No sabemos. En ciencia no hay riesgo cero. Hasta ahora el Zika era un virus al que le habíamos prestado muy poca atención. Todavía hay muchas preguntas para las que no tenemos respuesta, pero algo sí se sabe.

1. El Zika no es una enfermedad grave

En la mayoría de los casos la infección por el virus Zika es leve. El 75-80 % de los infectados no presentan ni siquiera síntomas, ni te enteras de que has sido infectado. En el resto, los síntomas aparecen entre 2-10 días después de la infección y suelen ser fiebre moderada, sarpullido o erupciones cutáneas, conjuntivitis, inflamación de los ojos y sensibilidad a la luz, dolor muscular, cansancio,... Son síntomas que muy bien los puedes confundir con el dengue o el chikungunya: unas "fiebres tropicales" leves. De hecho es muy probable que durante muchos años el Zika haya pasado desapercibido por ser diagnosticado como un dengue leve. En unos pocos días los síntomas desaparecen por sí solos y no deja secuelas. La enfermedad muy raramente es mortal. Eso sí, no hay tratamiento ni vacunas específicas,... de momento.

2. El mosquito es la principal vía de transmisión del Zika

El Zika es un arbovirus (arthropod borne virus): un virus que se transmite por artrópodos. El vector principal es el mosquito Aedes aegypti. Este mosquito es la "autopista" por la que se transmite el virus. También se han descrito otras especies de Aedes, como Aedes albopictus (el famoso mosquito tigre), que pueden trasmitir el virus, pero no sabemos si es tan efectivo como el Aedes aegypti. El Zika se trasmite, por tanto, por los mismos mosquitos que el dengue, la fiebre amarilla y el chikungunya. No se sabe todavía si existe algún reservorio animal del virus o si el hombre es el único huésped. El virus se ha detectado en sangre y semen de algunas personas infectadas, por lo que puede transmitirse por vía sanguínea (transfusiones) y vía sexual (véase más adelante el punto 6).

3. El Zika puede causar microcefalia en el feto durante el embarazo

El virus Zika se ha detectado en el líquido amniótico, puede atravesar la placenta e infectar el feto, se ha detectado en tejido cerebral fetal, es preferentemente neurotrópico y afecta a las células neuronales en desarrollo. El virus Zika, por tanto, puede causar microcefalia en el feto en mujeres infectadas por el virus, preferentemente durante los primeros meses del embarazo.

La microcefalia ocurre cuando la cabeza del bebé es mucho más pequeña de lo esperado. Se desconocen las causas de la microcefalia en la mayoría de los bebés. En algunos casos tiene una causa genética. No es sorprende que un virus cause microcefalia, de hecho algunas otras infecciones como la rubéola, toxoplasmosis, citomegalovirus, herpes simple, sífilis, VIH,... durante los primeros meses de embarazo también pueden ser la causa de la microcefalia. También puede estar relacionada con la desnutrición grave o la exposición a sustancias dañinas durante el embarazo (alcohol, ciertos medicamentos, drogas, sustancias químicas tóxicas).

La microcefalia puede ser una afección aislada que ocurre sin otros defectos graves y que el niño tenga un desarrollo más o menos normal, o puede presentarse en combinación con otros defectos congénitos graves. Estos problemas pueden variar desde leves hasta muy graves, y con frecuencia duran toda la vida. En algunos casos estos problemas pueden poner en peligro la vida y se producen abortos espontáneos. La microcefalia no es una enfermedad común: se estiman unos 2 casos por cada 10.000 bebés nacidos vivos. No existe una cura ni un tratamiento específico.

Por eso, se recomienda a las mujeres embarazadas o que piensan estar embarazadas en los próximos meses no viajar a las zonas donde el Zika es autóctono.

4. El Zika también está relacionado con el síndrome de Guillain-Barré

Varios países han anunciado un aumento en la incidencia del síndrome de Guillain-Barré al mismo tiempo que la epidemia del Zika. En el brote de Zika en la Polinesia Francesa en 2013 también se describieron casos de dicho síndrome durante la epidemia. El síndrome de Guillain-Barré es un trastorno neurológico autoinmune muy poco frecuente: se calcula entre 0,4 y 4 casos al año por cada 100.000 personas, es más frecuente en personas mayores de 30 años.

Se caracteriza porque el sistema inmune ataca a la mielina, la capa aislante que recubre los nervios, se dañan las neuronas y causa debilidad muscular y a veces parálisis. Los síntomas duran algunas semanas y la mayoría de las personas (80 %) se recuperan totalmente. Sin embargo, algunas padecen daños del sistema nervioso a largo plazo. En casos muy raros (4 %), hay personas que han muerto por este síndrome, generalmente por presentar dificultad para respirar.

Existen muchas causas del síndrome de Guillain-Barré. Alrededor de dos tercios de las personas que presentan síntomas ha sido varios días o semanas después de haber presentado diarrea o una enfermedad respiratoria. La infección por la bacteria Campylobacter jejuni es uno de los factores de riesgo más comunes. También se ha descrito después de haber tenido gripe u otras infecciones, como citomegalovirus, Epstein-Barr o VIH.

5. El dengue puede agravar los síntomas del Zika

En Latinoamérica es frecuente que las personas hayan tenido una infección previa de dengue antes de ser infectados por el virus Zika o que existen infecciones por ambos virus al mismo tiempo. Ambos virus están relacionados y comparten una proteína en común, la glicoproteína de la envoltura. Se ha demostrado que los anticuerpos anti-dengue se unen a la glicoproteína de la envoltura del virus Zika (dan reacción cruzada) y, en vez de neutralizar el virus y bloquear la infección, lo que hacen es facilitar la infección por el Zika unas 100 veces más.

Esto sugiere que la infección por el Zika en individuos que hayan tenido previamente una infección por dengue puede tener unas manifestaciones clínicas mucho más severas. Quizá las complicaciones neurológicas y los defectos en los fetos relacionados con la infección por el virus Zika pueden tener relación con haber sido infectado previamente de dengue. Quizás esto puede explicar por qué la extensión del Zika en Latinoamérica está siendo más explosiva que lo ocurrido anteriormente en África, o por qué la susceptibilidad de las personas ahora parece mayor. Es probable que en zonas donde el dengue es endémico, el Zika se transmita más fácilmente y persista más entre la población.

6. El Zika puede transmitirse por vía sexual

Como hemos dicho, el mosquito es la "autopista" por la que viaja el virus Zika, y los mosquitos son los responsables de la gran extensión de la enfermedad. Sin embargo, parece que el virus puede de vez en cuando "tomar un atajo", y transmitirse por vía sexual. Así se explican los casos aislados que ha habido de personas que han vuelto de un viaje a Latinoamérica infectados por el virus y lo han transmitido a su pareja por vía sexual en zonas donde no está el mosquito transmisor.

Lo que sabemos es que el virus Zika se puede aislar del semen y que un hombre con Zika y con síntomas puede transmitir el virus a su pareja. Pero todavía NO se sabe cuánto tiempo dura el virus activo en el semen, NO sabemos si un hombre con Zika pero que nunca ha manifestado síntomas tiene el virus en el semen y lo puede contagiar vía sexual, y NO sabemos si una mujer con Zika puede transmitir el virus vía sexual.

Por eso las recomendaciones de la OMS y del CDC de retrasar las relaciones sexuales, evitar o retrasar los embarazos durante un periodo de tiempo después de haber estado en un país donde haya transmisión autóctona del virus Zika.

8. La incidencia del Zika está disminuyendo en Latinoamérica

Los datos de PAHO/WHO sugieren que la incidencia del Zika está disminuyendo en muchos países de Latinoamérica.

 Evolución del Zika en Brasil

 

Evolución del Zika en Colombia

Parece ser que la incidencia del Zika es estacional, como ocurre con el dengue y el chikungunya, lo que tiene su sentido si tenemos en cuenta que la presencia del vector también es estacional. Ahora ha comenzado el invierno en Brasil, por lo que se espera también que la población del mosquito vector disminuya: menos mosquito, menos Zika.

9. La probabilidad de que haya Zika autóctono en Europa es muy baja

La probabilidad de que el Zika llegue a ser autóctono en Europa es pequeña, pero no imposible. El principal vector del virus es el mosquito Aedes aegypti y este tipo de mosquitos no se encuentran en Europa, solo se ha detectado en la zona del mar muerto, en Rusia y Georgia. Pero el Zika también puede transmitirse por el mosquito tigre Aedes albopictus. De hecho, sabemos que el virus chikungunya sufrió una mutación en su envoltura lo que le permitió multiplicarse también en Aedes albopictus, y esta adaptación del virus al mosquito tigre ha contribuido a su rápida extensión.

El mosquito Aedes albopictus sí que está en Europa y se encuentra en prácticamente toda la costa mediterránea desde Grecia hasta España. No se puede descartar por tanto que este verano haya algún caso autóctono de Zika en Europa. Pero la existencia del vector es requisito necesario pero no suficiente. Dependerá de muchos factores: del número de personas infectadas, de que infectados y mosquitos coincidan en el espacio y en el tiempo, de factores climáticos como la temperatura y la humedad que pueden afectar al ciclo biológico del mosquito, de la susceptibilidad de las personas (no sabemos si los europeos somos más susceptibles o resistentes al virus), etc.

Como ya hemos repetido, el mosquito Aedes albopictus también transmite el dengue y el chikungunya, y de hecho ha habido algunos casos autóctonos de chikungunya en Italia (2007) y en Francia (2010) y de dengue en Madeira, Croacia, Francia y Grecia (2010). Sin embargo, estos virus no se han extendido de la misma forma que en América y Asia. Por lo tanto, no podemos descartar que pueda haber casos autóctonos de infección por virus Zika en Europa en los próximos meses, pero si lo comparamos con lo que ya ha ocurrido con el dengue y el chikungunya (millones de casos en América (unos pocos cientos en diez años en Europa) es muy probable que el Zika no adquiera las mismas proporciones que en América.

10. Es más probable que en Brasil agarres una infección gastrointestinal que el Zika

Como se ve en la siguiente figura, la incidencia del dengue y del chikungunya en Brasil es mayor que la del Zika.

 Dengue, chikungunya y Zika

Lo mismo ocurre con la fiebre amarilla y la malaria o paludismo. En el pasado mundial de fútbol de 2014 en Brasil hubo también una epidemia de dengue y muy pocos visitantes se infectaron de dengue. Sin embargo, hubo cerca de un 30 % de casos de gastroenteritis.

Por eso, es más probable que el viajero se infecte de cualquiera de estos otros patógenos que del Zika.

Conclusión: Vivimos en un mundo globalizado y hay que asumir las consecuencias que esto tiene. Desde gripe aviar en China, MERS en Oriente Medio, fiebre amarilla y malaria en África, Zika en Brasil o... terrorismo en los aeropuertos y metros europeos. La decisión de ir o no a las Olimpiadas debe ser personal, pero no se puede exigir a la ciencia que asegure la salud de nadie.

Recomendaciones básicas

SIEMPRE CONSULTA CON TU MÉDICO

Si estás embarazada y tienes previsto estarlo la recomendación es no viajar. Si tienes alguna enfermedad autoinmune o enfermedad crónica severa, valora con tu médico la decisión.

Antes de viajar:

- Revisa y actualiza tu estado vacunal (especialmente sarampión/rubéola/parotiditis).

- Según la zona a la que viajes, valora la administración de vacunas contra la malaria o paludismo, fiebre amarilla, hepatitis A,...

Durante el viaje:

- Sigue las recomendaciones de seguridad para el consumo de agua y alimentos.

- Evita comportamientos sexuales de riesgo.

- Evita las picaduras de mosquitos y usa repelentes de insectos.

- En las zonas rurales en Brasil también hay casos de rabia, evita el contacto con animales.

Después del viaje:

- Si has tenido necesidad de asistencia médica, informa a tu médico al volver. Habrá que valorar si has sido infectado por una bacteria resistente a los antibióticos.

- Si tienes síntomas compatibles con la enfermedad del Zika, dengue, chikungunya o malaria, informa a tu médico.

- Para evitar la transmisión local, sigue con las recomendaciones para evitar las picaduras de mosquitos

- Ten en cuenta las recomendaciones relativas a la posible transmisión del Zika por vía sexual.

Lecturas recomendadas

Recomendaciones de vacunación y medidas de prevención para los viajeros que se dirijan a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos en Río de Janeiro (Brasil) en agosto y septiembre de 2016 (Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Gobierno de España)

Potential risks to public health related to communicable diseases at the Olympics and Paralympics Games in Rio de Janeiro, Brazil 2016 (ECDC) 

Directrices provisionales para la prevención del contagio del virus del Zika por transmisión sexual (CDC)

Artículos relacionados

Lee también en SciLogs

Ignacio López-Goñi
Ignacio López-Goñi

Catedrático de Microbiología de la Universidad de Navarra. Su investigación se centra en la brucelosis, una enfermedad infecciosa que afecta tanto a los animales como al ser humano. Ha trabajado en la caracterización genética de factores de virulencia, el desarrollo de nuevas vacunas y de nuevos métodos moleculares para la detección de bacterias patógenas.

Blog: microBIO

Sobre este blog

Microbios: virus, bacterias, levaduras, protozoos,... todo un asombroso mundo invisible que influye en nuestra vida, nuestra salud y la del planeta.

Ver todos los artículos (45)