aumento en la esperanza de vida poblacional gracias al cuidado de las abuelas, se debe a que la madres con una longevidad alta se convertirán en abuelas, permitirán a sus hijas que heredaron su longevidad tener más descendientes, que a su vez también heredarán su longevidad, y así continuamente y a lo largo de las generaciones, la población se irá llenando de individuos cada vez más longevos.

Figura 2. Evolución de la esperanza de vida a lo largo de las generaciones y los años en tres poblaciones diferentes una vez introducido el cuidado por las abuelas. Las tres poblaciones difieren en valores correspondientes a la entrada de nuevos machos en la población.

Referencias:

Kim, P., Coxworth, J., & Hawkes, K. (2013). Increased longevity evolves from grandmothering Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences DOI: 10.1098/rspb.2012.1751

Julio Rodríguez
Julio Rodríguez

Científico, biólogo, doctor en medicina molecular, psicólogo, escritor y divulgador. Diagnóstico genético en Fundación Pública Galega de Medicina Xenómica (FPGMX). Investigador en genética de trastornos psiquiátricos en la Fundación Instituto de Investigación Sanitaria (FIDIS) y la Universidad de Santiago de Compostela (USC). Trabajé un tiempo en la Universidad de Oxford y en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de Madrid. (Perfil científico)

Divulgo ciencia en @radioclasica @rne @RadioGalega y @radiocarbasSER

Prevenir el narcisismo y Lo que dice la ciencia sobre educación y crianza son mis libros de divulgación.

Puedes contactar conmigo a través de mis redes sociales. Estaré encantado de responderte.

Facebook "La bitácora del Beagle"

Instagram

 

Sobre este blog

Debemos dejar sitio para la duda o no habrá progreso ni aprendizaje.
—Richard Feynman

Ver todos los artículos