El criterio para que la OMS declare un país libre de Ébola es cuando transcurren 42 días seguidos desde el último caso superado, esto es el doble del periodo máximo de incubación del Ébola que es de 21 días. Si no se produce ningún nuevo contagio, el próximo día 2 de diciembre, por fin, España será declarada libre de Ébola.

Ahora que ya se han tranquilizado los medios de comunicación y que ha disminuido la histeria colectiva, es conveniente una reflexión sosegada y sin alarmismos sobre el tema y pensar algunas preguntas que siguen pendientes.

¿Cuántos filovirus hay ahí fuera?

Los miembros de la familia de los Filovirus incluye tres géneros: virus Ébola (con las cuatro especies Zaire, Reston, Sudan, Bundibugyo y Tai Forest), virus Marburg y Cuevavirus, con una única especie virus Lloviu, descrito en la cueva de Lloviu (Asturias, España) en el año 2011 (para más información puedes ver Encuentran el primer Filovirus en España).

No sabemos a ciencia cierta cuál es el reservorio natural del virus, pero los datos apuntan a los murciélagos. Se han aislado de otros animales, pero no sabemos si hay otros reservorios. De todas formas, si tenemos en cuenta que existen más de 1.200 especies de murciélagos distintos, que representan el 20 % de todos los mamíferos (solo los roedores les superan), y que algunas colonias de murciélagos pueden estar formadas por millones de individuos, la probabilidad de que existan en la naturaleza nuevos tipos de filovirus diferentes es muy alta. No podemos descartar por tanto que en el futuro se encuentren nuevos filovirus como el Ébola.

 Virus Ébola

¿Por qué el virus ébola Reston no es patógeno para el hombre?

En 2008 se descubrió un brote de virus Reston en cerdos en Filipinas, una especie que ya se había descrito en 1989 en EE.UU. en monos importados desde ese país. El mismo virus ha sido descrito en granjas de cerdos en China en 2012. Hasta el momento, no ha habido casos de enfermedades en humanos por este virus. El virus se transmite de animales a personas, porque las personas en contacto con animales infectados desarrollan anticuerpos, pero no enferman. No sabemos por qué esta especie de Ébola no es patógena para el hombre.

¿Pueden los cerdos actuar como reservorio donde se recombinen distintas especies del virus Ébola?

En 2011 se confirmó que los cerdos también puede ser infectados por el ébola Zaire. En el caso de la gripe, sabemos que los cerdos pueden ser infectados por virus de la gripe humanos y de aves y actúan como auténticos "tubos de ensayo" en los que se mezclan y recombinan los distintos virus de la gripe y aparecen nuevas cepas que pueden ser pandémicas. La duda que existe es si algo parecido podría ocurrir en los cerdos con las distintas especies de virus Ébola, que aunque no es un virus con genoma segmentado, podrían recombinarse y producir nuevas versiones del virus.

¿Por qué algunas personas se curan de forma espontánea?

La tasa de muerte en algunos brote de Ébola ha sido de hasta el 90 %. Sólo algunos pocos virus como la rabia pueden llegar a esas tasas tan altas. Parece ser que semejante letalidad es debida a que el virus inactiva las células del sistema inmunitario innato, la primera línea de defensa y causa lo que se denomina una tormenta de citoquinas. Además el virus ataca otros tejidos, como el bazo, los riñones, el hígado y los pulmones. Destruye las células que se encargan de regular el balance químico y de fluidos del cuerpo. El detalle de por qué hace todo esto el virus no lo sabemos. Pero hay algunas personas que sobreviven al virus y su sistema inmunitario es capaz de vencerlo. Si supiéramos cómo esto es posible, podríamos desarrollar alguna vacuna eficaz.

¿Cuántas personas hay expuestas al virus pero que no han enfermado?

En 2010 se comprobó que hasta un 20 % de la población de algunas áreas de Gabón eran portadoras de anticuerpos contra el virus ébola Zaire, lo que indica que habían estado expuestas al virus, pero nunca habían estado enfermas. No se puede descartar que en realidad este estudio haya detectado anticuerpos frente a otro virus similar al Ébola, pero no sabemos cuántas personas sanas han podido estar expuestas al virus y no han enfermado. Si se confirman estos datos, se demostraría que la letalidad del virus es menor de lo que se piensa.

¿Puede mutar el virus y hacerse más peligroso?

Con los virus es muy difícil predecir qué va a ocurrir. En un reciente estudio en el que han secuenciado el genoma de 99 virus aislados en el presente brote en África, se han detectado más de 300 mutaciones distintas respecto de aislamientos de hace diez años, aunque no sabemos si esas mutaciones han alterado de forma significativa alguna propiedad importante del virus. Sin embargo, lo más probable es que la capacidad de variación del Ébola no llegue a ser tan alta como la del virus de la gripe (con varios fragmentos de ARN que pueden recombinar y mezclarse entre sí) o el VIH (un virus diploide y cuya replicación incluye un paso de retrotranscripción). No obstante, al ser el Ébola un virus con genoma ARN su capacidad de mutación y variación es evidente. Lo que no podemos predecir es si con el tiempo el virus se hará más virulento o por el contrario se adaptará más a nosotros y disminuirá su virulencia.

Las vacunas que se están ensayando y los anticuerpos como el ZMapp, ¿serán efectivos contra cualquier especie de Ébola?

Las vacunas y los anticuerpos monoclonales que se están ensayando han sido preparados contra la especie ébola Zaire, la más virulenta. Hasta el momento han sido efectivos en ensayos con animales. No sabemos, sin embargo, si esos tratamientos serán igual de eficaces contra otras especies como ébola Sudan o contra las infecciones por el filovirus Marburg.

¿Puede el Ébola acabar siendo una infección endémica en África?

Parece que cada vez los brotes de Ébola son menos esporádicos en África. Cada vez son más frecuentes, en sitios cada vez más dispersos y alejados entre sí y que afectan a un mayor número de personas. Cada vez hay ciudades más pobladas en África, con mejores comunicaciones que favorecen la movilidad y la dispersión. No se puede descartar, por tanto, que quizá con el tiempo la infección por Ébola acabe siendo endémica.

De lo que no cabe duda es de que es necesaria más investigación y que trabajar con este tipo de virus es muy difícil. Se necesitan laboratorios de alta bioseguridad y personal muy especializado. Todo un reto que solo la colaboración internacional es capaz de abordar.

The Ebola questions. Check Hayden E. Nature. 2014. 514 (7524): 554-557. doi: 10.1038/514554a. 

Artículos relacionados

Lee también en SciLogs

Ignacio López-Goñi
Ignacio López-Goñi

Catedrático de Microbiología de la Universidad de Navarra. Su investigación se centra en la brucelosis, una enfermedad infecciosa que afecta tanto a los animales como al ser humano. Ha trabajado en la caracterización genética de factores de virulencia, el desarrollo de nuevas vacunas y de nuevos métodos moleculares para la detección de bacterias patógenas.

Blog: microBIO

Sobre este blog

Microbios: virus, bacterias, levaduras, protozoos,... todo un asombroso mundo invisible que influye en nuestra vida, nuestra salud y la del planeta.

Ver todos los artículos (45)