Es un hecho que para conseguir la excelencia en cualquier habilidad, hay que invertir muchas horas de práctica. Además, forma parte de la sabiduría popular que el hecho de haber empezado a una edad temprana a hacer lo que sea, siempre te da una ventaja.

La música no es una excepción. De hecho, es uno de los campos en los que este tipo de discusiones han suscitado mayor debate. ¿Existe un periodo en el desarrollo temprano de la vida en el que el cerebro es especialmente receptivo al entrenamiento musical? Mucha gente considera que sí. Y no van desencaminados, aunque no es la historia completa.

La gran mayoría -por no decir la totalidad- de los grandes músicos comienza su formación musical a edad muy temprana, y es por esto que la creencia general es que la edad temprana marca la posibilidad de llegar a alcanzar el dominio y la maestría musical, y que si no se empieza en la niñez, es imposible conseguirlo.

Se basan en el hecho de que a una edad temprana, el cerebro aún está en fase de neurodesarrollo, y en este periodo el efecto de determinadas experiencias es especialmente potente, lo que resultaría en la remodelación de los circuitos neuronales con efectos duraderos para el desempeño más adelante en la vida. Todo esto es cierto, pero, ¿por qué se produce ese inicio temprano? ¿por qué, aunque muchos niños inicien temprano la práctica musical, solo unos pocos continúan haciéndolo durante toda su vida, con pasión y sin importarles las horas invertidas? En una nueva investigación publicada en la revista Psychological Science, pretenden dar con la respuesta.

Wesseldijk y sus colegas reclutaron a 310 músicos profesionales de diversas instituciones musicales suecas y datos del proyecto "Estudio de adultos gemelos: genes y medio ambiente (STAGE)". Los participantes de ambos estudios fueron evaluados en aptitud y rendimiento musical, respondieron una serie de preguntas que evaluaban la frecuencia con la que practicaban y la edad de inicio de la formación musical. Entre los datos de STAGE se encontraba la información genética de sus participantes.

Tal y como esperaban, los resultados demostraron que un inicio temprano en la práctica musical se correlacionaba con la aptitud musical -la capacidad de realizar adecuadamente una determinada actividad- en la edad adulta, y lo que marcaba la diferencia en el nivel de ejecución era la cantidad de horas invertidas a lo largo de la vida. Pero ¿por qué unas personas, a igualdad de oportunidades y factores socioeconómicos, invierten más horas que otras? Al analizar los datos genéticos de los participantes, y sobre todo al comparar los resultados obtenidos en gemelos, los autores demostraron que lo que tenía más peso a la hora de definir la habilidad musical no era la edad de inicio, sino los factores genéticos.

Esto no indica que no sea importante empezar de pequeños y dedicarle muchas horas de práctica, eso es esencial, si no, no se consigue nada por mucha genética favorable que se tenga. Lo que implica es que, a igualdad todos los otros factores, lo que marca la diferencia es la genética; y además, que son precisamente estos factores genéticos los que hacen que un determinado niño muestre interés, gusto y pasión por la música, lo que por una parte aumenta la probabilidad de un inicio temprano, y por otra, y quizá la más importante, hacen que persista en su práctica sin abandonar. Ello, a la postre, significa que invertirá muchas horas en la música, que es lo que finalmente le llevará a conseguir ese nivel de excelencia y maestría tan difícil de alcanzar.

Referencia: Wesseldijk, L.W., Mosing, M.A., and Ullén, F. (2020). Why is an early start of training related to musical skills in adulthood? A genetically informative study. Psychological Science. Advance online publication.

Julio Rodríguez
Julio Rodríguez

Científico, biólogo, doctor en medicina molecular, psicólogo, escritor y divulgador. Diagnóstico genético en Fundación Pública Galega de Medicina Xenómica (FPGMX)

Trabajé investigando la genética de trastornos psiquiátricos en la Fundación Instituto de Investigación Sanitaria (FIDIS) y la Universidad de Santiago de Compostela (USC). También un tiempo en la Universidad de Oxford y en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de Madrid. (Perfil científico)

Divulgo ciencia en @radioclasica @rne @RadioGalega y @radiocarbasSER

Si quieres recibir en exclusiva lo que escribo, además de apoyar mi labor divulgativa, puedes hacerlo a través de Patreon

He publicado dos libros: Prevenir el narcisismo y Lo que dice la ciencia sobre educación y crianza son mis libros de divulgación.

Facebook "La bitácora del Beagle"

Instagram

 

Sobre este blog

Debemos dejar sitio para la duda o no habrá progreso ni aprendizaje.
—Richard Feynman

Ver todos los artículos