La capacidad humana para digerir la lactosa, el azúcar de la leche, después de la infancia se extendió por Europa Central en solo unos pocos miles de años. Esta es la conclusión a la que llegó un equipo de investigación internacional liderado por la Universidad Johannes Gutenberg de Mainz (JGU). Los científicos analizaron material genético de los huesos de individuos que habían caído en un conflicto bélico alrededor del 1200 a.C., en las orillas del río Tollense, actual estado alemán de Mecklemburgo-Pomerania Occidental.

Los científicos encontraron que solo alrededor de uno de cada ocho de los supuestos guerreros tenían una variante genética que les permitía hidrolizar la lactosa en la leche. "De la población actual que vive en esta misma área, alrededor del 90 por ciento tiene esta persistencia de lactasa", explicó el genetista de poblaciones profesor Joachim Burger de JGU, autor principal del estudio. "Esta es una gran diferencia si se considera que habrá unas 120 generaciones humanas entre entonces y hoy".

"La única manera de explicar esta diferencia entre estas personas de la Edad de Bronce y las de hoy es una selección natural muy fuerte", enfatizó el biólogo profesor Daniel Wegmann de la Universidad de Friburgo en Suiza, quien también jugó un papel destacado en el estudio. "Llegamos a la conclusión de que durante los últimos 3 000 años, los individuos con persistencia de la lactasa tuvieron más hijos y, además, esos niños tuvieron mejores posibilidades de supervivencia que aquellos sin este rasgo". Los investigadores calculan una ventaja selectiva notable: "En cada generación, los individuos persistentes en lactasa tuvieron un seis por ciento más de probabilidades de sobrevivir hasta la edad reproductiva que los individuos no persistentes en lactasa", agregó el profesor Joachim Burger.

En 2007, Burger y su equipo establecieron que casi ninguno de los primeros agricultores sedentarios de Europa tenía persistencia de lactasa. "Es asombroso que en el momento de la batalla en el Tollense, más de 4 000 años después de la introducción de la agricultura en Europa, la persistencia de la lactasa en los adultos todavía fuera tan rara", dijo Burger. Sin embargo, todavía no hay una respuesta definitiva a la pregunta: ¿Por qué la capacidad de digerir el azúcar de la leche después de la infancia proporcionó una ventaja evolutiva tan grande? "Dado que la leche es una bebida de alto contenido energético y relativamente no contaminada, su ingestión puede haber proporcionado mayores posibilidades de supervivencia durante la escasez de alimentos o cuando el suministro de agua potable estaba contaminado. Este efecto resultó ser muy importante, sobre todo, durante la primera infancia, en los años inmediatamente posteriores al destete donde la mortalidad infantil solía ser muy alta.

La batalla en el valle de Tollense se considera la más antigua conocida de Europa. Los restos se descubrieron allí por primera vez en la década de 1990. Desde hace más de diez años, los arqueólogos han buscado sistemáticamente una sección de un kilómetro a lo largo del río. Hasta el momento, se han descubierto los huesos de más de 100 individuos, muchos de ellos con signos de un combate violento. Muchos todavía contienen puntas de flecha, mientras que algunos cráneos parecen haber sido aplastados por objetos contundentes. Se estima que varios miles de hombres han estado involucrados en el conflicto, algunos de los cuales pueden haber estado a caballo.

Refencias

Low Prevalence of Lactase Persistence in Bronze Age Europe Indicates Ongoing Strong Selection over the Last 3,000 YearsCurrent Biology, 2020; DOI: 10.1016/j.cub.2020.08.033
Julio Rodríguez
Julio Rodríguez

Científico, biólogo, doctor en medicina molecular, psicólogo, escritor y divulgador. Diagnóstico genético en Fundación Pública Galega de Medicina Xenómica (FPGMX). Investigador en genética de trastornos psiquiátricos en la Fundación Instituto de Investigación Sanitaria (FIDIS) y la Universidad de Santiago de Compostela (USC). Trabajé un tiempo en la Universidad de Oxford y en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de Madrid. (Perfil científico)

Divulgo ciencia en @radioclasica @rne @RadioGalega y @radiocarbasSER

Prevenir el narcisismo y Lo que dice la ciencia sobre educación y crianza son mis libros de divulgación.

Puedes contactar conmigo a través de mis redes sociales. Estaré encantado de responderte.

Facebook "La bitácora del Beagle"

Instagram

 

Sobre este blog

Debemos dejar sitio para la duda o no habrá progreso ni aprendizaje.
—Richard Feynman

Ver todos los artículos